Tecnología e Investigación Provocada por una escoliosis congénita severa

El Hospital Quirónsalud Barcelona corrige una grave malformación de columna a un niño de 22 meses

— Barcelona 4 Sep, 2019 - 11:35 am

El equipo del Instituto de Columna del Hospital Quirónsalud Barcelona, liderado por el doctor Ferran Pellisé, ha realizado una intervención para mejorar la desviación de columna de 110 grados provocada por una escoliosis congénita severa en un niño de 22 meses.

Ferran Pellisé

Iyad tenía una desviación de la columna muy severa debida a una malformación de múltiples vértebras que, dejada a su evolución natural o espontánea, habría impedido el desarrollo normal de la caja torácica y limitado de forma muy importante el funcionamiento de los pulmones y del corazón.

Respecto a este caso, dicho centro sanitario de la ciudad condal indica que «escoliosis congénitas hay muchas, pero de esta severidad y de esta magnitud, a una edad tan temprana, son extremadamente poco frecuentes y son situaciones de mucha gravedad para el paciente». En este sentido, añade que «la escoliosis que padece Iyad, si no se hubiera intervenido, sin duda alguna, hubiera reducido notablemente sus expectativas de vida».

Iyad tenía un mayor número de vértebras en el lado izquierdo de la columna y una ausencia de vértebras en el lado derecho, lo que provocaba un crecimiento asimétrico de la columna vertebral, con mucho más crecimiento en el lado izquierdo que en el lado derecho y una deformación progresiva de la columna vertebral y del tronco, a medida que iba creciendo.

Objetivos de la corrección

Dada la complejidad de la cirugía, el equipo del Hospital Quirónsalud Barcelona planificó con detalle durante meses la estrategia quirúrgica, realizando un modelo tridimensional de la columna y la caja torácica del paciente que utilizaron en la preparación y durante la cirugía.

«Los objetivos de corrección de esta columna que se plantearon han superado lo que esperábamos, ya que hemos tenido una corrección de algo más del 50 por ciento de la deformidad, lo cual es muy importante, e Iyad tiene ahora una deformidad residual de unos 50 grados, que es mucho más manejable de lo que era una deformidad de 110 grados», comenta Ferran Pellisé.

Además, dicho especialista detalla que «con esta cirugía, financiada por el Gobierno de Marruecos, se ha conseguido corregir en parte la deformidad en la columna de Iyad, pero, deberemos seguir su evolución de forma periódica para ir guiando el crecimiento de esta columna hasta que el paciente sea más mayor, ya que, por las características que tiene y sus malformaciones, va a tener tendencia a volver a torcerse».

Deja un comentario