Punto de vista los pacientes, en las iniciativas de la f. astrazeneca

Entender para actuar, ahora más que nunca

De cara a una mayor participación de los pacientes en la mejora del Sistema Nacional de Salud (SNS), la Fundación AstraZeneca está impulsando nuevas iniciativas para cuyo desarrollo han tenido que adaptarse a los nuevos modos de formación telemática.

A principios de 2020, cuando la pandemia del Covid-19 todavía no ocupaba las portadas de los periódicos en todo el mundo, nuestro ministro de Sanidad, Salvador Illa, destacaba en su primera intervención en el Congreso de los Diputados la importancia de “avanzar y seguir situando a las personas en el centro del Sistema Nacional de Salud”.

Si por aquel entonces esta declaración tenía sentido, los aprendizajes que hemos adquirido en los últimos meses hacen que ahora sea casi una obviedad. Si nadie ponía en duda entonces la importancia de que los pacientes tuvieran su espacio, palabra y voto en los órganos decisores, hoy menos aún. Porque son ellos quienes están viviendo su realidad y conocen sus necesidades. En una ya conocida como sociedad post-covid, desde la Fundación AstraZeneca no dejamos de trabajar para consolidar la participación activa de los pacientes en el Sistema Nacional de Salud; sin embargo, tenemos que hacerlo con nuevas herramientas que nos acerquen a ellos y nos permitan seguir ayudándoles a consolidar este objetivo.

“Abriendo ventanas”

Algunas iniciativas recientes de la Fundación AstraZeneca buscan formar a asociaciones de pacientes para mejorar su participación en los órganos decisores del SNS y proporcionarles las herramientas necesarias para garantizar su profesionalización

Es así como nacen algunas iniciativas recientes de la Fundación AstraZeneca como “Abriendo ventanas“, que busca formar a asociaciones de pacientes para mejorar su participación en los órganos decisores del SNS y proporcionarles las herramientas necesarias para garantizar su profesionalización. De hecho, enmarcado en esta iniciativa, recientemente se ha adaptado a un entorno virtual el ciclo formativo ¿Cómo funciona y se estructura el SNS? en las que hemos ayudado a las organizaciones de pacientes a conocer el funcionamiento del SNS y entender en profundidad su nivel de contribución en este organismo.

En estos tiempos de pandemia, parece que el tiempo se ha detenido, pero el compromiso de la Fundación AstraZeneca con la formación de los pacientes no lo ha hecho. Ejemplo de ello es el ciclo de formaciones digitales que hemos puesto en marcha con varias asociaciones para ofrecer a los pacientes información, asesoramiento y comprensión sobre el Covid-19 y su relación con enfermedades como el cáncer, la diabetes o algunas patologías respiratorias.

Durante estos meses no hemos dejado de trabajar para estar cerca de los pacientes. Para ello, y como han hecho muchos sectores, hemos tenido que adaptarnos y apostar por la digitalización de nuestras iniciativas. Hemos seguido esforzándonos y nos hemos reinventado. Tanto es así, que podemos hablar de una nueva Fundación AstraZeneca, sostenida en tres pilares fundamentales: la ciencia y la innovación, los Pacientes ParticipActivos y la excelencia en la gestión. De cada uno de ellos se desprenden las iniciativas en las que trabajamos y que persiguen un objetivo común: impulsar la excelencia del Sistema Nacional de Salud.

Nuestra misión es consolidar un Sistema Nacional de Salud más innovador, más sostenible y más participativo y estamos convencidos de que el talento científico y los pacientes son las dos palancas fundamentales para alcanzarlo. Ellos son el motor de la transformación y su voz, experiencia y conocimiento adquieren gran relevancia en el proceso de mejora de nuestro sistema. Escuchándolos activamente y trabajando juntos, contribuiremos a la eficiencia del sistema y a la mejora de la vida de las personas. Y es que, ahora más que nunca, es imprescindible entender para actuar.

 

Celia Cortijo

Directora de la Fundación AstraZeneca

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodriguez says:

    ¡Vivir para ver!
    A menudo expongo en mis puntos de vista que en nuestro (galeno-bolivariano) sistema sanitario el paciente es el último, quien menos pinta. Y todo, contraveniendo, nuestras leyes sanitarias funfamentales.
    Ni siquiera en las tristes circunstancias actuales de pandemia, un servidor ha podido apreciar que nuestros pacientes “pintarán” algo para nuestros (médicos) gestores y administradores.
    Conocer qué un negocio farmacéutico pueda estar detrás de una asociación de pacientes, como refiere la noticia anterior, si que es el colmo de la sinrazón. Y si además se pretende desde estas esferas mercantiles, dar algún tipo de enseñanza a los ciudadanos, para un servidor, ya supone la cuadratura del círculo.
    En nuestro sistema sanitario, ¡todo es posible!