Tecnología e Investigación Según la guía de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia

La EMA aconseja no usar heparina ante la sospecha de trombos por vacunas Covid-19

— Madrid 7 Jun, 2021 - 2:19 pm

El grupo de trabajo Covid-19 de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) ha aconsejado, a los profesionales sanitarios de la Unión Europea (UE), que consideren las recomendaciones de las sociedades científicas, en especial la de la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH), sobre el no uso de la heparina, al evaluar a las personas con signos y síntomas de trombosis con síndrome de trombocitopenia (STT) tras la vacunación contra la Covid-19 con la vacuna de las compañías farmacéuticas AstraZeneca y Janssen.

El síndrome de trombocitopenia requiere una identificación rápida y un tratamiento clínico urgente. Las recomendaciones nacionales e internacionales se actualizaron con la evolución de la experiencia en el manejo de este síndrome y trombocitopenia y trombosis inducidas por heparina (HITT).

En este sentido, el citado grupo de trabajo de la EMA reconoceó que existen diferencias entre las pautas disponibles, principalmente en relación con los ensayos y las imágenes utilizadas para el diagnóstico y para guiar el tratamiento, así como las opciones de tratamiento con anticoagulantes no heparínicos, inmunoglobulinas intravenosas y glucocorticoides.

Para el tratamiento de la sospecha de síndrome de trombocitopenia, especialmente si no hay una guía local disponible, se recomienda que los profesionales de la salud consideren la guía provisional de la ISTH sobre trombocitopenia trombótica inmunitaria inducida por vacunas Covid-19, que se basa en la colaboración internacional continua de los profesionales sanitarios.

Señales de seguridad

Las conclusiones alcanzadas se basan en las evaluaciones de señales de seguridad de la propia EMA, que llevaron a realizar actualizaciones de la información del producto para las vacunas de los mencionados laboratorios farmacéuticos.

Los profesionales sanitarios fueron informados, a través de comunicaciones profesionales sanitarias directas (DHPC), de los signos y síntomas del síndrome de trombocitopenia con cualquiera de las vacunas, de modo que las personas afectadas puedan ser diagnosticadas y tratadas lo antes posible utilizando las pautas disponibles.