El mirador una reflexión sobre la violencia juvenil

Es enfermizo estar bien adaptado a esta sociedad enferma

En una cadencia reiterativa de preguntas el autor trata de enfocar la violencia que se está registrando últimamente y que, en el fondo, podría ser una respuesta a la desigualdad creciente de nuestra sociedad, aunque se acepta sin crítica alguna.

¿Hay violencia que reprimir, contra una educación infantil y juvenil que fracasa?

1. ¿Usted sabe que, con la pandemia covid19, la infancia, adolescencia y juventud han perdido un año, de vida y de educación, por decisiones sin ciencia ni ética?
2. ¿Usted cree que se le puede decir a un niño que “si no llevas mascarilla/barbijo matarás a tus abuelos”?
3. ¿Usted cree que la enseñanza virtual tiene el mismo rendimiento para toda infancia, adolescencia y juventud, sin distinción de clase social?
4. ¿Usted sabe que España es el país con mayor tasa de abandono escolar de la Unión Europea, con el 17 % de los jóvenes entre 18 y 24 años que no siguieron formándose tras finalizar secundaria en 2019 (en la Unión Europea es del 10%)?
5. ¿Usted sabe que España fracasa como sociedad educativa al tener un 40% de adultos (25-64 años) con escasa formación (la ESO o menos), frente al 19% en la Unión Europea?
6. ¿Cómo condenar la violencia que busca justicia?

Es enfermizo estar bien adaptado a esta sociedad enferma.

¿Hay violencia que reprimir, contra la pobreza y exclusión infantil y juvenil?

1. ¿Usted sabe que los hogares con menores son los que más sufren los efectos de la crisis económica por la pandemia y que sólo Bulgaria y Rumanía superan a España en exclusión y pobreza que afecta a menores de 16 años en la Unión Europea?
2. ¿Usted sabe que España no ha cumplido sus objetivos mínimos de reducir la pobreza y exclusión social de infancia y adolescencia, cuando en 2008 afectaba al 27% y se precisaba reducirlo al 24% en 2020, pero estamos en el 30%? ¿Que la pobreza extrema lleva incluso a rebuscar sobras para comer en los contenedores de basura?
3. ¿Usted sabe que el relator de la ONU sobre la pobreza infantil en España percibió “dos Españas muy distintas”, que hay infancia rica e infancia pobre, sin más?
4. ¿Usted sabe que en España la pobreza infantil es estructural, que está cronificada y que el aumento constante de la desigualdad la ha convertido en hereditaria?
5. ¿Usted sabe que la pobreza infantil de hoy daña el presente y el mañana, para siempre?
6. ¿Cómo condenar la violencia que busca justicia?

Es enfermizo estar bien adaptado a esta sociedad enferma.

¿Hay violencia que reprimir, contra una juventud sin trabajo y sin futuro?

1. ¿Usted sabe que en España cuatro de cada diez jóvenes están en paro (el 41%), frente al 18% de la Unión Europea?
2. ¿Usted sabe que el 93% de la juventud de 18 a 24 años sigue viviendo en España en la casa familiar? (la media en la Unión Europea es del 81%, donde menos en Dinamarca, el 34%, y el máximo en Eslovaquia, el 94%)
3. ¿Usted sabe que en España hay un millón y medio de jóvenes (tres de cada diez) entre 16 y 29 años que ni estudian ni trabajan?
4. ¿Usted sabe que la crisis de 2008 repercutió básicamente en la juventud, y que con la pandemia covid19 se está consolidando una “generación covid19” sin futuro laboral?
5. ¿Usted sabe que este fracaso social se relaciona en la imagen popular (y de los medios de comunicación), sin ciencia ni ética, con la “ociosidad”, “crisis de valores” y “peligrosidad” de la juventud, y no con la vulnerabilidad, la discriminación y la pobreza estructural?
6. ¿Cómo condenar la violencia que busca justicia?

Es enfermizo estar bien adaptado a esta sociedad enferma.

¿Hay violencia que reprimir, contra un pueblo empobrecido e ignorado?

1. ¿Usted sabe que en España han quedado fuera del acceso al Ingreso Mínimo Vital 600.000 familias en pobreza grave, lo que supone la pérdida de derechos humanos tan vitales como el acceso a una vivienda y el llevar una vida digna? Sufre pobreza grave la persona que vive con menos de 16 euros al día; con la pandemia covid19 hay 800.000 españoles más que viven así.
2. ¿Usted sabe que, por falta de tiempo de cotización, se niega con desfachatez el subsidio de desempleo a jóvenes que han tenido trabajos precarios y vidas sincopadas hasta el punto de que alguno llegue a decir: “¿Qué hago, me muero ya?”?
3. ¿Usted sabe que la pandemia covid19 ha incrementado la desigualdad social en España y que 23 milmillonarios han visto aumentar el valor de su riqueza en 19.200 millones de euros?
4. ¿Usted sabe que España sigue en el pozo de la corrupción, peor que Uruguay, Chile, Bután, Bahamas, Bostwana, Qatar,…que en España hay 587 casos de corrupción política, con 3.837 políticos implicados y 125.000 millones de euros en juego?
5. ¿Usted sabe que la pandemia covid19 ha hecho más evidente la desigualdad social, las instituciones débiles y la fragilidad del Estado de derecho? ¿Que el gasto público total del Producto Nacional Bruto de España es menor (42%) que el de la media de la Unión Europea (47%), pero que el gasto en “Orden Público (y policía)” es la revés, mayor (1,8%) en España que el de la Unión Europea (1,7%)?
6. ¿Cómo condenar la violencia de busca justicia?

