Política y Sociedad curso informativo protagonizado por la OMC

España consolida su liderazgo europeo en terapias CAR-T académicas

España ha acreditado su liderazgo europeo en terapias avanzadas académicas, en concreto durante el seminario ‘Presente y futuro de las CAR-T Públicas‘, organizado por la Fundación Salud por Derecho y la Organización Médica Colegial (OMC).

Durante este encuentro virtual, además de conocer el carácter pionero de estas terapias avanzadas en los hospitales Clínic y Sant Joan de Déu de Barcelona, pudo saberse porqué países de referencia, como Alemania, van rezagados en este terreno respecto a España.

Serafín Romero

Por un acceso en igualdad

El presidente de la OMC, el doctor Serafín Romero, celebró poder hablar, por una vez, de un tema médico ajeno a la Covid-19, además de ser el asunto de las CAR-T un factor crucial en el debate sobre la sostenibilidad de la Sanidad en un contexto de una crisis sanitaria aún no resuelta y agravada por un muy difícil contexto socioeconómico.

Serafín Romero ve acertada la estrategia nacional de terapias avanzadas, impulsada, desde 2018, por el Ministerio de Sanidad, lo que da un carácter pionero a España en investigación académica, con el afán de facilitar un acceso igualitario a las terapias, a través de la transparencia y la eficiencia, dentro de un sistema sanitario que es un bien colectivo a cuidar y mejorar, como declaró.

Una revolución a compartir

Como recordó Romero, los nuevos tratamientos basados en inmunoterapia suponen una gran revolución en el abordaje de determinados tipos de cáncer, al tiempo que, dentro de esta nueva tecnología clínica, las terapias CAR-T son capaces de transformar las propias células del sistema inmunitario del paciente para que detecten y destruyan las células malignas.

Por eso, alaba el máximo representante de la OMC las acciones realizadas por los doctores invitados a este seminario y su fortaleza para no desfallecer ante las dificultades que conlleva su trabajo de vanguardia. Finalmente, y en otro aspecto, añadió que el profesionalismo médico obliga a los facultativos a ejercer la abogacía necesaria para que los tratamientos lleguen a todos los que los necesitan, sin dejar a nadie atrás.

Vanessa López

Frente a los monopolios

La directora ejecutiva de la Fundación Salud por Derecho, Vanessa López, expresó como objetivos de esta entidad, y de la citada reunión, avanzar en la sostenibilidad de la Sanidad Pública y buscar alternativas oficiales a las propuestas monopolísticas de los laboratorios.

En ese sentido, Vanessa López se felicita por el interés político prestado a las terapias CAR-T en España desde 2017. De esta forma, entre mediados de 2018 y de 2019, el país ya disponía de los tratamientos aprobados en el mundo, junto a los dos hospitales invitados a este evento, capaces de generar CAR-T académicas eficaces y a costes muy inferiores a las industriales.

Por ello, López invita a todos a conocer en profundidad el modelo de los dos hospitales mencionados de la ciudad condal, en contraste con la situación en Alemania, por citar solo un ejemplo de nuestro entorno europeo de referencia.

Patricia Lacruz

Prioridad ministerial

La directora general de Cartera General de Servicios del Sistema Nacional de Salud SNS y Farmacia, Patricia Lacruz, confirmó que la incorporación de estas nuevas terapias está llena de oportunidades a escala española, europea y global, además de afirmar que es imprescindible apostar por la I+D y la producción pública para garantizar terapias seguras, eficaces y accesibles para toda la población.

Resumió Patricia Lacruz los dos últimos años de medidas adoptadas dentro del sistema sanitario, a favor de los nuevos tratamientos, gracias a la colaboración de las Administraciones de las comunidades autónomas, las sociedades científicas y las plataformas de pacientes, desde una colaboración articulada en dos grupos de trabajo que supieron concretar los criterios para la designación de centros y para la generación de protocolos técnicos y clínicos.

De esta manera, la primera solicitud de tratamiento se llevó a cabo el 8 de marzo de 2019, momento tras el cual las solicitudes ascendieron a 345 hasta el pasado 31 de agosto, con evaluaciones tramitadas sin interrupción y plazos de respuesta de 24 horas para los casos graves.

De todas las citadas, 281 correspondieron a pacientes con linfoma difuso de células B grandes (DLBCL), 19 con linfoma primario mediastínico y 64 con diagnóstico de leucemia linfoblástica aguda (LLA), con una media mensual de 19 solicitudes recibidas en la cartera sanitaria del Gobierno y un 88 por ciento en sentido favorable, durante el primer año y medio de puesta en marcha del plan.

