Tecnología e Investigación El lanzamiento del nuevo robot se llevará a cabo en la Clínica Imema

España, elegida por Restoration Robotics para implantar en Europa sus robots de trasplante capilar

— Madrid 13 Abr, 2015 - 5:25 pm

La multinacional estadounidense Restoration Robotics, fabricante del robot Artas de trasplante capilar, ha elegido España para lanzar en Europa la segunda generación de robots que mejora la obtención de las unidades foliculares, añade la previsualización de los resultados que se van a obtener, reduce el tiempo de trasplante, incrementa la precisión de las incisiones y mejora los resultados y la experiencia del paciente, según aseguran desde la compañía.

El lanzamiento del nuevo robot se realizará en la Clínica Imema de trasplantes de pelo con robot. El director de Imema, el doctor Eduardo López Bran, destacó las mejoras que esta nueva generación de robots incorpora a la cirugía capilar antes, durante y después de la intervención, y afirmó que “permiten realizar trasplantes de pelo no agresivos, sin cicatrices y con resultados naturales y definitivos”.

Además, según sus fabricantes, esta versión mejora el procedimiento de trasplante capilar incrementando las revoluciones de la extracción de las unidades foliculares que pasan de 800 a 3.000, con lo que se consiguen mejores unidades y una cicatrización más rápida. Esta segunda generación de robots incorpora además la posibilidad de seleccionar automáticamente las unidades foliculares en función del número de pelos que tienen. De este modo, se seleccionan sólo las unidades foliculares que tienen dos o más cabellos, consiguiendo un mayor número de cabellos, con un menor número de incisiones y un mejor resultado estético.

En este momento, dos de los tres pasos del trasplante (la extracción del folículo y la realización de las incisiones para la implantación), las realiza el robot de manera más rápida y precisa, con lo que se reduce el tiempo de intervención y se mejora el resultado final. El tercer paso, la implantación del folículo, todavía debe de ser realizado manualmente por un equipo experto, aunque Restoration Robotics asegura estar trabajando ya en la tercera generación de robots que también llevarán a cabo esta tarea.