Tecnología e Investigación Estudio liderado por científicos del Hospital Clínic de Barcelona, IDIBAPS y CIBERES

El uso de corticoides reduce notablemente el fallo en el tratamiento de la neumonía grave

— Barcelona 17 Feb, 2015 - 5:08 pm

La administración de corticoides, junto con los antibióticos, reduce de forma significativa, desde un 31% al 13%, el fallo, que incluye la muerte de los afectados, en el tratamiento en los casos graves de neumonía adquirida en la comunidad y mejora su pronóstico; este extremo se desprende de un estudio liderado por científicos del Hospital Clínic de Barcelona, del IDIBAPS y del Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Respiratorias, CIBERES, del Instituto de Salud Carlos III.

17 CLINIC BARCELONA IM-1El estudio comparó la administración de antibióticos más placebo con antibióticos más corticoides en pacientes con neumonía grave, a lo largo de 8 años (2004-2012). Los resultados demostraron que en el grupo de pacientes que recibió corticoides hubo una reducción significativa del fallo de tratamiento, que incluye la mortalidad, desde el 31% al 13%.

Esta investigación, cuyo primer firmante es el Dr. Antoni Torres, catedrático de la Universidad de Barcelona, neumólogo del Hospital Clínic y coordinador del grupo del IDIBAPS y CIBERES, que lidera este estudio en el que también participan los hospitales La Fe de Valencia y Son Dureta de Palma de Mallorca, se publicó en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

Elevada hospitalización

La neumonía adquirida en la comunidad es la enfermedad infecciosa que conlleva una mayor mortalidad en los países desarrollados. Afecta a 2-3 personas por cada 1.000 habitantes al año, cifra que puede aumentar hasta 50-60 casos anuales en personas de más de 65 años o en pacientes con enfermedades crónicas respiratorias, cardíacas o hepáticas.

Hasta un 60% de los pacientes con neumonía han de ser hospitalizados. La mortalidad global de los pacientes con neumonía es de un 10%, pero aumenta de forma considerable, hasta un 30%, en los pacientes hospitalizados más graves. Además, los pacientes con neumonía después del alta hospitalaria pueden presentar durante bastante tiempo afectación del estado general, descompensación de sus enfermedades crónicas y complicaciones cardiovasculares graves.