Punto de vista contrarréplica a la consejería de hacienda de la C. de madrid

Error, puntualizaciones y datos veraces

Habiendo conocido la publicación el pasado día 29 de mayo de un escrito remitido por la Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid que, según indicaba la redacción, se remitía para hacer algunas puntualizaciones relacionadas con un artículo mío publicado el día 27 de mayo pasado en este mismo medio bajo el título “Dúo Fernández Lasquetty- Díaz Ayuso: nuevo intento de privatización sanitaria”, y, una vez leído con atención dicho escrito, quiero manifestar lo siguiente:

El escrito de la Consejería de Hacienda afirma que es completamente falso que, en enero de 2014, el entonces consejero de Sanidad, Sr. Fernández Lasquetty, fuera cesado en su cargo, sino que abandonó la Consejería presentando la dimisión a petición propia. Es cierto esto que indica la Consejería de Hacienda y por tanto era inexacta la afirmación que aparecía en mi artículo indicando que había sido cesado. Ningún problema por mi parte en reconocer ese error y entiendo que para la persona afectada sea importante su aclaración .

Dicho lo anterior, lo verdaderamente relevante desde el punto de vista político en aquellas fechas fue que el plan de privatización total de la gestión de seis hospitales madrileños cuyo propulsor fue el entonces Consejero de Sanidad y hoy Consejero de Hacienda, Sr. Fernández Lasquetty, generó alarma social con masivas movilizaciones de ciudadanos y profesionales en contra del mismo. La MAREA BLANCA se convirtió en un referente para todo el país; se presentaron recursos ante los tribunales y el Tribunal Superior de Justicia de Madrid suspendió cautelarmente el proceso. El Sr. Fernández Lasquetty abandonó la Consejería y el Plan se guardó en un cajón . Eso fue lo verdaderamente relevante desde el punto de vista social y político.

Puntualizaciones a la Consejería de Hacienda

Paso ahora a realizar una serie de puntualizaciones respecto al resto del escrito de la Consejería de Hacienda. Me reitero respecto a que el anuncio que la Presidenta Díaz Ayuso efectuó sobre el proyecto de ampliación del Hospital Niño Jesús y la forma de realizarse, mediante una fórmula de colaboración público–privada, puede tratarse en mi opinión de un nuevo intento de reiniciar procesos de privatización en la sanidad madrileña. Esta opinión se fundamenta, por un lado, en la constatación de todos los procesos de privatización sanitaria llevados ya a cabo por todos los gobiernos del Partido Popular desde 2003; esta política privatizadora es coherente con la ideología neoliberal que profesan y su permanente deseo de introducir al capital privado en los servicios públicos esenciales, entre ellos la sanidad. De otro lado, la Presidenta Díaz Ayuso desde su llegada al cargo ha expresado muchas veces su posición favorable a la colaboración público-privada.

En consecuencia, mi opinión tiene una sustentación más que suficiente y en ningún caso es falsa. Esperemos a ver si el proyecto se aprueba o no: si fuese aprobado, será el momento de estudiar cómo es el proyecto, las bases del contrato a licitar, así como los pliegos de condiciones. Entiendo que, previamente a todo ello, se producirá el debate sobre el mismo en la Asamblea de Madrid. Es lógico que la nota de la Consejería de Hacienda niegue cualquier atisbo de privatización en el proyecto anunciado; lo negaron también de forma reiterada gobiernos anteriores del PP, pero lo cierto es que la privatización de una parte importante de la sanidad pública madrileña es hoy un hecho difícilmente rebatible.

Incrementos presupuestarios

Una parte extensa de la nota de la Consejería se dedica a hacer una exposición, en mi opinión triunfalista, de los incrementos presupuestarios que la Comunidad de Madrid ha asignado durante la última década a la Sanidad madrileña exponiendo no sólo datos comparativos con otras Comunidades Autónomas, sino incluso con países de nuestro entorno, saliendo todos ellos favorables a la Comunidad de Madrid. Es evidente que el análisis de la evolución presupuestaria de una década, partiendo del principio de la misma, exige un espacio que este texto no contempla.

Sólo quiero decir que, sin dudar de la veracidad de los datos expuestos, desde el conocimiento de la realidad de la sanidad pública madrileña se me ocurre efectuar varias preguntas: ¿A qué pueden atribuirse entonces las carencias que el sistema sanitario público presenta desde hace años y que la pandemia ha mostrado con toda crudeza? ¿Es posible que los presupuestos asignados sean insuficientes? ¿Pueden deberse esas carencias a una distribución inadecuada del presupuesto, que ha significado un aumento constante de la proporción del mismo que se va al sector privado?. Para concluir este apartado sólo daré un dato: en el año 2018 ( último publicado), el gasto sanitario medio por habitante en España fue de 1.416 euros; ese año la Comunidad de Madrid tenía un gasto por habitante muy inferior (1.274 euros) y ocupaba el penúltimo lugar del conjunto de Comunidades Autónomas. Otros territorios autonómicos no tan potentes económicamente como la comunidad madrileña gastaban por habitante casi 400 euros más. Estos datos son oficiales y están recogidos en la Estadística del Gasto Sanitario Público 2018 del Ministerio de Sanidad. Motivos para el triunfalismo, ninguno; la realidad y los datos oficiales no lo permiten.

