Política y Sociedad Entrevista al presidente de FEFE

Luis de Palacio: El modelo público y privado de Farmacia en España es paradigmático

El presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), Luis de Palacio, ha compartido con Acta Sanitaria la visión de la institución a la que representa sobre aspectos como el modelo empresarial de las farmacias, las actividades que se desarrollan desde sus oficinas y los servicios que se prestan desde la Federación para ayudar a sus titulares y profesionales. Además, se recogen algunas reflexiones sobre política sanitaria y Luis de Palacio se confiesa como un inveterado melómano, además de farmacéutico por convicción. En este segundo apartado, declara que el modelo público y privado de Farmacia en España es paradigmático.

Luis de Palacio

Modelo empresarial

Acta Sanitaria: ¿Qué amenazas tiene el modelo español de farmacia dentro y fuera del país?

Luis de Palacio: Si realizamos un análisis DAFO, los aspectos que aparecen en el cuadrante de las desventajas son las amenazas que detectamos como sector. Siempre con el riesgo de que vayan a más. Dentro de España, las amenazas son siempre regulatorias, ya sea de recorte del margen legal, de recorte de los precios, de recorte del vademécum disponible y de las limitaciones de acceso a las innovaciones farmacoterapéuticas; junto a los problemas para el desarrollo y la modernización de las oficinas de Farmacia que vienen de la mano de leyes de ordenación farmacéutica. Fuera de España, las amenazas son las derivadas de la propia globalización. Esta ofrece estándares de logística muy cómodos para los usuarios, como ocurre con Ali Baba, Wish o Amazon, por ejemplo. Pero no aportan ninguna dimensión profesional, algo que siempre es imprescindible cuando se trata de medicamentos.

AS: ¿Es el modelo de farmacia un sistema de colaboración público-privada?

LDP: Por supuesto, es un modelo ciento por ciento de colaboración. Toda la prestación farmacéutica ambulatoria se realiza en las farmacias. Hablamos de un servicio público dispensado por profesionales privados, desde siempre. Por eso, la mera hipótesis de hacer estatales las farmacias, para que sean un servicio público de titularidad ciento por ciento pública, es un disparate en todos los términos, ya sean económicos, jurídicos o sociales. Sin llegar a esos extremos, ya observamos una importante limitación de acceso de las innovaciones a pacientes ambulantes, que no pueden obtener sus medicamentos en las oficinas. Estos se ven obligados a acudir a su farmacia de hospital, generalmente remota, en contra de la petición de muchas asociaciones de pacientes, que reclaman poder disponer de sus fármacos en sus farmacias de proximidad.

Farmacias como sector

AS: ¿Qué recibimiento hizo el sector de la nueva imagen corporativa e ideario de FEFE, presentados en la última edición de Infarma?

LDP: Muy bueno. Pensamos que el cambio de imagen transmite los valores que perseguimos, por y para el sector. Estos son la seriedad y el compromiso con la farmacia, además de la sencillez, la cercanía y la transparencia. Así nos lo confirmaron muchos de los farmacéuticos que acudieron.

AS: ¿Cuáles son las líneas principales del Plan Estratégico de FEFE?

LDP: En primer lugar, trabajamos para lograr la unidad del sector. Seguidamente, queremos iniciar una senda de crecimiento de afiliación en la asociación. También hemos abierto una línea de reflexión para consensuar cambios en los estatutos de FEFE que nos permitan ser una institución más útil, moderna y cercana a la farmacia. Por último, estamos decididos a mantener las actividades que le son intrínsecas a FEFE y sin las cuales se desnaturalizaría. Esto es, defender a la farmacia contra los recortes con todos los medios legales y promocionar el sector en el seno de la sociedad, mediante alianzas estratégicas con instituciones hermanas y sanitarias de otros colectivos, además de asociaciones de pacientes.

AS: ¿Es firme la alianza con la Asociación de Empresarios de Farmacia de Madrid (Adefarma)?

LDP: Efectivamente, FEFE-Madrid se disolvió en Adefarma y esta se integró en FEFE nacional. Así se decidió en las asambleas simultáneas del pasado 7 de junio de 2018. Es la solución idónea a un problema que exhibía una división entre farmacéuticos que no era tal. Estamos convencidos de que es necesario trabajar juntos para crecer en este gran proyecto común, ya que FEFE y Adefarma comparten este mismo principio.

AS: ¿En qué punto están las agrupaciones empresariales de Cantabria y Cartagena?

LDP: Para enero de 2019, estaremos todos juntos. En el caso de Cantabria ya hemos recibido la solicitud de vuelta a FEFE.