Lacruz habló de un modelo establecido el 4 de marzo de 2019, que obtuvo su respaldo en el Consejo Interterritorial del SNS, sobre los criterios, estándares y valoraciones del grupo de expertos, así como los flujos de derivación de pacientes desde los distintos territorios a los centros seleccionados, todo ello bajo criterio de eficiencia, seguridad y eficacia, como apostilló.

Centros escogidos

Esta representante ministerial se refirió a los 15 centros designados el 25 de abril del pasado año, ocho de ellos para linfoma, para leucemia en adultos, y tres para leucemias pediátricas, además de un centro de reserva y otro específico para las Islas Canarias, sin que se produjeran sobrecargas hasta la fecha.

Mientras, en mayo del mismo año pasado, se publicó el protocolo para la obtención de muestras y administración de medicamentos, con protocolo farmacológico, posteriormente, para el manejo de los efectos severos conocidos de los CAR-T, de lo que se llegó a la inclusión en la base de datos Valtermed, sistema de información corporativo del SNS para determinar el valor terapéutico en la práctica clínica real de los medicamentos, de las dos terapias comerciales actualmente disponibles, propiedad de las compañías farmacéuticas Novartis y Gilead.

Para impulsar la investigación pública en este terreno, Patricia Lacruz elogió su labor a los especialistas invitados, como exponentes principales del liderazgo español, en unión a las convocatorias de ayudas a la investigación independiente, lanzadas en estos años con una dotación de 39 millones de euros, desde el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), y cuyo destino es potenciar la alta complejidad de estas terapias avanzadas.

Dolores Fraga

Citó esta ponente, entre los últimos hitos en política farmacéutica, que en enero de 2019 se concretó la prestación la primera terapia avanzada, mientras que en el Consejo Interterritorial del SNS de octubre de 2020 se dio aprobación al documento para las autorizaciones de uso, con permiso de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y la Comisión Permanente de Farmacia, para la para fijación de precios y condiciones de suministro.

Todo ello con especial atención a las terapias avanzadas desarrolladas en el ámbito público, como académicas, en virtud del poder investigador de los profesionales del SNS, tal como refirió Lacruz, en aras de maximizar la investigación clínica independiente, con objeto de que alcancen formato comercial.

Ampliar las exenciones hospitalarias

La subdirectora de Calidad y Medicamentos del Ministerio de Sanidad, Dolores Fraga, tomó el relevo de Lacruz, que tuvo que ausentarse por razones de agenda. Así, considera oportuno avanzar en Europa en el campo de las exenciones hospitalarias a la vez que se potencia la investigación clínica pública, de manera que las indicaciones alcancen a un mayor número de pacientes, en función de la confirmada eficacia de estas nuevas terapias.

Ello una vez entendidas dichas exenciones, como categorización de productos para ser autorizados por la autoridad competente de cada Estado miembro, con requisitos de trazabilidad nacional y requerimientos de farmacovigilancia, así como estándares específicos de calidad que sean equivalentes a los que se ofrecen a nivel de la Unión Europea (UE) para los medicamentos de terapia avanzada que siguen el procedimiento centralizado de autorización. Adelantó, tras ello, Dolores Fraga, en ese contexto, además, la creación de un centro de terapias avanzadas en España.

Manel Juan

El Clínic, aventajado

El jefe de Sección de Inmunología del CBD-Hospital Clínic de Barcelona, el doctor Manel Juan, explicó el motivo de que este centro sea líder en el desarrollo de estas terapias públicas alternativas en España, a partir de un modelo propio aplicado a pacientes refractarios a todos los tratamientos anteriores.

Todo ello mediante estrategias terapéuticas cuyo origen fue universitario en Estados Unidos y, posteriormente, adoptado por la industria, pero con adaptación al hospital público y en trato permanente con el paciente con criterio de exención hospitalaria, a la espera de aprobación por parte de la AEMPS.

Reiteró Manel Juan lo revolucionario de usar células del sistema inmunitario del propio paciente para su modificación y reinfusión, con objeto de tratar tumores hematológicos, como algunos linfomas y leucemias.

Trabajo en equipo y crowdfunding

Juan atribuyó el mérito de ir por delante en CAR-T académicas al trabajo de un equipo de 170 personas, a la financiación del ISCIII y a la sociedad en general, que supo responder a una exitosa campaña de crowdfunding o micromecenazgo.

