Farmacia

El nuevo presidente de los farmacéuticos de Madrid, preocupado por la situación económica de la farmacia

En el acto de toma posesión como presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, el nuevo titular de la corporación, Luis González, apuntó la necesidad de un cambio en el modelo retributivo de las farmacias, al tiempo que reclamó de las autoridades sanitarias que realizaran menos elogios de la farmacia y se dejaran de recortar sus ingresos.

Luis González

Luis González y Javier Rodríguez

La toma de posesión del nuevo presidente del Colegio de Farmacéuticos de Madrid, tras un proceso electoral un tanto complicado, tuvo lugar a mediodía de este martes en el salón de actos de la distribuidora farmacéutica Cofares, cuya sede central se ubica en el mismo edificio del Colegio. Allí se dieron cita multitud de profesionales de la farmacia y algunos representantes de otras profesiones sanitarias y, sobre todo, la plana mayor de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, con su consejero, Javier Rodríguez, al frente. Y no faltaron quienes habían sido sus dos últimos predecesores, Manuel Lamela y Javier Fernández Lasquetty.

Tras la jura de sus cargos de todos los integrantes de la nueva Junta de Gobierno y de quienes componen la Comisión de Recursos, tomó la palabra el presidente saliente, Alberto García Romero, quien, entre otros aspectos de su quehacer, subrayó cómo había tenido que trabajar para minimizar el impacto de la crisis en la farmacia.

Una nueva etapa

A juzgar por su discurso de toma de posesión, el presidente entrante, Luis Gonzalez Díez, trazó las líneas de lo que pretende ser una nueva etapa en la institución colegial, pues pretende revisar los servicios que presta el Colegio a los colegiados, así como determinar una nueva estructura de la cuotas e, incluso, revisar los conceptos retributivos de los miembros del colegio. En el fondo, según advirtió, pretende una nueva configuración presupuestaria.

Asimismo, González reiteró el deseo del nuevo equipo de colaborar con la Administración regional para mejorar la atención farmacéutica a los ciudadanos, seguir cobrando puntualmente las recetas oficiales dispensadas y desarrollar iniciativas conjuntas como la Cartera de Servicios. En este contexto, el presidente apuntó la conveniencia de modificar el modelo retributivo de la farmacia, pues el margen que recibe actualmente es residual y apenas llega para soportar los gastos generales. Reclamó la revisión de los descuentos sobre la facturación que, según dijo, están asfixiando a las farmacias. Y es que, según sus palabras, debe devolverse la estabilidad a las oficinas de farmacia.

Papel de los farmacéuticos

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Rodriguez, que recordó su permanente colaboración con el Colegio, recordó el papel de los farmacéuticos que, según dijo, no es solo la dispensación de los medicamentos, pues el farmacéutico es parte importante de la sanidad en distintos ámbitos. Por último, Rodríguez indicó que las farmacias constituyen el paradigma de la colaboración público-privada en la Sanidad, destacó que son un servicio de máxima calidad teniendo en cuenta la práctica inexistencia de reclamaciones por parte de los ciudadanos, y se comprometió a mantener “e incrementar si es posible” el alto grado de colaboración que ya existe entre el Gobierno regional y el Colegio de Farmacéuticos.

 Nueva Junta con el Consejero

Nueva Junta con el Consejero