Política y Sociedad Podría tener que pagar 600 euros cada 20 días sólo por no acatarla

El Juzgado urge al Sacyl cumplir una sentencia sobre la carrera profesional

image__Sacyl_200_62407El Juzgado Contencioso-Administrativo nº 2 de Valladolid, ante el incumplimiento reiterado de una sentencia por parte del Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl), ha dictado una Diligencia de Ordenación que obliga a la gerencia regional de Salud a ejecutar la sentencia firme, que ganó la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO, y a reanudar la evaluación de los profesionales de la sanidad pública de Castilla y León para aplicar la Carrera Profesional correspondiente al año 2010 en un plazo improrrogable de 10 días. Si la gerencia no lo hace, deberá pagar 600 euros cada 20 días en concepto de multa coercitiva. El Juzgado señala que, en caso de impago, se ejecutará la multa contra el patrimonio personal del gerente regional.

La Diligencia responde a la demanda de CCOO, a través de su Servicio Jurídico, de ejecución de sentencia que la consejería, a través de la gerencia regional, lleva sin aplicar desde 2013. De hecho el Juzgado había demandado su ejecución en dos ocasiones, en octubre de 2014 y, de nuevo, en febrero de 2015.

La consecuencia práctica de este comportamiento será que la Administración tendrá que pagar una multa que puede alcanzar casi 11.000 euros al año, una cantidad que hay que sumar a los gastos realizados en el procedimiento jurídico que ha llevado hasta este momento con recursos imposibles de ganar por parte de la Consejería, pero también pagados con el dinero de todos los castellanos y leoneses. A menos que el importe se le vaya a imputar al patrimonio personal del gerente regional de Salud. Y es que el Juzgado apercibe por desobediencia al gerente regional por no cumplir la sentencia sobre Carrera Profesional y le amenaza con detraer esa cantidad de su propio patrimonio personal en caso de impago, además de advertirle de consecuencias penales

Casi una estrategia

Un recurso de CCOO del año 2011 obligaba a la consejería de Sanidad a reiniciar y convocar la Carrera Profesional para el año 2010. Pero como sabemos la consejería de Sanidad, con el dinero de todos, recurrió y perdió otra vez.

La consejería, para evitar tener que convocar, desmanteló todos los órganos de evaluación de manera que no sería posible reconocer la Carrera Profesional a nadie. Por este motivo y mientras no se ejecute la sentencia ganada por CCOO, ni mediante recursos individuales, ni para los interinos, ni para los fijos, … nadie puede conseguir que le reconozcan nada, porque no hay quien reconozca la Carrera Profesional en la consejería.

Comisiones Obreras cree que el objetivo de la consejería es imponer las Unidades de Gestión Clínica entre los profesionales y, por ese motivo, ha torpedeado el sistema más justo de reconocimiento profesional al que ahora le obliga el Juzgado. Por eso CCOO vuelve a exigir que, en el menor plazo posible, se habiliten los órganos de evaluación y se reanude la Carrera Profesional, no ya porque lo demande la plantilla y lo exija este sindicato, sino porque un juzgado les obliga a hacerlo sin más dilación.

Por el momento, ya sabemos que se impondrá la multa de 600 € cada 20 días, y así hasta que cumpla la sentencia de CCOO, junto a las responsabilidades penales correspondientes. ¿Será capaz el consejero de llevar a la cárcel al gerente antes que convocar la Carrera Profesional?