Recursos humanos

Haré ahora algún apunte sobre los últimos párrafos de la nota de la Consejería de Hacienda referidos a los recursos humanos y materiales; me apoyaré para ello siempre en datos oficiales, en este caso en las memorias oficiales del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) tanto de la última publicada (2018) y la de 2008, por tanto una década. Veamos:

En 2008, el total de efectivos del SERMAS era de 76.359 personas sin incluir el personal en formación. En 2018, el total de efectivos era de 72.193 personas, es decir 4.166 personas menos, a pesar que la población con derecho a la asistencia sanitaria se había incrementado en 421.065 personas. La nota de la Consejería de Hacienda afirma que, en marzo de 2020, el total de efectivos era de 82.140 personas. Al no disponer aún de la Memoria del Sermas 2019, no podemos conocer el total de efectivos existentes a 31 diciembre de ese año, pero ciertamente es muy difícil de asimilar que en 14 meses los recursos humanos se hubieran incrementado nada menos que en casi 10.000 efectivos.

Parece razonable dudar de la veracidad de ese dato y más bien trato de pensar que  pudiera tratarse de un error; más aún, si como se afirma en la nota, a estos efectivos habría que añadir otros 10.000 efectivos que parece ser ha contratado la Consejería de Sanidad ante la situación creada por la pandemia. La Presidenta ha afirmado que los contratos que se realizaron para afrontar la pandemia y que han concluido, o están a punto de concluir, serían todos renovados hasta 31 de diciembre. A fecha de hoy, el sindicato de Enfermería SATSE y el sindicato de médicos y titulados superiores AMYTS han denunciado que esos refuerzos no han llegado. Denuncia la han expresado también profesionales en diferentes medios.

Centros sanitarios

Para concluir, me referiré ahora al último párrafo de la nota de la Consejería de Hacienda en donde se afirma que la Comunidad de Madrid cuenta hoy con 90 Centros de Salud más que hace una década. Tratemos de verificar ese dato acudiendo una vez más a las memorias oficiales del SERMAS de los años 2008 y 2018 (última publicada). Según estas publicaciones oficiales de la Consejería de Sanidad, a 31 de diciembre de 2008 la Comunidad de Madrid contaba con 257 Centros de Salud y 162 Consultorios Locales; una década después, a 31 de diciembre de 2018, la Comunidad contaba con 266 Centros de Salud y 163 Consultorios locales. Es decir, en una década se había producido un aumento de 9 (nueve) Centros de Salud y 1 (uno) Consultorio Local. Como es totalmente imposible construir y poner en marcha 81 Centros de Salud en los 14 meses que han transcurrido desde diciembre de 2018 a 29 febrero de 2020, podría afirmarse, a tenor de los datos oficiales, que el dato aportado en la nota de la Consejería de Hacienda es COMPLETAMENTE FALSO. Mas como ese no es mi estilo, me gusta mucho más indicar que el dato referido al número de Centros de Salud es MANIFIESTAMENTE INEXACTO y quizás se deba a un error de transcripción.

Desde mi punto de vista se hacía necesario corregir un error en lo relativo a la salida del Sr. Fernández Lasquetty de la Consejería de Sanidad a comienzo del año 2014 y así lo he hecho. Este es mi estilo, Y, por supuesto, realizar una serie de puntualizaciones, así como la constatación de datos siempre realizada desde fuentes oficiales.

Carlos Barra Galán

Médico Especialista Jubilado. Licenciado en Derecho

1 Comentario

  1. Rafael Egido Perez says:

    En cuanto a la afirmacion de Laskety de su salida del gobierno de la CAM, es cierto, ¡fue voluntaria!, pero fue a ocupar como consejero de administracion a una de las empresas beneficiadas con esa politica de colaboracion publico-privada que se beneficiaron con su gestion . ¡Es lo que ocurre, cuando se pone al zorro a guardar las gallinas!, pero no aprendemos nada, ¡vuelta otra vez a gestionar lo publico, alguien que vuelve para acabar lo que empezo hace años, su privatizacion!, su habilidad ante las leyes lo avalan, pero los madrileños tenemos menos recursos materiales, menos camas y somos medio millon mas que hace 10 años.