Política y Sociedad porque "atenta contra la seguridad de los sanitarios"

Las enfermeras exigen a Sanidad que cambie el documento de prevención y control de la Covid-19

— Madrid 22 May, 2020 - 12:18 pm

El Consejo General de Enfermería ha exigido por carta al ministro de Sanidad, Salvador Illa, la inmediata modificación del ‘Documento técnico de prevención y control de la infección en el manejo de pacientes con la Covid-19′, porque “el actual redactado atenta de lleno contra la seguridad de los profesionales sanitarios”.

Así lo documenta esta corporación en un manifiesto elaborado con el apoyo de sociedades científicas enfermeras, como las asociaciones de Enfermería del Trabajo (AET) y de Enfermería de Prevención y Control de Infecciones (AEEPyCI), entre otras, entidades que, según asegura, “asesoraron al Ministerio en la elaboración de dicho documento oficial”.

Salvador Illa

Este escrito alerta de que la cartera sanitaria del Gobierno considera que en aquellos procedimientos clínicos en los que “no se generen aerosoles”, las mascarillas quirúrgicas son “suficiente protección respiratoria” para los profesionales sanitarios. Sin embargo, esta institución recrimina “que la propia norma que regula dichas mascarillas (EN 14683:2019) ya deja bien claro que éstas no están diseñadas para proteger a las personas que las llevan puestas frente a las partículas que hay en el ambiente independientemente de su naturaleza y tamaño”.

Esta organización enfatiza también que sus exigencias respecto a este documento técnico tienen como único objetivo “garantizar la seguridad de pacientes y trabajadores sanitarios, ante la cantidad elevada de contagios en el entorno sanitario” y recuerda “el desconocimiento actual de aspectos relacionados con el patógeno, su transmisión y los procedimientos realizados a los pacientes con capacidad para generar aerosoles”.

Aerosol suspendido en el aire

“Entendemos que el riesgo de transmisión aérea, aún fuera de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), podría ser elevado. Las enfermeras incluyen referencias explícitas a publicaciones científicas experimentales que sugieren que la estabilidad del SARS-CoV-2 como aerosol suspendido en el aire podría permanecer más de tres horas y que podrían producirse concentraciones víricas ambientales elevadas en centros sanitarios”, insiste este manifiesto.

Además, el Consejo General de Enfermería solicita a la Administración sanitaria del Ejecutivo que “se abstenga de modificar la denominación EPI por equipo de protección”. Esta exigencia se hace “para evitar que puedan generarse equívocos en el desarrollo de futuras normas que vengan a establecer las características a cumplir por los equipos a utilizar los profesionales sanitarios. Los EPI, desde la óptica de la seguridad y salud en el trabajo, quedan regulados por el Real Decreto 773/1997”, recuerda.

Recomendaciones de la OMS

Este comunicado también hace mención a las propias recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el uso de mascarillas en relación con la infección respiratoria. “Así, en el caso de las nuevas infecciones respiratorias agudas (IRA), recomienda la utilización de mascarillas autofiltrantes para todas las interacciones con el paciente, lo cual incluye, además de las técnicas en las que se generen aerosoles, entrar en la habitación del paciente e intervenciones a menos de un metro de distancia”, indica esta institución enfermera.