Breves

El Instituto Roche crea un premio periodístico en su décimo aniversario

Una gran tarta coronada por un número diez y a la que soplaba al unísono todo un equipo es una instantánea que refleja la primera década  del Instituto Roche. Era una celebración que  compartían con los medios de comunicación, unos aliados, que como dijo su director general desde sus inicios, Jaime del Barrio, han ayudado a la divulgación de sus quehaceres. Aunque cargado de iniciativas para este mismo año 2014, la dirección general del Instituto destacaba una que tocaba de lleno a sus invitados de la jornada: la creación de un premio periodístico extraordinario. El otro mensaje claro es que su apuesta sigue siendo la “Medicina Personalizada”.

I Roche 2Cuando del Barrio cogió el micrófono nos adelantó un par de noticias, una buena y otra mala. La buena consistía en que su discurso de la conmemoración de los diez años iba a ser breve (acogido con gran satisfacción entre los asistentes al acto) y la mala el anuncio de que disponíamos de una carpeta con comunicado e informaciones varias, con lo que quedamos advertidos de que no nos íbamos a marchar de rositas. Hay que decir que  su discurso dicho, sin una línea escrita, respondía casi textualmente al comunicado, con lo que habría que pedirle al señor del Barrio su receta para conservar tan prodigiosa memoria; eso sí, dándole una amplia y desinterasada difusión. Confesó momentos difíciles, “aunque  siempre apasionantes y en los que siempre habéis estado vosotros”, consideraciones que aunque habituales en algunos  discursos de este tipo, sonaban sinceras. Se remontó a los comienzos; a cuando hablar de medicina personalizada sonaba a ciencia ficción; “ahora convertidos en evidencia y realidad”, como otros objetivos y propósitos. Se refirió al Proyecto Genoma Humano y al avance que ha supuesto en el conocimiento de las bases de la genética y moleculares de las enfermedades complejas, así como al progreso en la simplificación y abaratamiento de tecnologías claves.