Hospitales Proporciona imágenes más nítidas

El Hospital Universitario Infanta Elena incorpora una nueva resonancia magnética nuclear

— Valdemoro (Madrid) 26 Nov, 2014 - 5:20 pm

El Hospital Universitario Infanta Elena de Valdemoro ha anunciado la reciente incorporación de una nueva resonancia magnética nuclear, dispositivo que “proporciona imágenes más nítidas y una mayor comodidad para el paciente gracias a su mayor apertura y al menor tiempo necesario para preparar y colocarlo”.

De esta manera, este centro sanitario de la Comunidad de Madrid amplía así su cartera de servicios con este equipo tecnológico de la compañía Philips, el cual ofrece instantáneas con una relación entre señal y ruido “hasta un 40 por ciento superior a los equipos convencionales”. Ello se traduce en imágenes “que ayudan a los radiólogos en la toma de decisiones”, explica.

Ahondando en su funcionalidad, el Hospital Universitario Infanta Elena declara que la señal de resonancia magnética “es ya digital en la propia antena receptora situada junto al paciente”, por lo que “toda la información se transmite por fibra óptica hasta el ordenador principal”. Además, sostiene que el dispositivo “tiene una apertura de 70 centímetros”, lo que es beneficioso para “personas claustrofóbicas y con obesidad”, así como para las que tienen ansiedad, ya que se reduce la misma con “el anillo de luz ambiental de la cara exterior del imán y la iluminación ajustable del interior del túnel”.

Por otra parte, este hospital madrileño expone que el paciente “pasa menos tiempo en la prueba”, algo que es posible gracias a que las antenas integradas en la mesa de exploración, junto con herramientas inteligentes de posicionamiento de las secuencias de imagen, “permiten disminuir hasta un 30 por ciento el tiempo en la preparación y posicionamiento”.

Por último, el Hospital Universitario Infanta Elena concluye afirmando que, junto a la posibilidad de hacer intervencionismo de la mama, como biopsias y colocación de marcadores, el equipo está dotado de aplicaciones como “espectroscopía, estudios funcionales cerebrales, tractografía, técnicas de difusión-perfusión, angiografía con y sin contraste, cardiorresonancia y secuencias de difusión de cuerpo entero”, entre otras.