AS: ¿Qué ritmo sigue la negociación con la patronal farmacéutica de Cataluña (Fefac) para sumarse a FEFE? ¿De qué forma afecta la situación política de esta comunidad autónoma a esta posible alianza?

LDP: Nosotros queremos conformar un proyecto de unidad en torno a la farmacia, que no entiende de ideologías políticas. Desde el respeto a la labor de cada uno, entendemos que tanto Fefac y sus asociados como FEFE y sus farmacias nos beneficiaríamos de alcanzar acuerdos para lograr la citada unidad del sector. En FEFE hay gente nueva, que llega con ilusión y que quiere iniciar una aproximación que implique, al menos, establecer una comunicación fluida y, desde ahí, ver lo que podamos lograr juntos.

Factura y dispensación hospitalaria

AS: ¿De qué manera afecta a las farmacias, como entidades productivas, el descenso del mercado farmacéutico de prescripción? ¿Pueden compensar el mercado libre y los productos de autocuidado este fenómeno?

LDP: El mercado de prescripción no decae en volumen, sino que crece, lo que sí ocurre es que margen y precio, ambos intervenidos, se constriñen progresivamente para mantener estable la factura en el tiempo. Esto llegará a un punto en el que, en términos de supervivencia de las farmacias, será necesario cubrir todos los ingresos por el lado de la facturación privada, con medicamentos de receta privada o no, y el resto con productos para el cuidado personal. Si una cosa compensará a la otra es algo que hoy no sabemos. El mercado para el cuidado personal, por ejemplo, se caracteriza por tener una competencia feroz, tanto online como offline, en todos los canales, así que o tenemos unos estándares de servicio mejores que los demás para que la gente nos prefiera al resto de canales, o será difícil compensar.

AS: ¿Por qué pierde la farmacia comunitaria medicamentos en beneficio de la dispensación hospitalaria?

LDP: Esto es algo que ya hemos mencionado arriba. Se nos dice que la seguridad de la dosificación y la administración requiere que el paciente ambulante se desplace hasta el hospital, pero hay innovaciones muy seguras y fáciles de adaptar y dosificar, cuyo precio elevado, sin embargo, hace que se reserven para la dispensación hospitalaria, mientras que las oficinas de Farmacia sí dispensan otros medicamentos muy complejos, con interacciones enormes y necesidad de monitorización. Con ellos, la razón vuelve a ser el precio, que en estos casos es tan bajo como el del acenocumarol, de forma que es claro ver que la razón de pasar de dispensación comunitaria a hospitalaria es el precio.

AS: La farmacia española, ¿puede incrementar la inmunización de la población? ¿Qué se puede decir de la vacuna contra la varicela?

LDP: En el Observatorio del Medicamento queda reflejado que, cuando las vacunas tienen disponibilidad en las farmacias, existe un plus de administración de las mismas en la población. Por tanto, pedimos que todas las vacunas estén disponibles en farmacia, con lo que logramos inmunidades de grupo. Sobre la varicela, quiero recordar que, en 2013, sus vacunas, que siempre estuvieron en las farmacias, fueron embargadas por el Ministerio de Sanidad durante casi tres años, mediante un cambio de uso del medicamento muy, muy irregular y sospechoso, pasando de Diagnóstico Hospitalario a Uso Hospitalario.

“Cuando las vacunas tienen disponibilidad en las farmacias, existe un plus de administración de las mismas en la población”

Algo que denunciamos desde FEFE, los laboratorios, y la Asociación Española de Pediatría (AEP). Gracias a las denuncias y querellas de FEFE contra el Ministerio de Sanidad se terminó rectificando la ficha técnica y la vacuna volvió a estar disponible en las farmacias, como ocurre en la actualidad.

AS: ¿Deben atenerse los precios de referencia a criterios de comercialización efectiva?

LDP: Tras otras sentencias favorables a FEFE de los años 2010-2013, la comercialización efectiva de un medicamento es requisito imprescindible para que su precio pueda servir para calcular el precio menor. Esto se debió a que había algunos fabricantes que anunciaban un medicamento a precios ridículos, sin que llegara nunca al mercado. Esto provocaba nuevos precios menores a todos los medicamentos iguales que se comercializaban con anterioridad. Con ello, se bajaban artificialmente los precios, en perjuicio de toda la cadena del medicamento, incluyendo las farmacias.

AS: ¿En qué estado se encuentran los recursos a las subastas de medicamentos de Andalucía?

