El mirador la crítica constante debe llevar a la mejora de la medicina

¿Es posible la crítica a la Medicina sin miedo a crear bulos? Sí

El autor se sirve de una pregunta realizada en un reciente debate virtual para subrayar y poner de manifiesto cómo la Medicina precisa de la crítica constante que la lleve a su mejora.

La pregunta partió del auditorio, no sé exactamente de quién: ¿Es posible la crítica a la Medicina sin miedo a crear bulos?

Sí, es posible.

La Medicina no es una ciencia ni debe serlo

Es tanta la variabilidad en el encuentro clínico que podríamos decir que no hay enfermedades sino enfermos y que no hay medicina sino médicos

Es cierto que la ciencia y la técnica forman parte fundamental del saber médico, pero ante el paciente conviene que el médico sea sobre todo sanador en el sentido de ser testigo de su sufrimiento y de ofrecer alternativas apropiadas a la situación concreta del enfermo, tanto de curación como de cuidados.

Habría que ofrecer la cantidad justa y necesaria de ciencia y ser conscientes de que, “a medida que la medicina se va haciendo cada vez más precisa, más cuantitativa y, en una palabra, más “científica”, el enfermo se va sintiendo más y más solo”.

Es tanta la variabilidad en el encuentro clínico que podríamos decir que no hay enfermedades sino enfermos y que no hay medicina sino médicos. “La medicina clínica, vale decir con mayor justicia, no es del todo una ciencia pues gravita definitivamente hacia el arte” https://www.letraslibres.com/mexico/que-la-medicina-no-es-ciencia

La calidad de la Medicina es al tiempo científico-técnica y “humana”

Sin calidez no hay calidad. Parte de la calidad es la búsqueda constante de mejores respuestas, lo que se refiere tanto a lo científico-técnico como a lo “humano”. Se trata de ir salvando el abismo que existe entre la eficacia y la efectividad; es decir, entre lo que se hace en el día a día y lo que se podría hacer con el mejor conocimiento. En ese sentido, es calidad todo lo que disminuya la brecha entre eficacia y efectividad sea cuestión organizativa, personal, afectiva, científica o técnica
https://www.fadq.org/wp-content/uploads/2019/07/La_Calidad_de_la_Atencion_Medica_Donabedian.pdf

Las ciencias no mantienen posturas dogmáticas, la Medicina tampoco

Es misterioso y sorprendente el modo en que inventamos las hipótesis, pero las hipótesis nos ayudan a entender y resolver problemas

La ciencia avanza a través de hipótesis audaces y de fieras críticas (falsaciones), y a veces de verdaderas revoluciones.

En la imagen decimonónica, la ciencia parte de hechos para inferir desde ahí teorías. Pero en realidad partimos siempre de alguna teoría previa, que orienta nuestra atención hacia unos hechos más que hacia otros, y por medio de esa teoría intentamos solucionar problemas. En muchos casos, es misterioso y sorprendente el modo en que inventamos las hipótesis pero las hipótesis nos ayudan a entender y resolver problemas y se agrupan en conjuntos de teorías y prácticas que denominamos paradigma.

La formulación de nuevas hipótesis y teorías precisa de conocimiento, imaginación y libertad. En este campo de generación de nuevas ideas es clave aceptar el anarquismo epistemológico de Paul Feyerabend, que sostiene que no hay reglas metodológicas útiles o libres de excepciones, que rijan el progreso de la ciencia. Sostiene que la ciencia que funciona de acuerdo con normas fijas y universales no es realista, sino perniciosa y perjudicial para la ciencia. Propone en cambio una epistemología abierta, a manera de una serie de herramientas de investigación científica adaptables a cada contexto pero no postuladas como leyes inamovibles.

