Derecho Sanitario sentencia del tribunal europeo sobre un conflicto en la república eslovaca

Las entidades de seguro de enfermedad controladas por el Estado no son “empresas”

— Madrid 15 Jun, 2020 - 10:58 am

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado una sentencia en la que confirma la decisión de la Comisión Europea según la cual las entidades encargadas del seguro de enfermedad que operan bajo el control del Estado eslovaco “no están comprendidas dentro del ámbito de aplicación de las normas del Derecho de la Unión Europea (UE) en materia de ayudas de Estado” y que su actividad no es de naturaleza económica, por lo que “no pueden ser calificadas de empresas en el sentido del artículo 107 Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE), apartado 1”.

De esta manera, queda anulada la sentencia anterior mediante la que el Tribunal General de la UE estimó un recurso interpuesto contra dicha decisión de la Comisión por parte de la entidad de seguro de enfermedad eslovaca Dôvera zdravotná poisťovňa, la cual no opera bajo el control del Estado. Las que sí lo hacen son las entidades Všeobecná (VšZP) y Spoločná (SZP), a las cuales afectaba el litigio, ya que recibieron “ayudas de Estado presuntamente concedidas por la República Eslovaca”, según denunció Dôvera.

Sin embargo, el TJUE reitera que “SZP y VšZP no eran empresas en el sentido del artículo 107 TFUE, apartado 1, dado que la actividad que realizaban no era de naturaleza económica, por lo que las medidas denunciadas no constituían ayudas de Estado” como tal.

Al pronunciarse de este modo, la citada instancia judicial reafirma su jurisprudencia relativa a “la imposibilidad de aplicar las normas en materia de ayudas de Estado a las entidades del seguro de enfermedad que operan bajo el control del Estado en el marco de un régimen de seguridad social que persigue un objetivo social y aplica el principio de solidaridad”.

Cargar con las costas

Asimismo, este tribunal condena, en su sentencia, “a Dôvera a cargar con las costas en que haya incurrido la Comisión Europea en el marco de los presentes recursos de casación y en el procedimiento sustanciado ante el Tribunal General, y con las costas en que ella misma haya incurrido en el marco de estos procedimientos. Además, cargará con las costas en que haya incurrido la República Eslovaca en el marco de los presentes recursos de casación”.