Industria farmacéutica En colaboración con Bristol-Myers Squibb y Pfizer

El Sermas organizada una jornada sobre el futuro de la anticoagulación

— Madrid 1 Oct, 2014 - 5:30 pm

Alrededor de 80 expertos en distintas especialidades como Cardiología, Neurología y Hematología, así como a asociaciones de pacientes, se han dado cita en la Jornada “Compartiendo experiencias en anticoagulación en la Comunidad de Madrid”, organizada por el Servicio Madrileño de Salud (Sermas), en colaboración con Bristol-Myers Squibb y Pfizer.

Durante el encuentro se trató la importancia de que el paciente anticoagulado esté informado acerca de su patología para que pueda tomar decisiones respecto a su salud. Los expertos hicieron especial hincapié en que mejorar la continuidad asistencial entre Atención Primaria y Especializada a la hora de tratar a estas personas, es esencial para mejorar la atención que reciben estos pacientes. Todo ello se produce en un contexto de cambio, en el que la llegada de los nuevos anticoagulantes orales hace que los profesionales sanitarios, la administración y los pacientes debatan acerca de cómo debe producirse este cambio del paradigma en el tratamiento.

Para el doctor Julio Zarco, director general de Atención al Paciente del Servicio Madrileño de Salud, SERMAS, “las administraciones sanitarias, junto con las asociaciones de pacientes, debemos sensibilizar, informar y formar a los pacientes para que tengan una mayor capacidad a la hora de tomar decisiones, que pueden ir desde el conocimiento de la medicación, hábitos de vida saludables o el control de la anticoagulación”. Se trata, en definitiva,  de que “la involucración del paciente sea absoluta”.

Autonomía, autogestión, autoestima…

En su opinión, las personas que reciben tratamiento anticoagulante “tienen que tener capacidad para controlarse ellos mismos, de la misma forma que un paciente diabético controla su glucemia”. De esta forma, “su autonomía, su autogestión, su autoestima y la sensación de control de la enfermedad es mucho mayor”.

Por su parte el doctor José Luis Zamorano, jefe del Servicio de Cardiología del H.U. Ramón y Cajal, Madrid, y ponente del encuentro, subrayó que “educar al paciente es una pieza clave y sólo trae mejoras para su salud. Al principio parecía solo una cosa de médicos, pero es fundamental que incluyamos en esto al paciente”.

Mejora de la continuidad asistencial

Durante la jornada se trató también del futuro de la anticoagulación, en el que juega un papel importante el cambio de paradigma que ha supuesto llegada de los nuevos anticoagulantes orales. En palabras del doctor Zamorano, “se abre un nuevo escenario y por eso tenemos que compartir experiencias. Se trata de ver cómo nos vamos a posicionar para tratar mejor a nuestros pacientes”. Entre las ventajas de estas nuevas terapias se encuentra “la comodidad, ya que el paciente no requiere realizar el control del INR periódicamente”.

Por otro lado, los expertos destacaron la importancia de que exista una continuidad asistencial en la atención al paciente anticoagulado. Así, para el doctor Zamorano “el paciente debe ser el centro del cuadro, lo que quiere decir que tiene que haber una continuidad asistencial entre Atención Primaria y Especializada”. Finalmente, los expertos reclamaron la creación de protocolos conjuntos para tratar al paciente y guías clínicas que garanticen unos estándares en el manejo de este paciente.