Política y Sociedad

En la presentación del estudio RESA, Ana Mato anuncia que estudia integrar información privada en la red pública de proyectos e-salud

1
Pedro Luis Cobiella, José R. Rubio y Fernando Mugarza
2
Aspecto general de la reunión
3
José R. Rubio, Ana Mato y Juan Abarca

Oficialmente, este martes 18 de junio se cumplía el tercer aniversario del IDIS y el día en el que se presentaba el informe RESA (Resultado en Sanidad Privada), que publicamos como documento, pero en la práctica fue mucho más. El Patronato del IDIS acaba de renovar su presidencia, que ha pasado de José Ramón Rubio a Javier Murillo, consejero-director general de SegurCaixa Adeslas, novedad que se hará pública en una rueda de prensa a celebrar el próximo 25 del presente mes de junio. Pero había más: se palpaba en el ambiente el orgullo por la obtención de unos buenos resultados y por el respaldo del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, representado por su máxima autoridad, Ana Mato, cuya presencia fue interpretada como un explícito refrendo a la labor realizada.

 

Una ministra que valora las aportaciones de la sanidad privada

 

Al menos, así lo entendió el secretario general del IDIS, Juan Abarca, que en un breve discurso de clausura, en el que habló de transparencia (la palabra más utilizada a lo largo de todo el acto), evidenció que no corrían buenos tiempos para la sanidad privada. Se refirió a la facilidad de algunos políticos de esconderse ante las turbulencias y por ello consideró tan importante la presencia de una ministra que valora la colaboración que el sector privado aporta al conjunto de la sanidad; también hizo la estimación en su calidad «de ciudadano español que necesita resultados en salud y transparencia, nuevos principios, eficiencia y sostenibilidad». Por todo ello, el secretario general del IDIS felicitó a la ministra por su apuesta «importantísima por un modelo que tiene que imperar».

 

Abarca se mostró crítico con los políticos que, por una parte, aseguran que tenemos uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo y «luego emiten 20 ó 30 reformas que hay que emprender» y llamó a hacer reformas «para volver a tener el mejor sistema sanitario del mundo». Así que se mostró deseoso de avanzar, esperanzado que la pública también avance y animó a «emprender reformas o retrocederemos décadas». Por último mostró su preocupación por los que no pueden elegir y tienen que esperar, cautivos de la pública, a que solucionen sus problemas.

 

El reconocimiento de la medicina privada

 

La ministra de Sanidad, Ana Mato, resaltó la voluntad del IDIS de compartir los resultados que dan cuenta de su eficiencia, innovación y seguridad, circunstancias que muestran, de forma clara y rigurosa, la calidad que ofrece la sanidad privada en nuestro país, «con una amplia participación femenina». Alabó la ministra la dilatada colaboración en el tiempo entre pública y privada, colaboración que deseó duradera, así como la confianza que los usuarios tienen depositada tanto en los recursos humanos como en los recursos técnicos que aporta el sector privado. Y señaló cómo el Consejo Asesor del Ministerio reconocía el papel de la sanidad privada, sin olvidar como las distintas Comunidades Autónomas acuden desde hace tiempo a la sanidad privada «que apoyan en mayor o menor medida».

 

La novedad más importante de las citadas por Ana Mato fue la revelación de que está valorando la necesidad de integrar los sistemas de información de centros no pertenecientes a la red pública en los proyectos e-salud. Finalmente la Ministra no quiso acabar su intervención sin mencionar su aspiración de llegar a un Pacto por la Sanidad que «incluya a la sanidad privada » y por el cual se han pronunciado a favor profesionales pacientes y

 

La historia clínica digital para este mismo año

 

Con posterioridad al acto de presentación del estudio RESA, Mercedes de Vinuesa, directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación (que acompañaba a la ministra), explicó en un aparte a los periodistas los planes tecnológicos que lidera el Ministerio y al que cuatro autonomías (sin decir cuáles) no se habían unido aún. Abundó en las ventajas de un sistema que permite a los médicos disponer de todos los datos de un paciente, «venga del servicio de salud que venga», y al igual que la ministra aseguró que la historia clínica digital con interoperabilidad (lo mismo que la tarjeta sanitaria) estará incorporada en este año 2013.

 

Puesta en escena

 

Como suele ocurrir en las convocatorias del IDIS la puesta en escena es siempre importante y reveladora. En la mesa primera intervinieron José Ramón Rubio, presidente saliente del IDIS, y el presidente de honor, Pedro Luis Cobiella.

 

El presidente saliente, J Ramón Rubio, que habló del tercer aniversario y del nacimiento del Instituto, recordó que éste había nacido «con vocación de dar a conocer la sanidad privada y de realizar un ejercicio de transparencia ante los ciudadanos. Informó de que en el estudio habían participado 103 centros (el año anterior participaron 82 centros), con un incremento de participación del 20 por ciento; la incorporación de un buen número de centros privados que trabajan para el sector público; así como de clínicas ambulatorias quirúrgicas y de servicios de diagnósticos.

Imagen destacado 
Pedro Luis Cobiella, Manuel Vilches, Juan Abarca, Ana Mato, José R. Rubio e Ignacio Conde

Pedro Luís Cobiella, el presidente de honor, expresó su satisfacción por los resultados obtenidos, aunque apostó por un mayor esfuerzo y dijo creer que «estamos en el buen camino».

 

El vocal del IDIS, Ignacio Conde resaltó la importancia de la evaluación continua para mejorar y desarrollar una evolución constante. Citó al respecto los 20 indicadores de que consta el estudio RESA, cuyos datos han sido recopilados en abril y mayo.

 

Manuel Vilches, el director de Operaciones del IDIS precisó que este año no solo había un 20 por ciento de centros más en el estudio con respecto al año pasado, sino que los perfiles eran más diversos. La incorporación de nuevos indicadores, como los tiempos de espera para la realización de pruebas diagnóstica en cáncer de colon y de pulmón o el ratios de colonoscopias realizadas bajo sedación profundas, son para Manuel Vilches de las consecuciones más importantes.

 

Las cortas esperas de la privada

 

Entre las fortalezas que habitualmente esgrime el sector privado está el tiempo de espera y en este aparado anunció una espera de dos semanas como máximo en las pruebas diagnósticas. En las urgencias cifró el tiempo de espera en 7 minutos para el triage y de poco más de 15 minutos para la asistencia facultativa, «y con tendencia a la baja». Prosiguió el director de Operaciones remarcando que más del 80 por ciento de los hospitales han acreditado o certificado sus áreas más relevantes «como medida de seguridad para el paciente».

 

La estancia media en los hospitales la situó por debajo de 4 días y que , incluso, afirmó, en los casos extremos no llega a los 5 días.

 

Por debajo de las 2 semanas calculó el tiempo de espera para la primera consulta para las especialidades de mayor volumen en el sector privado como son la Oftalmología, la Dermatología, la Traumatología y Ginecología y Obstetricia.

 

La simbología de la ventana abierta

 

Como uno de los indicadores que también muestran una buena evolución, citó al protocolo de cirugía segura o check list con un 96 por ciento de implantación.

 

Tras enumerar con precisión y detalle cada uno de los parámetros que «nos sitúan en la primera división», Manuel Vilches mostró una imagen en la que se podía ver una ventana con las hojas abiertas, «como símbolo de transparencia y de voluntad de «compartir con todos lo que hacemos «

 

Deja un comentario