Industria farmacéutica

En verano no mejoran los niveles de vitamina D

— Madrid 30 Jul, 2019 - 1:26 pm

España es uno de los países europeos que cuenta con más horas de luz solar al año. En concreto, las regiones meridionales reciben más de 2.500 horas de sol, mientras que las regiones septentrionales reciben unas 1.500. Pese a la gran diferencia existente en las horas de luz solar de cada zona, no hay prácticamente diferencias entre los niveles de vitamina D de sus habitantes.

«La exposición a los rayos ultravioleta (UV) de la luz solar es necesaria para la síntesis de vitamina D. La acción de los UV es solo efectiva para sintetizar vitamina D entre mayo y octubre desde el paralelo 37° de latitud norte (más o menos Córdoba) hacia el norte, debido a la inclinación de la tierra durante estos meses. No obstante, existen distintos factores que dificultan su absorción, independientemente del sol que recibamos», asegura el doctor José Luis Neyro, quien es especialista en Ginecología y Obstetricia.

Esta vitamina juega un papel fundamental en el metabolismo óseo y en la absorción del calcio. Los especialistas recomiendan considerarla más una hormona que una vitamina, ya que puede sintetizarse de manera endógena. La deficiencia de esta hormona se asocia con la osteoporosis y su consiguiente aumento del riesgo de fracturas. Pero los facultativos señalan que el diagnóstico y tratamiento de la deficiencia de vitamina D no solo es importante para la salud musculoesquelética, ya que, a nivel extraóseo, parece que puede interferir en la salud cardiovascular y en el sistema inmune, entre otros.

Cabe resaltar que la vitamina D obtenida a partir de la ingesta de alimentos que la contienen no es suficiente para alcanzar niveles óptimos. La principal fuente natural de esta vitamina para el organismo es la síntesis cutánea a través de la acción de los rayos UV que recibimos del sol. Sin embargo, esta síntesis puede verse perjudicada en la época estival, en contra de lo que se podría pensar.

Efectos perjudiciales

La luz UV es responsable de efectos perjudiciales sobre la piel, incluyendo quemaduras solares, fotoenvejecimiento, hiperpigmentación y carcinogénesis. Es de alta importancia que, para evitar estos daños, todos los individuos, independientemente de su fototipo de piel, usen fotoprotección y apliquen las medidas preventivas recomendadas por un dermatólogo.

Por otra parte, el uso de protectores solares, principalmente los de mayor factor de protección (SPF), parece provocar una reducción significativa de la síntesis cutánea de vitamina D, llegando en ocasiones a producir estados de déficit de la misma. Ante esta situación, los facultativos anteponen la protección de la piel, ya que el déficit se puede contrarrestar con otras alternativas. En este sentido, los suplementos orales de vitamina D son una forma segura y bien tolerada para alcanzar los niveles adecuados de esta hormona.

«En relación a la vitamina D en los meses de verano, los especialistas no debemos confiar tanto en la luz solar que recibimos. Es necesario continuar con los controles analíticos habituales para conocer los niveles de esta hormona en cada paciente. De hecho, si ante un déficit de vitamina D el especialista ha recomendado suplementación, la dosis se debe mantener igual durante esta época del año, realizando los controles correspondientes», explica Neyro.

Tratamiento de Faes Farma

Hidroferol (Calcifediol, 25-hidroxicolecalciferol, 25-OH-D), de la compañía farmacéutica Faes Farma, en su reciente y cómoda presentación en cápsulas blandas, es un eficaz tratamiento de prescripción que corrige la deficiencia de vitamina D. Cada cápsula de Hidroferol contiene 0,266 miligramos de calcifediol, equivalentes a 16.000 UI.

Esta moderna presentación permite al especialista ajustar con precisión la posología, dependiendo del nivel de deficiencia del paciente, de sus características físicas, de la presencia de otras comorbilidades, de su edad y de su estado de salud general.

Deja un comentario