Industria farmacéutica Según advierte SEICAP

El riesgo de hospitalización por gripe en niños con asma puede ser hasta cuatro veces mayor

— Madrid 22 Ene, 2020 - 6:05 pm

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP) ha advertido de que “la gripe, decretada como epidemia ya en varias comunidades autónomas, es un virus que puede resultar más peligroso en poblaciones de riesgo, como los niños con asma, que pueden tener hasta cuatro veces más riesgo de hospitalización”.

Asimismo, dicha organización insiste en la importancia de que “estos menores estén vacunados contra la gripe, tomen la medicación preventiva pautada por su pediatra alergólogo y sigan unas adecuadas medidas higiénico-dietéticas para evitar el contagio de este tipo de infecciones”.

Los riesgos de hospitalización por gripe en niños con diagnóstico previo de asma son mayores, según confirma una investigación recientemente publicada en la revista Epidemiology. De hecho, en países como Estados Unidos y Alemania el riesgo es cuatro veces mayor, según una revisión de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica (EAACI).

“La gripe, al ser una infección vírica de las vías respiratorias que afecta sobre todo a garganta, nariz y bronquios, es un importante factor de riesgo para los niños con asma, que sufren una inflamación crónica de los bronquios y en los que los síntomas gripales pueden provocarles crisis asmáticas”, sostiene el doctor Luis Moral, que es el coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de SEICAP.

Complicaciones graves

Por otro lado, este especialista añade que “la gripe puede conllevar complicaciones graves en estos menores con la aparición de patologías más complicadas, como la bronquitis o la neumonía. De ahí que el asma sea la enfermedad crónica más común en los niños hospitalizados por gripe”.

La gripe afecta cada año a entre el 5 y el 20 por ciento de la población mundial, según cifras de la EAACI. Se caracteriza por fiebre alta, dolores musculares y de cabeza, malestar general, tos, dolor de garganta y rinitis, puede durar una semana y su contagio es fácil, ya que se transmite a través del aire debido a que las personas infectadas dispersan en él gotitas infectadas al toser, hablar o estornudar.