Política y Sociedad ya que "ronda los 400.000 donantes"

El Plan Nacional de Médula Ósea cumple su objetivo dos años antes de lo previsto

— Madrid 3 Abr, 2019 - 6:03 pm

En la jornada ‘El trasplante de progenitores hematopoyéticos en España: nuevos retos, nuevas soluciones’, organizada por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) y celebrada en Madrid, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha asegurado que el Plan Nacional de Médula Ósea (PNMO) cumplió su objetivo y «con bastante antelación», ya que «ronda los 400.000 donantes, casi dos años antes de la fecha prevista para diciembre de 2020».

El objetivo de este encuentro fue dar a conocer y analizar las líneas maestras de la Estrategia Nacional en Trasplante Hematopoyético para los años 2020-2025, en cuyo diseño participaron administraciones públicas, la Fundación Internacional Josep Carreras, profesionales sanitarios, sociedades científicas y asociaciones de pacientes.

La nueva Estrategia aglutina el Plan Nacional de Médula Ósea, el Plan Nacional de Sangre de Cordón Umbilical y el Plan Nacional de Terapias Avanzadas en aquellos aspectos relacionados con el trasplante hematopoyético, genéricamente conocido como trasplante de médula ósea.

Asimismo, la ONT presentó la tercera fase del Plan Nacional de Médula, algunas de cuyas medidas ya están en marcha. Para María Luisa Carcedo, “el reto actual del Plan Nacional de Médula es incrementar no sólo la cantidad, sino también la calidad de las donaciones de médula. No solo queremos disponer de muchos donantes. También queremos que los donantes registrados tengan el perfil idóneo para que lleguen a ser donantes eficaces y así dar más oportunidades a los pacientes que los necesitan”.

Con una inversión de seis millones de euros

El Plan Nacional de Médula Ósea se puso en marcha al inicio de 2013. Desde entonces, el Ministerio de Sanidad destinó más de seis millones de euros para su desarrollo e implementación, cantidad a la que se añaden las aportaciones de las comunidades autónomas.

Cada año se realizan en España alrededor de 3.300 trasplantes de progenitores hematopoyéticos (TPH) de los cuales cerca de 1.300 van a precisar de un donante, ya sea familiar o no emparentado. Para aquellos pacientes que necesitan un donante no emparentado, en la actualidad los equipos de trasplante demandan sobre todo donantes jóvenes, de entre 18 y 40 años, fundamentalmente varones, porque la evidencia científica muestra que ofrecen mejores resultados.

Según los datos de la ONT y el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), en la actualidad dos de cada tres donantes registrados son mujeres. Sin embargo, las posibilidades de que un varón termine siendo donante efectivo son el triple que las de las mujeres.

Con independencia de su procedencia

La directora de esta organización, Beatriz Domínguez-Gil, destacó la importancia de integrar en una única Estrategia todos los programas actualmente en marcha para mejorar el trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH), con independencia de su procedencia, ya se médula ósea, sangre de cordón umbilical y terapias avanzadas.

Domínguez-Gil explicó que los objetivos de la tercera fase del Plan Nacional de Médula se revisaron el pasado año, para adaptarlos a los avances científicos y a las necesidades actuales de los pacientes. Esta reorientación persigue incrementar el número de donantes varones y menores de 40 años inscritos en el REDMO y alcanzar en los próximos cuatro años una autosuficiencia del 35 por ciento. El nivel de autosuficiencia se multiplicó por cinco desde que se puso en marcha el Plan Nacional de Médula, al pasar de un 4 por ciento en 2012 a un 22 por ciento en 2018.

Deja un comentario