Política y Sociedad SEMERGEN y FEDE presentan un estudio sobre práctica clínica en esta enfermedad

En España existe un deficiente manejo de la diabetes tipo 2

La Fundación de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), en colaboración con la Federación Española de Diabetes (FEDE), ha presentado los resultados del ‘Estudio para conocer la práctica clínica en el manejo de complicaciones crónicas vasculares en pacientes con Diabetes Mellitus tipo 2. Estudio BPC Diabetes‘, del que se extrae que existe un deficiente manejo de estas complicaciones en los pacientes que padecen esta patología.

Andoni Lorenzo, José Luis Llisterri y Miguel Turégano

La presentación de este trabajo, que contó con una beca no condicionada de la compañía farmacéutica Boehringer Ingelheim, corrió a cargo del presidente de Semergen, el doctor José Luis Llisterri; su homólogo en FEDE, Andoni Lorenzo; y el doctor Miguel Turégano, quien es miembro de los Grupos de Trabajo de Hematología y de Hipertensión Arterial y Enfermedades Cardiovasculares de la referida sociedad médica, y que lideró la investigación en cuestión.

José Luis Llisterri señaló que “se trata de un estudio muy importante, ya que la diabetes es una enfermedad grave que afecta a seis millones de personas en España y que si no se maneja bien, puede producir muchas complicaciones, como la ceguera y las amputaciones”. Así, para él, “es importante que desde la Atención Primaria se conozca la realidad del manejo de las complicaciones vasculares en pacientes con diabetes tipo 2, cuyas conclusiones podemos extraer de este estudio, probablemente el primero a nivel nacional realizado íntegramente por médicos residentes”.

No se realizan pruebas de fondo de ojo y pie diabético en muchos pacientes

“En el estudio hemos participado 67 miembros de la Red de Investigadores Residentes de Semergen (RIRES), con el objetivo principal de describir el manejo a nivel nacional de las complicaciones clínicas vasculares de la diabetes, en referencia al diagnóstico, cribado, seguimiento y control adecuado”, sostuvo Miguel Turégano. Esta investigación “contó con la participación de 1.420 pacientes válidos y de los principales resultados se extrae que al 30 por ciento de los pacientes con esta patología no se les había realizado la prueba de fondo de ojo en los últimos dos años y a cerca del 60 por ciento no se les efectuó la exploración del pie diabético”, confirmó.

Tal y como explicó Turégano, “estas pruebas son de vital importancia para garantizar la calidad de vida de los pacientes diabéticos, ya que es frecuente en ellos la retinopatía diabética, que puede derivar en ceguera, así como problemas en los pies que podrían terminar con amputación”. En esta línea, “el papel de la Atención Primaria es crucial, pues la prevención de estas complicaciones garantizaría una buena calidad de vida en los pacientes y un ahorro al sistema sanitario”, destacó.

Además, con la realización de esta investigación, “hemos podido extraer que no hay muchos estudios, ni a nivel nacional ni mundial, que reflejen cómo se maneja el paciente diabético en el entorno de Atención Primaria; también nos ha permitido ver cuáles son las principales comorbilidades, como la hipertensión, dislipemia, enfermedad renal crónica y tabaquismo, que tiene el paciente diabético; así como los tratamientos más prescritos para el manejo de la diabetes y cómo es un paciente tipo. Por último, y como conclusión más importante, podemos analizar cómo se manejan las complicaciones crónicas vasculares del paciente, principalmente la nefropatía, la neuropatía, la vasculopatía y la retinopatía diabéticas”, añadió este investigador.

Petición para que el sistema sanitario se oriente hacia un modelo de cronicidad

Desde el punto de vista del paciente, Andoni Lorenzo señaló que “del estudio se extraen datos que nos llaman mucho la atención, en el sentido de que muchas veces hay falta de cumplimiento de las guías clínicas por parte de los médicos de Atención Primaria, no por su desinterés, sino porque, aunque contamos con un sistema sanitario muy bueno, existe mucha saturación”. En esta línea, “desde FEDE pedimos que se respeten las recomendaciones de las guías clínicas en diabetes, que se intente evitar el deterioro de la calidad asistencial, así como mejorar la atención sanitaria y, sobre todo, que se empiece a orientar a nuestra Sanidad hacia un modelo de cronicidad que supondrá más dedicación a los pacientes”, argumentó.

“Debemos agradecer la labor de la Atención Primaria, pues es la puerta de entrada de la Sanidad y debe tener un liderazgo en el Sistema Nacional de Salud (SNS) con respecto a la diabetes, pero también creemos que es muy importante que se produzca una mejora real. Así, pedimos a quien gobierne un incremento en los presupuestos, que se adecuen los recursos humanos y también mayor capacidad de realización de pruebas diagnósticas. Para todo ello, debe existir una coordinación asistencial también en el ámbito hospitalario y un modelo de toma de decisiones compartidas entre médicos y pacientes”, subrayó el máximo representante de FEDE.

“Estoy sorprendido del poco impacto que tiene la diabetes, tanto en la sociedad como en la Administración, pues es una enfermedad que en España provoca la muerte de 25.000 personas al año y, según el último informe del Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (CIBERDEM), hay 1.100 debuts diarios de pacientes con diabetes en nuestro país. Además, somos el segundo país con más amputaciones del mundo, por detrás de Estados Unidos”, prosiguió Lorenzo.

Por ello, “vamos a demandar al Ministerio de Sanidad una campaña de concienciación para que se destierre la idea de que la diabetes es ‘tener un poco de azúcar’. Se trata de una patología que provoca más de 17.000 millones de euros en gastos indirectos y 5.000 millones de euros en gastos directos”, añadió el presidente de FEDE. Con él coincidió Llisterri, para quien la cartera sanitaria del Gobierno “tiene que reactualizar la estrategia de diabetes y potenciar el cuidado del paciente crónico, pues las complicaciones como la ceguera y el pie diabético son muy graves y pueden prevenirse perfectamente”.

El máximo exponente de Semergen confirmó que “los investigadores han encontrado barreras para llevar a cabo este estudio en cinco o seis comunidades autónomas, lo que evidencia una falta de cultura sobre la necesidad de la investigación clínica entre nuestros gestores”. “Una sociedad científica, como es Semergen, tiene que estar volcada, no solo en la formación, sino en la investigación de patologías que se tratan en Atención Primaria, como es la diabetes y, pese a estas trabas, vamos a seguir luchando por realizar una investigación de calidad, cuyo último objetivo son los pacientes”, concluyó.