En ciencia y en Medicina se van descartando hipótesis, aceptando las que mejor resisten las críticas, bien teóricas bien experimentales o prácticas. A veces, el conjunto entra en crisis y el antiguo paradigma se substituye por uno nuevo, casi en forma de revolución   https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/el-primer-mapa-3d-de-la-va-lctea-761/popper-y-kuhn-sobre-el-progreso-cientfico-17235   http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-00632008000100008

Un ejemplo, la “úlcera de estómago”: de enfermedad psicológica a enfermedad infecciosa

La úlcera de estómago se atribuía clásicamente a características psicológicas y/o a algunas comidas, como picantes. Es reciente saber que la causa es bacteriana, tanto de úlceras gástricas como de gastritis (se creía que las bacterias no podían sobrevivir en el medio ácido del estómago).

Los trabajos clave fueron australianos, de Robin Warren y Barry Marshall. Para demostrarlo, Marshall bebió un cultivo de helicobacter pylori, desarrollando una gastritis y recobrando la bacteria de su propio revestimiento gástrico. La gastritis de Marshall se curó gracias a un tratamiento que ellos mismos desarrollaron, a base de bismuto con antibióticos. En 2005, Warren y Marshall fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina por sus trabajos acerca de helicobacter pylori.

La teoría psicológica de la úlcera de estómago y de las gastritis se transformó en una teoría infecciosa lo que supuso, además, un cambio de paradigma al aceptar la supervivencia bacteriana en el medio ácido estomacal https://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S1130-01082006001000007&script=sci_arttext&tlng=es

La ciencia da origen a mil bulos; la Medicina idem

La ciencia es buen ejemplo para la Medicina, pues el desarrollo científico no se ha frenado porque se acompañe de bulos y pseudociencias que son esperables

El desarrollo científico ha ido asociado a los bulos y la manipulación. Por ejemplo, todas las teorías y aplicaciones del magnetismo que han desarrollado en paralelo ciencia y pseudociencia. Exactamente lo mismo con el estudio de la física cuántica y la generación de bulos y pseudoterapias alrededor de la misma.

Ese paralelismo no impide el progreso de la ciencia mediante la ya citada crítica a las hipótesis. Así, el estudio del magnetismo del muón, que ha sido considerado desde hace años uno de los candidatos más prometedores para revelar una grieta en el modelo estándar, la teoría que describe el comportamiento de todas las partículas elementales conocidas y sus interacciones salvo la gravedad https://www.investigacionyciencia.es/revistas/investigacion-y-ciencia/el-enigma-del-muon-834/el-misterio-del-muon-19909

De la misma manera sucede en Medicina. Por ejemplo, la crítica a las vacunas no impide sus mejoras, sino al contrario. Así, el que pueda generar bulos no impide la crítica a la vacuna del tétanos, una de las mejores, de la que conviene cumplir un régimen en infancia-adolescencia de cinco/seis dosis y ya no volver a revacunar en la vida (quizá a los 65 años). Es absurdo que incluso los CDC de Estados Unidos y la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSPH) sigan recomendando la re-vacunación antitetánica cada diez años pues sabemos desde hace casi medio siglo que esa pauta es irracional. Con la pauta general de “vacunación correcta infancia-adolescencia, revacunación a los 65 años”, en el Reino Unido, 66 millones de habitantes, casi todos los años 0 (cero) muertos por tétanos https://www.gov.uk/government/publications/tetanus-the-green-book-chapter-30  https://www.cdc.gov/vaccines/schedules/index.html  https://www.sempsph.com/images/stories/recursos/pdf/protocolos/2013/Calendario%20de%20vacunaciones%20del%20adulto%20y%20recomendaciones%20para%20los%20adultos%20que%20presentan%20determinadas%20condiciones.2012.pdf
https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/vacunaciones/programasDeVacunacion/docs/TetanosDifteria_2017.pdf
https://www.actasanitaria.com/en-espana-muertes-por-tetanos-muertes-por-no-vacunar-silenciadas-e-ignoradas/
https://www.actasanitaria.com/tetanos-vacunas-y-la-sociedad-espanola-de-medicina-preventiva-salud-publica-e-higiene-sempsph/?fbclid=IwAR2VC1I48wYdiAG3FzLSgjvABUHJ37QRBk9oHePSqge354XzxC78jye8ymk