Es enfermizo estar bien adaptado a esta sociedad enferma.

¿Cómo voy a condenar toda violencia?

1. ¿Usted cree que la violencia en las manifestaciones de la juventud, esa que tanto se critica, es violencia que haya que reprimir, y que hay que tolerar la violencia en las manifestaciones de grupos nazis y fascistas, “del orden”?
2. ¿Usted cree que la violencia de esas manifestaciones juveniles sería violencia si sencillamente no hubiera represión policial como no suele haber represión policial en las manifestaciones de grupos nazis y fascistas, “del orden”?
3. ¿Usted sabe que es clásico el “trabajo profesional” en las manifestaciones pacíficas juveniles para lograr un clima de confrontación que justifique la represión policial?
4. ¿Cómo voy a condenar la violencia ética juvenil y general que parte de la indignación y de la protesta pacífica ante la opresión?
5. ¿Cómo voy a condenar toda violencia?
6. ¿Cómo condenar la violencia que busca la justicia?

Una sociedad capaz de “aceptar” que miles de personas mueran solas, sólo por el miedo atávico que aísla a los pacientes covid19, una muestra de crueldad y de prepotencia de la medicina (clínica y de salud pública).

La ética en caída libre, ya un año, pues es una crueldad sin justificación ni científica, ni ética, ni profesional. Morir solo (sin querer la soledad) es una indignidad, algo inhumano, intolerable y evitable, como demuestra el ejemplo del Hospital Universitario de Torrejón de Ardoz (Madrid, España) y de su Unidad de Cuidados Intensivos, donde nadie ha muerto solo desde el primer caso de la pandemia covid19.

“Hemos caído tan tan bajo que no vemos lo inaceptable y absolutamente incomprensible de la situación de morir en soledad por covid19. Llevamos un año de paternalismo absoluto por parte del sistema, con hora de entrada y salida, nos dicen qué podemos hacer y que no y damos salvajadas por buenas” https://twitter.com/mlalanda/status/1367932360767987714

Es enfermizo estar bien adaptado a esta sociedad enferma.

Como sentenció Jiddu Krishnamurti: “No es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad profundamente enferma”.

Síntesis

Condeno la violencia en general, pero no condeno la violencia que parte de la indignación y de la protesta pacífica ante:

1. el fracaso de la educación y su impacto para siempre
2. la marginación y la pobreza que niegan derechos humanos
3. la desigualdad y el desempleo que hacen más ostentosa la riqueza
4. la vulnerabilidad y la falta de futuro juvenil de vidas sincopadas
5. la corrupción general y política que desacredita la democracia
6. el bajo gasto público y el exceso de gasto en “orden público”
7. la represión policial que lo mismo destroza ojos con sus “proyectiles blandos” que dispara con postas (prohibidas incluso en la caza mayor)
8. una sociedad enferma que mata la esperanza de un futuro mejor y que tolera la muerte en solitario de miles de pacientes covid19.

Sobre todo, pido que matemos al policía que llevamos dentro, ese que nos hace aceptar la manipulación de políticos y medios de comunicación que presenta a la juventud que pide justicia con violencia como “ociosa”, “carente de valores” y “peligrosa”.

Sea o no creyente, amable lector/a, recuerde la ira de Jesús en el patio del templo de Jerusalén y la expulsión a latigazos de los mercaderes, tirando al suelo las mesas con el dinero de los cambistas.

Si verdaderamente existiera, ¿no rompería hoy Jesús los cristales de las oficinas bancarias y prendería los contenedores a los que van los pobres a recoger “comida” de la basura?

Juan Gérvas

Médico general jubilado, Equipo CESCA (Madrid, España). [email protected]; [email protected]; www.equipocesca.org; @JuanGrvas

3 Comentarios

  1. Eligio Ospina Meneses says:

    De total acuerdo, doctor Gérvas, con el cuestionario. Son razones de peso y suficientes de sobra para protestar fuerte. En nuestro mundo actual se ha estigmatizado al inconforme, se ha criminalizado la protesta. Y más triste aún: se ha invalidado la razón y la justicia. Por eso ya no sirve en absoluto la solicitud respetuosa y la protesta pacifica.

  2. Pablo says:

    Como siempre: sencillo, valiente y sincero.

  3. Hurrita says:

    El adjetivo cruel, para lo que han hecho con ancianos y otros enfermos, me parece poco. Yo creo que es criminal, nazi, inhumano…y hay que pedir que la ley caiga sobre todos ellos. Los tribunales tienen que juzgar todas estas cosas inhumanas y criminales que han hecho. Trato criminal hacia las personas