Política y Sociedad Según los datos ofrecidos por la ONT

España alcanzó en 2018 su máximo histórico de trasplantes pediátricos al contabilizar 168

Con motivo del Día Nacional del Donante de Órganos, Tejidos y Células, que se conmemora este miércoles, 5 de junio, la directora general de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Beatriz Domínguez-Gil, ha presentado la actualización de datos en este campo, con especial hincapié en la donación de menores de edad, en la que destacó que, en el año 2018, España alcanzó «su máximo histórico» al realizar un total de 168 trasplantes pediátricos.

A dicho acto también acudieron la ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo; el secretario general de Sanidad, Faustino Blanco; el presidente de la Federación Nacional de Enfermos Renales (ALCER), Daniel Gallego; y su homóloga en la Federación Española de Fibrosis Quística, Blanca Ruiz.

Para celebrar este Día Nacional, la cartera sanitaria del Gobierno, la ONT y varias asociaciones de pacientes tienen previsto rendir homenaje a la donación pediátrica bajo el lema ‘Amar es donar’. Para María Luisa Carcedo, «hablar de donación pediátrica es hablar de una generosidad con mayúsculas que aflora en el momento más doloroso de la vida de unos padres tras perder a un hijo». Por este motivo, hizo especial mención a los familiares de los menores que donan los órganos por el «impacto emocional que supone» y recordó, a su vez, a los profesionales sanitarios implicados en dicho proceso.

El Día Nacional del Donante de Órganos, Tejidos y Células es una iniciativa de ALCER, a la que tradicionalmente se suma la Administración sanitaria del Ejecutivo. Su objetivo es ofrecer un homenaje a todos los donantes y a sus familiares y recordar a la sociedad que las donaciones de órganos salvan cada año miles de vidas y contribuyen a mejorar la calidad de vida de un sinfín de pacientes.

Obstáculo para el trasplante infantil

Por otro lado, Carcedo subrayó «la escasez» de órganos como el principal obstáculo para el trasplante infantil, a lo que se añaden limitaciones quirúrgicas derivadas de la discordancia de tamaño y peso entre donantes y receptores.

Faustino Blanco y María Luisa Carcedo

«Afortunadamente, en nuestro país, la mortalidad infantil es muy reducida. Este hecho implica una escasez de órganos adecuados en sus características para el trasplante de los niños, que en muchas ocasiones se puede suplir con la donación de vivo o la de donante adulto fallecido, pero no siempre es posible. De ahí que la donación pediátrica adquiera un significado especial», aseguró la máxima responsable del Ministerio de Sanidad.

Según los datos de la ONT, entre el 2010 y mayo de 2019, en España, se registraron 314 donantes infantiles, lo que representa el 1,8 por ciento del total, 25 de ellos menores de un año. Casi dos de cada tres donantes infantiles, el 63 por ciento, tenían entre uno y 10 años de edad. Respecto a estos datos, Carcedo resaltó que las cifras de donación pediátrica ponen de manifiesto «la importancia de buscar fórmulas que permitan aumentar la disponibilidad de órganos para trasplantar a los niños».

En este contexto, la ministra de Sanidad apuntó que «los niños muy pequeños en lista de espera para trasplante cardíaco son un ejemplo de la dificultad para acceder a este tipo de terapéutica». Así, añadió que «para aumentar sus posibilidades de trasplante, la ONT puso en marcha el pasado año el programa de Trasplante Infantil Cardíaco Incompatible AB0, que ha permitido trasplantar hasta la fecha a un total de seis niños de entre uno y dos años, cuatro en 2018 y dos en lo que va de 2019».

Fomentar la donación pediátrica

Los trasplantes se realizaron en los hospitales universitarios La Paz y General Universitario Gregorio Marañón, ambos de Madrid. Se trata de un programa de ámbito nacional en el que participan también los hospitales universitarios Politécnico La Fe de Valencia, Reina Sofía de Córdoba y Vall d´Hebrón de Barcelona, y el Complejo Hospitalario Universitario de La Coruña (CHUC).

Beatriz Domínguez-Gil

Asimismo, Carcedo detalló que «la ONT está desarrollando, en colaboración con la Asociación Española de Pediatría (AEP) y la Sociedad Española de Neonatología, un protocolo encaminado a fomentar la donación pediátrica, tal y cómo se recoge en su Plan Estratégico 50 x 22». Se trata de sistematizar las actuaciones ante el fallecimiento de un niño en condiciones de ser donante, «algo que ocurre de forma muy infrecuente», puntualizó.

Sobre dicho protocolo, la titular de la cartera sanitaria del Gobierno explicó que, «con ello, se pretende preparar a los profesionales que se encargan del cuidado de estos niños y a los coordinadores de trasplantes para detectar estas oportunidades de donación infantil y aproximarse adecuadamente a una familia en momentos sumamente dramáticos. La presentación de este protocolo está prevista para el tercer trimestre del año».

Otra de las vías puesta en marcha por la ONT para aumentar la disponibilidad de órganos pediátricos es el fomento de la cooperación internacional para el intercambio de órganos infantiles con otros países, fundamentalmente Francia, Italia y Portugal.

Trasplante de donante vivo

Sobre estas medidas, Beatriz Domínguez-Gil destacó que «han empezado a dar sus frutos» ya que, en 2018, «la donación infantil representó el 2 por ciento del total, con 45 donantes». En esta línea, la ministra de Sanidad remarcó que «los datos de la ONT señalan que estamos logrando invertir la tendencia decreciente de la donación pediátrica».

Beatriz Domínguez-Gil y Blanca Ruiz

Entre 2010 y mayo de 2019, en España se efectuaron un total de 1.309 trasplantes infantiles. De ellos, 62 en los cinco primeros meses de 2019, según la información de la ONT. «Del total de trasplantes, 989 se han efectuado con órganos procedentes de donantes fallecidos, tanto infantiles como de adultos, y 320 de donantes vivos», expuso Domínguez-Gil.

En cuanto al tipo de trasplante de donante vivo, la directora general de la ONT indicó que 182 fueron hepáticos y 138 renales. Por otro lado, manifestó que «un total de 74 trasplantes infantiles (lo que representa el 5,7%) se han realizado con órganos procedentes de centros extranjeros». En este caso, comentó que «la mayoría de los donantes (89%) son infantiles, el 81 por ciento tiene menos de 11 años y el 47 por ciento menos de tres».

Datos de lista de espera

La directora de la ONT también informó de la evolución de la actividad en donación y trasplante en lo que va de año y señaló que «a fecha 31 de mayo, el número total de donantes ha aumentado en un 7 por ciento y los trasplantes que experimentan un mayor aumento respecto al año anterior son el de pulmón (+5%), hígado ( +3%) y riñón (+2,2%)».

Domínguez-Gil recordó que este año se celebra en Zaragoza el 40 aniversario del primer Día Nacional de Donante y destacó «la enorme solidaridad de la sociedad española, que permite a España liderar el número de trasplantes año tras año». No obstante, insistió en que «la donación debe seguir aumentando, pues existe una larga lista de espera para recibir un órgano en nuestro país, que se sitúa en más de 4.000 personas».

Deja un comentario