Política y Sociedad Según un informe de la Comisión europea

España cae al décimo puesto en esperanza de vida “sin limitaciones importantes” para las mujeres

— Madrid 22 Nov, 2018 - 6:19 pm

El informe conjunto de la Comisión Europea y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ‘Health at a Glance: Europe (Panorama de la salud: Europa)’, correspondiente a 2018, ha mostrado que los españoles siguen siendo los más longevos de Europa, aunque en el indicador que mide la esperanza de vida sin limitaciones importantes, España cae al décimo puesto en el caso de las mujeres y al octavo, en el caso de los hombres.

Según este informe, el aumento constante de la esperanza de vida se ha ralentizado y persisten grandes diferencias entre los países y dentro de cada uno de ellos, en particular en lo que respecta a la exclusión de las personas con un bajo nivel de educación. Este informe se basa en análisis comparativos del estado de salud de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) y del funcionamiento de los sistemas sanitarios de los 28 Estados miembro, de cinco países candidatos y de tres países de la Asociación Europea de Libre Comercio.

España está a la cabeza de la UE en cuanto a esperanza de vida al nacer, 83,3 años, seguida de Italia, 83,2 años y Francia, 82,8. A pesar de que la esperanza de vida se ha ralentizado, de media, en la UE sigue creciendo tres meses cada año.

En cambio, si se presta atención a los datos sobre los años de vida en los que a partir de los 65 se vive sin limitaciones de actividad, las cosas cambian. Las españolas ocupan el puesto décimo entre los países de la UE, con 73 años, y los hombres ocupan el puesto octavo, con 75. Por tanto, en España, la longevidad sin limitaciones importantes terminaría de media a esas edades.

Causa de muerte y gasto sanitario

Por otro lado, la primera causa de mortalidad en la UE son las enfermedades cardiovasculares. España, junto con Francia, Portugal, Países Bajos y Bélgica, es parte del grupo de países con menores tasas de mortalidad por este tipo de enfermedades. En cuanto a Salud Mental, España está entre el grupo de los cinco países de la UE con mayor prevalencia de demencia, con 18,5 personas por cada 1.000 habitantes y con una previsión de 28 personas por cada millar en 2035.

Además, los datos de varios países en este documento Health at a Glance: Europe (Panorama de la salud: Europa)‘ sugieren que hasta un 20 por ciento del gasto sanitario podría reasignarse para un mejor uso. “Mediante una combinación de medidas políticas se podría optimizar el gasto garantizando una mayor eficiencia, por ejemplo, en la selección y cobertura o en la adquisición y fijación de precios de los productos farmacéuticos a través de la evaluación de las tecnologías sanitarias”, afirma la Comisión Europea.