Breves Ante la propuesta planteada por la Federación Empresarial de la Dependencia

Enfermería alerta del peligro de sustituir a enfermeras por técnicos de nueva formación en residencias

— Madrid 16 Oct, 2020 - 4:53 pm

El Consejo General de Enfermería ha alertado del peligro de sustituir a las enfermeras en los geriátricos y residencias por técnicos de nueva formación, una propuesta planteada por el presidente la Federación Empresarial de la Dependencia, Ignacio Fernández Cid, durante su intervención en la Asamblea de Madrid, ya que su propuesta “está muy lejos de ser la respuesta que necesitan los centros y servicios sociosanitarios para proporcionar unos cuidados dignos y de calidad a nuestros mayores y a otras personas dependientes que residen en este tipo de centros”; y “difícilmente se puede garantizar una correcta atención a estas personas reemplazando a las enfermeras por técnicos de Formación Profesional”.

Dicha institución recuerda a la patronal de la Dependencia que “ya existen perfiles sanitarios consolidados para ofrecer a nuestros mayores la atención digna que merecen: enfermeras y médicos especialistas en Geriatría, técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería y gerocultores. No es necesario improvisar nuevas figuras, sino que las empresas que gestionen las residencias tienen que ofrecer unas condiciones laborales decentes y apostar por la formación continua de sus trabajadores, independientemente de su categoría profesional”. En concreto, el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, explica que “las competencias profesionales de las enfermeras están claramente definidas, y se complementan con las competencias que tienen los técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería. Estos parches no benefician a los pacientes”.

El máximo representante de las enfermeras españolas insiste en que “el abordaje del problema pasa también por convocar más plazas de Enfermeras Internas Residentes (EIR) de Geriatría, ahora casi testimoniales, y eso depende del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas y, por otro lado, incorporarlas de forma efectiva al ámbito geriátrico, donde aportarían una gran labor tanto en la labor asistencial como gestora”.