LDP: El conflicto legal y competencial que planteó la Administración del Estado contra la Junta de Andalucía fue zanjado por el Tribunal Constitucional a favor del Gobierno autonómico y, por tanto, de las subastas. Su tramitación paralizó la marcha de muchos recursos contencioso-administrativos interpuestos por FEFE de Andalucía en los que se alegaban muchas otras irregularidades cometidas, concernientes a la convocatoria y la ejecución de las subastas, y sobre el procedimiento seguido, con perjuicio para los pacientes, o relativos a la falta de transparencia. Todavía tenemos la esperanza de que la Justicia nos dé la razón, aunque el fallo llegue tarde y no se pueda reparar el daño creado, de ninguna forma.

AS: ¿Se limita en la actualidad la amortización del fondo de comercio de las Farmacias?

LDP: No, es totalmente amortizable, de manera que la inversión del farmacéutico tiene el mismo régimen que la del resto de empresas o negocios. Antes, estuvo muy discutido y se nos colocaba a las farmacias en una situación de grave desventaja fiscal. Una vez más, fue la labor de FEFE en los tribunales y una sentencia favorable la que liberó a las farmacias de esta carga.

En busca de acuerdos

AS: ¿Qué vigencia tendrá el actual convenio colectivo del sector de las farmacias? ¿Es satisfactorio para titulares y trabajadores?

LDP: El último convenio pactado tiene vigencia de tres años. Sin embargo, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) lo impugnó en todas las instancias posibles, con lo que se impidió su publicación durante casi todo su periodo de vigencia. En cualquier caso, estamos tranquilos porque las condiciones pactadas, al ser muy similares a las previas, no provocarán grandes cambios, sea cual sea el resultado judicial. Los cambios vendrán en las maneras de negociar que legitimen los tribunales con sus fallos. Desde nuestro punto de vista, lo que está en juego no es si sube un 2 por ciento o un 1,5 por ciento la tabla salarial.

“El convenio colectivo estatal es satisfactorio para trabajadores y empleadores”

Sino, más bien, si una sola parte, que se arroga capacidad plena para firmar un convenio, puede bloquear la negociación colectiva negándose a sentarse a la mesa de negociación, un comportamiento que, hasta hoy, suponía la autoexclusión de la negociación, de forma que podían continuar las otras partes. Nosotros pensamos que el convenio colectivo estatal es satisfactorio para trabajadores y empleadores, porque mejora los mínimos del Estatuto de los Trabajadores en casi todos los conceptos, al tiempo que tiene en cuenta alguna particularidad de las farmacias. De todas formas, es justo recordar que se trata de un mínimo que se puede mejorar voluntariamente en los contratos particulares, o matizar por circunstancias de la farmacia, o disminuir, si concurren los requisitos y pactos que prevé la reforma de 2012.

AS: ¿Qué nivel de litigiosidad laboral tienen las farmacias españolas?

LDP: El feedback que nos dan las asesorías laborales es que la litigiosidad es mínima. El íntimo trato que provoca la convivencia entre titular y empleados hace que nuestras microempresas resuelvan sus conflictos de forma muy personal. Y dada la escasa oferta de farmacéuticos y de técnicos se tiende más a cuidar al empleado que lo contrario, siempre dentro de las dificultades económicas que aún pesan en el sector.

AS: ¿Qué es necesario para modernizar y mejorar la gestión de las boticas?

LDP: Desburocratizar y aligerar las cargas del titular, en primer lugar. Son muchísimas y le impiden formarse y dedicarse a un ejercicio profesional puro. El día que en España se dejen de recortar cupones precinto como prueba de la dispensación financiada, por ejemplo, habremos dado un paso de gigante. Y es algo que, técnicamente, ya sería posible con la receta electrónica.

AS: ¿Qué supone el Decreto 5/2000 para las farmacias como empresas?

LDP: En FEFE lo calificamos abiertamente como un segundo IRPF, aunque peor. La razón es que recae en la facturación bruta, sin tener en cuenta los gastos u otra circunstancia. Es cierto que respondió a una medida urgentísima para el sostenimiento del sistema, que resulta que al final solo la pagamos las farmacias. Además, se creó en entornos de crecimiento de facturación al sistema de doble dígito, algo que ya no ocurre porque, con la crisis, hemos retrocedido económicamente una década, mientras que la recuperación apenas lleva un ritmo similar al del Producto Interior Bruto (PIB). Por todo ello, nos parece urgente derogar ese decreto y sus desarrollos.

Servicios de valor

AS: ¿Qué servicios de FEFE para los farmacéuticos titulares destacaría? 

LDP: Nuestro primer servicio es la defensa irrenunciable de las farmacias. Un beneficio que alcanza a los que nos apoyan, y se afilian, y a los que no, dado que la pertenencia a FEFE es voluntaria. Dicho lo anterior, cabe decir que hay infinidad de servicios de valor para los asociados. Prestamos asesoramiento laboral de primera mano, ya que negociamos personalmente el convenio; formación en gestión de la farmacia con muchos acuerdos con universidades y centros de estudio; acceso a infinidad de acuerdos para asociados de servicios y productos con descuento especial; y servicios particulares de cada provincial que se adaptan a las necesidades particulares.

