Hospitales Según los resultados de un trabajo realizado por el Hospital Gregorio Marañón

El uso de la biopsia líquida permite personalizar el abordaje del cáncer de mama metastásico

— Madrid 8 Jul, 2019 - 1:10 pm

Investigadores del Hospital General Universitario Gregorio Marañón de Madrid han realizado un estudio que demuestra los beneficios del uso de la biopsia líquida en los tratamientos de cáncer de mama metastásicos, concretamente mediante la detección de mutaciones del tumor, una prueba que se puede realizar tantas veces como se quiera a lo largo de la historia de la patología, ya que se trata de un procedimiento similar a una «analítica corriente».

Miguel Martín

Respecto al cáncer metastásico, objeto de la investigación, este centro informa de que «estos tumores liberan en la sangre fragmentos de su ADN en los que pueden estudiarse mutaciones y otras alteraciones genéticas, lo que se conoce como biopsia líquida». Es decir, mediante esta prueba se pueden detectar alteraciones del cáncer, algo que no es posible con una biopsia del tumor principal.

«Por tanto, con la aplicación de la biopsia líquida al seguimiento de la enfermedad, puede personalizarse la terapia de cada paciente y, además, cuantificando el ADN circulante tumoral, se puede conocer precozmente si el paciente está respondiendo o no a la terapia», declara este centro sanitario.

Procedimiento del estudio

Este trabajo, liderado por el jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario Gregorio Marañón, el doctor Miguel Martín, fue publicado en la revista científica ‘Journal of Clinical Precision Oncology de la American Society of Clinical Oncology‘. Los investigadores llevaron a cabo el proyecto a través del estudio de un total de 40 pacientes con metástasis de cáncer de mama, en quienes se analizó la secuenciación genética del tumor primario y el tumor metastásico con biopsia física y líquida.

Desde este hospital se apunta que «en este trabajo se ha podido comprobar que las mutaciones presentes en el tumor primario se encuentran también en las metástasis y biopsia líquida. Sin embargo, en esta investigación se ha contrastado que existen mutaciones tanto en el tumor metastásico como en la biopsia líquida que no estaban presentes en el tumor primario. Por tanto, el conocimiento de estas mutaciones es extremadamente útil para el desarrollo de una Medicina de Precisión que ajuste los tratamientos al perfil del cáncer en la fase metastásica que se encuentre».

El conocimiento de estas mutaciones supone poder diseñar un abordaje de la enfermedad personalizado para cada paciente, cosa que no se puede realizar tan solo con el estudio genético del tumor primario, tal como concluye el Hospital General Universitario Gregorio Marañón.

Deja un comentario