Farmacia

El XXIV Convenio de Oficinas de Farmacia, en manos del Servicio Interfconfederal de Mediación y Arbitraje

— Madrid 10 Ene, 2014 - 12:32 pm

Si no ocurre nada extraordinario en próximas fechas, en principio, va a ser el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje (SIMA), a través de un único mediador, el que articule el contenido del XXIV Convenio Colectivo de Oficinas de Farmacia, según informa la Asociación de Empresarios de Farmacia de Madrid (Adefarma). Visto el resultado de la última reunión de la Mesa Negociadora de Convenio Colectivo, celebrada el pasado día 23 de diciembre, el XXIV va a pasar a la historia por ser el primero en el que la falta de acuerdo entre los agentes sociales representativos, patronales y sindicatos, se resolverá por la intervención del Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje, señala Adefarma.

Desde Federación Nacional de Oficinas de Farmacia (FENOFAR) se informó a Adefarma que se hizo un esfuerzo improbo por evitar que fuera así, pero, desafortunadamente, la actitud de Comisiones Obreras y de la Unión de Trabajadores de Farmacia, hizo del todo imposible cualquier atisbo de acuerdo en ninguna de las materias fundamentales, señala la Asociación de Empresarios de Farmacia de Madrid .

ADEFARMA y FENOFAR señalan que su postura no va a cambiar, respecto de la que se ha venido manteniendo hace ya tiempo y que recoge la congelación salarial, incremento de horas de la jornada laboral, supresión de una paga extra, restauración de la categoría de facultativo, desaparición de complementos, revisión del articulado que suponga gastos añadidos como los permisos retribuidos y modificación de tipos de contrato.

Sin embargo, la realidad es que ahora sin texto alguno, según Adefarma, es el acuerdo alcanzado por los antiguos representantes de FEFE en la Comisión Negociadora, con Juan Vacas a la cabeza, el que adquiere vinculación y protagonismo, cediendo la responsabilidad de la elaboración del contenido de Convenio al SIMA, con todas las consecuencias que ello supone.

Adefarma señala su preocupación ya que considera que la intervención del SIMA no va a dejar a nadie satisfecho porque todos van a tener que renunciar a parte de las reivindicaciones que sostienen. El pasado 7 de enero hubo reuniones en el SIMA para que las partes ratificaran la intervención del mediador que será Tomás Sala Franco.