“Nuestro primer servicio es la defensa irrenunciable de las farmacias”

Y también es de destacar la posibilidad de participar activamente en la Federación a todo aquel que crea que tiene algo que ofrecer a sus colegas, porque el apoyo de los compañeros nunca es demasiado. Todo ello por una cuota que es menor de cuantas pagamos a las instituciones que pertenecemos de manera obligatoria.

FEFE y la política

AS: ¿Qué deseos, dudas y esperanzas tiene FEFE ante los rápidos cambios habidos en el Ministerio de Sanidad?

Como hicimos con sus antecesoras en el cargo, confiamos en que la nueva titular de la cartera de Sanidad sea sensible a nuestras reivindicaciones y que cuide a la farmacia española como un bien de interés para toda la sociedad.

AS: ¿Ayuda el modelo de farmacia española al concepto de Sanidad Universal?

LDP: Yo diría que sin nuestra capilaridad territorial no se lograría la universalidad en la prestación farmacéutica, por lo que somos requisito sine qua non para un acceso universal a los medicamentos.

AS: La derogación del RDL 16/2012, ¿aumentará el gasto farmacéutico y público?

LDP: En alguna medida, seguro que lo estimulará. En cualquier caso, nosotros abogamos por que la existencia de copagos sea siempre en función de la renta del paciente, y no de su edad. Además, pensamos que una mínima participación del paciente le ayuda a hacerse corresponsable de la importancia de su tratamiento y del propio valor del medicamento.

AS: ¿Cuál es la opinión de FEFE frente a desfinanciaciones y subastas de medicamentos?

LDP: Pensamos, con todo respeto, que las aludidas subastas autonómicas son, por definición, una inequidad objetiva del sistema, a pesar de que el Constitucional no lo considere así. Nosotros sabemos que no es lo mismo que te puedas abastecer de fabricantes europeos, españoles, solventes y responsables, que hacerlo de otros deslocalizados que prestan menos garantías, aunque las fichas técnicas de sus medicamentos digan lo mismo.

“Las aludidas subastas autonómicas son, por definición, una inequidad objetiva del sistema”

Por otro lado, las desfinanciaciones son consustanciales a las nuevas financiaciones. Si queremos tener el mejor vademécum financiado del Sistema Nacional de Salud (SNS), es preciso hacer una revisión que incluya cosas nuevas y excluya otras menos prioritarias. Todo ello porque si no, no se optimiza el presupuesto, y procede decir que el que mucho abarca, poco aprieta.

Otra remuneración es posible

AS: Además de óptica, audición y ortopedia, ¿es factible la idea de ofrecer servicios farmacéuticos remunerados, complementarios a la venta de productos y servicios? ¿Quién los pagaría? ¿Se puede cobrar por el consejo farmacéutico?

LDP: Pensamos que los honorarios profesionales son perfectamente compatibles y factibles, pero también creemos que hay que ser realistas cuando se quiere mantener una margen profesional del medicamento y también incorporar honorarios. Parece evidente que el financiador público responsable de nuestra remuneración piensa antes en revisar a la baja, que en ampliar, por lo que habrá que estandarizar los servicios profesionales y que sea el sector privado el ‘early adopter‘, y el que procure los primeros resultados en salud con masa crítica, de manera que ya vendrá la Administración a concertarlos, si la población los ve necesarios.

AS: ¿Qué responde FEFE al Consejo General de Enfermería cuando afirma que las farmacias quieren realizar prestaciones propias de su colectivo profesional?

LDP: Esas afirmaciones se descalifican por sí solas y descalifican al que las emite. La habilitación para los servicios sanitarios tienen su origen en la formación académica y profesional, antes que en la ley. Y quien quiera opinar, debe comparar los estudios de la carrera universitaria de Farmacia, que tiene cientos de años de historia, tantos como Medicina, con los de Enfermería. Además, en lo relacionado con el medicamento, su revisión, seguimiento y demás, creo que no hay discusión posible, ya que el farmacéutico es su máximo responsable.

Con buena música

AS: ¿Qué importancia tiene la música para el presidente de FEFE?

LDP: Mucha. Se puede decir que en mi otra vida fui o seré compositor de reconocimiento, pero en esta no creo que llegue. Ahora en serio, me encanta escucharla y también interpretarla a través de instrumentos que forman parte de mi vida.

Deja un comentario