Política y Sociedad En la presentación de la primera edición

“El Monitor de Reputación Sanitaria permitirá reconocer a los mejores de la sanidad española”

El Monitor de Reputación Sanitaria pretende ser una fotografía dinámica de los protagonistas que actúan en nuestro sistema sanitario. Se trata, según su director, el catedrático Justo Villafañe, de un macro estudio que evaluará con criterios independientes y científicos los mejores hospitales, servicios clínicos, profesionales médicos y enfermeros; además de laboratorios farmacéuticos, fármacos, fabricantes de productos sanitarios y compañías aseguradoras de salud.

Justo Villafañe

Justo Villafañe

El estudio incorpora 214 indicadores objetivos de calidad y rendimiento asistencial y una evaluación de méritos “reputacionales”, tanto a nivel de la práctica sanitaria pública como de la privada. El no contar con subvenciones o patrocinio de ningún tipo fue valorado por sus presentadores como uno de los principales indicativos de independencia.  Se trata de hacer un ‘Top 100’ cuyos resultados serán presentados anualmente, siempre hacia finales del mes de octubre. Como principales cualidades, Justo Villafañe apuntaba a que cuenta con el aval de Merco (monitor empresarial especializado en reputación corporativa) así como de un Consejo Asesor, como “pieza decisiva”, compuesto por los presidentes de los consejos generales de médicos y enfermeros y hasta por asociaciones de pacientes y periodistas especializados en Sanidad, como novedad. Así que confianza, independencia y transparencia fueron los términos más citados en el transcurso de la presentación de esta primera edición.

Como respuesta a por qué era necesario una herramienta de este tipo, el propio Villafañe aseguró que la sociedad española demandaba una mayor transparencia, así como una evaluación de su sistema sanitario. Parafraseando al pensador Peter Drake de que “todo lo que se puede medir, se puede mejorar”, situó la labor del MRS. Otros datos de interés mencionados por Villafañe es que la elaboración del estudio será realizada por Análisis e Investigación, el primer instituto español de investigación de mercados. La metodología y los resultados indicó que “serán sometidos a una revisión independiente por KMPG (ISAE 3000)”. Y los resultados, además de los que publiquen los medios de comunicación, podrán ser conocidos a través de la web de Merco (ww.merco.info).

Más tarde aclararían que pretenden financiar el macro estudio mediante la venta de informes completos (detallados) a cuantas organizaciones y personas quieran saber la opinión que se tiene de ellos. Eso sí cada uno solo podrá acceder a lo que se digan sobre ellos mismos y no sobre otros.

Forma de financiación y metodología

El director técnico de MRS, José María San Segundo, explicó que la metodología empleada en este primer estudio de reputación que se realiza en España, especialmente referido al ámbito sanitario , ha sido realizado basándose en tres evaluaciones.

La primera valoración corre a cargo de miles de profesionales que se basarán en 13 valores de reputación para los hospitales y servicios clínicos; 10 valores de reputación para los médicos; 13 para los laboratorios farmacéuticos; 6 en el caso de los fármacos y 14 para las compañías de seguros sanitarios.

La segunda evaluación estará realizada a través del análisis de 214 indicadores estructurados en 5 apartados y que son “estructurales”, de “actividad asistencial”, “funcionales”, de “rendimiento” y de “calidad asistencial”.

La tercera evaluación, la de “méritos reputacionales”, será realizada por los técnicos del Instituto de Análisis e Investigación. Otra de las salvedades realizadas por San Segundo es que en las encuestas los médicos no pueden elegir su servicio o el hospital en que trabajan.

Presentado como médico cirujano, además de experto europeo en calidad de gestión, el director médico del estudio, Jesús Antonio Álvarez, habló de indicadores objetivos, relevantes e idóneos “que nos permitirán por primera vez en la historia de nuestra sanidad conocer cuáles son los profesionales, servicios sanitarios, hospitales y fármacos excelentes para la comunidad sanitaria y para los pacientes”.

Los hospitales Top

Como botón de muestra, en cuyos resultados solo han intervenido médicos, o sea con un 30 por ciento de la información, -y teniendo en cuenta el orden alfabético- salía que en Pediatría y áreas específicas los tres mejores primeros hospitales serían La Paz, El Materno Infantil del Niño Jesús y el valenciano Hospital de la Fe. En Oncologóa Médica la lista  estaría encabezada por el 12 de Octubre, el Clínico de Barcelona y el Gregorio Marañón. En Oftalmología, en cambio, el primero del ránking sería el Instituto de Microcirugía Ocular de Barcelona, el hospital La Paz y el Centro de Oftalmología Barraquer, también barcelonés.
Reconocieron que aún no se han decantado por si darán por separado los resultados por hospitales públicos y privados o por el contrario lo harán conjuntamente.

Hospitales públicos imbatibles
José M. San Segundo, Justo Villafañe y Jesús A. Álvarez

José M. San Segundo, Justo Villafañe y Jesús A. Álvarez

Precisaron que los hospitales públicos no tienen parangón cuando se analizan todos los indicadores de especialidades, ya que en el caso de los centros privados tienen servicios muy fuertes solo en algunas de estas áreas. Así que es por áreas cuando se equilibran unos y otros. Aseguraron que los resultados obtenidos no fueron muy distintos a los esperados y calculan que donde surgirán las sorpresas será a partir de los puestos 25 o 30.

Por último una aclaración y curiosidad: según respuesta de Justo Villafañe, director de este  I Monitor de Reputación Sanitaria (MRS), la reputación consta de un binomio compuesto por un primer elemento que es la realidad y por un segundo elemento que es el reconocimiento de esa realidad. Distinguía a su vez que puede haber una “buena realidad” y no ser reconocida (efecto Van Gogh). O por el contrario, que se puede dar un exceso de reconocimiento, que no se corresponde con la realidad, en cuyo caso se estaría produciendo una realidad maquillada. Y de eso se trata, de aclarar los falsos prestigios y sacar a la luz a lo que aún no brillan. Vamos, a tratar de poner las cosas en su sitio.