Punto de vista

En recuerdo de Salvador Arribas Valiente, Secretario General de la Fundación Bamberg

El presidente de la Fundación Bamberg, aunque ha dejado pasar un cierto tiempo desde el fallecimiento del secretario de la institución, no ha querido que quedase en el olvido el gran legado que ha dejado.

He tenido que dejar pasar un poco de tiempo para escribir este obituario en recuerdo de mi gran amigo y compañero en la Fundación, Salvador Arribas. Su fallecimiento inesperado y cuasi repentino fue un choque impresionante para su familia y sus amigos y me he visto obligado a guardar un período de duelo. Guardo para mí sus epílogos a mis libros y sus sonetos dedicados. Pocos días antes de su fallecimiento estuve comiendo con él; le gustaba la buena mesa regada con un buen vino. Compartimos una lubina a la sal antes de dirigirnos a la inauguración del Congreso de la Sociedad Española de informática de la Salud, InforSalud en el hotel Eurobuilding.

Le gustaba mucho la pintura y pintar, como a su mujer, Concha, una gran acuarelista, aunque él lo hacía en su tablet o incluso su Iphon. Tenía una larga e interesantísima vida, llena de experiencias. Conoció grandes personajes de la vida y de la profesión y vivió significativas experiencias y aventuras que de vez en cuando y de manera modesta, como si no fuera nada, comentaba. Yo le animaba a que lo escribiera para dejar ese legado que a mí me gustaba de sus experiencias. No sé si lo hizo. Tal vez para su precioso nieto, de su bella y queridísima hija. Deja también una esposa joven y guapa que lo quería profundamente. Salvador era muy buena persona; honesto, sincero, alegre, sensato, y estoy seguro que ahora estará desde el cielo cuidando por su nieto, su hija, su mujer… y por sus amigos.

Salvador era Doctor en Medicina por la UCM y Licenciado en Informática por la UPM. Practicó la medicina y fue Jefe del Servicio de Informática del Hospital La Paz y profesor de Informática Médica en la Facultad de Informática de la UPM. Creía en la función que desempeñaba en nuestro Sistema de Salud. Ha sido un referente y un miembro muy destacado de la Sanidad Española, para la que ha dedicado su vida hasta el final.

Falleció en Madrid el pasado 14 de marzo víctima del coronavirus. Siempre permanecerá en mi recuerdo. Descanse en Paz

Ignacio Para

Presidente de la Fundación Bamberg