Política y Sociedad a partir de 127 donantes, según los datos actualizados del la ONT

España ha efectuado casi 300 trasplantes de órganos desde el inicio de la crisis de la Covid-19

— Madrid 21 May, 2020 - 5:18 pm

El Ministerio de Sanidad ha comunicado este miércoles, 21 de mayo, que España efectuó 274 trasplantes de órganos a partir de 127 donantes desde el inicio de la crisis sanitaria causada por el nuevo coronavirus, pese a “las enormes dificultades” que supuso el pico de la pandemia.

Para retomar “el excelente ritmo” de actividad previo, al tiempo que se continúa garantizando la seguridad de los pacientes, la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), junto con los Gobiernos de las comunidades autónomas, puso en marcha un Plan Post-Covid, para reactivar un programa que, como otras actividades, se vio muy afectado durante esta crisis.

Según datos de la ONT, hasta el pasado 12 de marzo, la actividad se mantenía en niveles muy elevados, con una media de 7,2 donantes y 16,1 trasplantes diarios, cifras incluso superiores a las del año pasado. Desde el 13 de ese mes y hasta el 19 de mayo, se realizaron 274 trasplantes a partir de 127 donantes, lo que corresponde a una media de 1,9 donantes y cuatro trasplantes por día. En total, se llevaron a cabo 148 trasplantes renales, 77 hepáticos, 34 cardíacos, 11 pulmonares, tres de páncreas-riñón y uno de hígado-riñón.

Dos son los motivos interrelacionados que explican el descenso de la actividad en los peores momentos de la crisis. El primero, la sobrecarga del sistema sanitario y de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), que se volcaron en la atención a los pacientes con la Covid-19. Y el segundo motivo está relacionado con la seguridad. Los pacientes trasplantados reciben terapia inmunosupresora para evitar el rechazo del órgano trasplantado, lo que les convierte en vulnerables a las infecciones en general y a la infección de la Covid-19 en particular.

En los momentos más críticos

En los momentos más críticos de la crisis sanitaria, el Ministerio de Sanidad explica que se priorizaron a los pacientes en urgencia cero o en situación clínica muy grave, para los que el trasplante no puede esperar, así como a pacientes difíciles de trasplantar por sus características inmunológicas o de tamaño (caso de aparecer un donante idóneo durante la crisis). En este último sentido, destaca el trasplante de 25 niños en lista de espera y de 30 pacientes en urgencia cero en las últimas 10 semanas.

El 23 de enero, la ONT emitió las primeras recomendaciones para garantizar la seguridad de la donación y el trasplante en relación con el nuevo coronavirus. Las recomendaciones se desarrollaron con las Coordinaciones Autonómicas de Trasplante y con el Grupo de Estudio de Infección en el Trasplante y el Huésped Inmunocomprometido (GESITRA-IC) de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC).

Desde entonces, estas recomendaciones se fueron actualizando a medida que se tuvo un mayor conocimiento sobre la infección de la Covid-19. Hasta la fecha, se desconoce el potencial de transmisión del virus mediante el trasplante.

Plan ‘post-Covid’

Además, la ONT y las Coordinaciones Autonómicas de Trasplante diseñaron un plan específico ‘post-Covid‘ para recuperar lo antes posible la actividad previa a la crisis sanitaria, con garantías de seguridad para los donantes vivos, los receptores de un trasplante y los profesionales sanitarios implicados en esta actividad, un plan que ya está dando sus primeros resultados.

En lo que respecta a la actividad de trasplantes de progenitores hematopoyéticos (médula ósea y sangre periférica), desde marzo y hasta el 15 de mayo, se realizaron 41 trasplantes de donantes no familiares, mientras que en el mismo
periodo del año anterior fueron 99.