Como ejemplo de un entusiasmo colectivo que muchas veces choca, advirtió este ponente, sin embargo, con la tradicional rigidez normativa, aspecto que ilustró con el ejemplo de la falta de cintura administrativa vista recientemente durante la pandemia de la Covid-19.

Reconoce Juan el esfuerzo de la AEMPS al tener que actuar como juez en casos muy complejos y, quizás, dentro de un contexto legal mejorable, como ya había señalado, aunque también advirtió de la dificultad de lograr una aprobación centralizada en Europa para la terapia que se desarrollar en el Hospital Clínic.

Todo ello debido a que el coste de un ensayo clínico de aprobación centralizada puede alcanzar los 20 millones de euros. Este inmunólogo calculó, sin plena confianza en acertar del todo, el coste unitario de la CAR-T académica de este hospital en unos 100.000 euros por paciente, que podrían subir o bajar según el criterio final a adoptar por los responsables del SNS.

Susana Rives

También en niños

La doctora Susana Rives, que es hematóloga infantil del Hospital pediátrico Sant Joan de Déu, aludió a los flujos de trabajo entre este centro asistencial y el Hospital Clínic y compartió con su representante la idea de que los marcos regulatorios muy estrictos dificultan la investigación independiente.

Ello hasta el punto, sugirió Susana Rives, de que la actual legislación no habría permitido en su día el actual despliegue y liderazgo de los trasplantes en España, sin ir más lejos. Precisó, tras ello, que a veces la investigación académica permite tratar a niños cuando los desarrollos industriales no tienen estímulo para ello.

Michael Schmitt

Humildad desde Alemania

El profesor e investigador en Inmunoterapia celular del alemán Hospital Universitario de Heidelberg, el doctor Michael Schmitt, admitió que España va muy por delante en estas terapias avanzadas, al existir únicamente otro centro de investigación equivalente en Nurëmberg, y sin resultados parangonables a los registrado por el Hospital Clínic.

Este es un hecho explicable, como razona Michael Schmitt, porque en el país germano se sigue un procedimiento muy oneroso para sufragar los tratamientos con CAR-T debido a que no se dispone aún de un adecuado sistema de fijación de precios para estas nuevas terapias.

Como refirió Schmitt, los tratamientos se financiarán allí mediante acuerdos entre la Administración sanitaria y las empresas, debido a que Alemania obedece al modelo Bismark, eEn un procedimiento enlentecido por la obligación de completar para cada nuevo medicamento las tres fases de investigación que, de manera inédita hasta la fecha, se vieron fuertemente abreviados en estas terapias avanzadas CAR-T.

Un total de 70 pacientes tratados

No obstante, este ponente aludió a los 70 pacientes tratados en Heidelberg desde septiembre de 2019, con buenos resultados en linfoma, leucemia y mieloma, y tasas de respuesta del 70 por ciento en linfoma DLBCL y del 100 por ciento en leucemia linfoblástica aguda.

En su caso concreto, afirmó Schmitt que se estudió a 21 pacientes en fase 1, sin que se sepa aún si será exigible contar con ensayos con hasta 1.000 pacientes, para seguir avanzando, aun siendo una meta muy difícil de alcanzar, a lo que añadió que será muy complejo precisar también el coste final de cada tratamiento individual y su acompañamiento de sales blancas y otros costes materiales y personales.

Talasemia, caso extremo

Este facultativo encuentra extraordinario que el Hospital Clínic de tenga capacidad para producir vectores para CAR-T, al ser un éxito inédito en Europa, factor que puede permitir, además, a otros centros académicos producir sus propios antígenos quiméricos a precios razonables, según estima.

Todo ello habida cuenta, aclaró Schmitt, de que estas terapias avanzadas pueden elevarse a los 300.000 euros por paciente, aunque aún lejos de los dos millones que cuestan las individuales para la talasemia, como precio récord en el mundo. En Alemania, puso como ejemplo, dos aseguradoras pequeñas quebraron porque tuvieron que cubrir los costosísimos tratamientos a solo un par de pacientes con esta enfermedad de la sangre.

Copiar el sistema de reembolso

En ese sentido, sugirió este ponente, junto a los otros pacientes, que se estimule la investigación independiente en Europa, la exención hospitalaria y que, incluso, Alemania copie a España su modelo de reembolso, con el deseo de que no se imponga el ánimo de lucro. Para él, en definitiva, su país podría contar con cinco hospitales capaces de producir CAR-T, una vez que se resuelva la peliaguda cuestión financiadora.