Conviene evitar la superioridad moral y el síndrome de hubris de quien considera idiotas a los fumadores

Ya los griegos debatieron sobre el absurdo de las decisiones humanas que conllevan daños, la acrasia. Y llegaron a la conclusión de que, por decirlo en términos modernos, “los fumadores no son idiotas”. La naturaleza humana conlleva irracionalidad que puede llevar a un curso de acción que nos dañe, al aceptar como más importante el bien presente o por otras profundas razones. Esa irracionalidad va ligada a los bulos y las pseudociencias, pero también a la propia ciencia y a la Medicina donde muchas veces se decide con soberbia y superioridad moral, con un síndrome de hubris que refleja un ego desmedido, un enfoque personal exagerado, la aparición de excentricidades y desmesura y el desprecio hacia las opiniones de los demás, sean expertos o sean legos. Superioridad moral y síndrome de hubris que hemos visto mucho en las decisiones de políticos y expertos en la pandemia covid19. https://www.biobiochile.cl/noticias/salud-y-bienestar/mente/2021/03/06/sindrome-de-hubris-el-trastorno-que-sufren-quienes-se-embriagan-de-poder-y-creen-ser-dioses.shtml

El colmo en España es la Real Academia de la Lengua capaz de ignorar la filosofía y los estudios sobre la acrasia al aceptar el término “covidiota”, que define a toda persona que “se niega a cumplir las normas sanitarias dictadas para evitar el contagio de la covid”. Tal definición conlleva superioridad moral y síndrome de hubris y acepta que las normas sanitarias dictadas son acertadas, y por siempre válidas https://www.heraldo.es/noticias/sociedad/2021/04/29/covidiota-palabra-para-la-pandemia-1488478.html 

Conviene escuchar a quienes hacen propuestas y/o toman decisiones irracionales, pues a veces aciertan. Por ejemplo, quienes rechazan las trasfusiones de sangre por motivos religiosos aciertan en que no siempre son necesarias (y su exigencia puede complacerse muchas veces sin graves inconvenientes).

En otro ejemplo, ha sido un grave fracaso de la energía nuclear el creer que bastaba con la tecnología y la ciencia para dar las explicaciones que pide gran parte de la ciudadanía. No se pueden ignorar las cuestiones morales y éticas y el compromiso social a corto y a largo plazo. Los accidentes de Three Mile Island, Chernóbil y Fukushima son consecuencia del síndrome de hubris nuclear con daños inconmensurables  https://www.investigacionyciencia.es/noticias/la-energa-nuclear-diez-aos-despus-de-fukushima-19833

En síntesis

La Medicina precisa de la crítica constante que lleve a su mejora. Hay un abismo entre lo que se hace (efectividad) y lo que se podría hacer (eficacia) y las propuestas de mejora son exigencia ética para los profesionales y para la sociedad general.

En este campo, y en otros, la ciencia es buen ejemplo para la Medicina, pues el desarrollo científico no se ha frenado porque se acompañe de bulos y pseudociencias que son esperables (y conviene que la respuesta sea respetuosa, libre de superioridad moral y de síndrome de hubris).

NOTA

La pregunta es cierta, realizada durante el debate en el seminario virtual para la presentación de la guía “Investigación periodística en salud y medicina” (versión en español) celebrado el 29 junio 2021. Global Investigative Journalism Network (GIJN) en Español. Puede consultarse el resumen de mi presentación en: “Claves en investigación periodística sobre salud y medicina” http://www.nogracias.org/2021/06/29/claves-en-investigacion-periodistica-sobre-salud-y-medicina-por-juan-gervas/

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; <a