Hospitales Para pacientes con insuficiencia cardiaca avanzada

El Hospital La Paz implanta el dispositivo de asistencia ventricular definitiva más pequeño del mundo

— Madrid 10 Jul, 2019 - 4:46 pm

El Hospital Universitario La Paz de Madrid ha implementado un programa para dar respuesta a pacientes en situación de insuficiencia cardiaca terminal y que no son candidatos a trasplante de corazón, una opción alternativa que consiste en instalar un dispositivo de asistencia ventricular izquierda (LVAD), el más pequeño que existe en el mercado, que se implanta en la cavidad pericárdica y da soporte circulatorio a estos pacientes.

Sobre estos dispositivos, dicho centro sanitario indica que «representan un tratamiento efectivo y bien establecido para los pacientes que presentan insuficiencia cardíaca avanzada, es decir, cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades del organismo».

El abordaje para implantar este tipo de dispositivos debe planificarse desde una perspectiva multidisciplinar. En el Programa desarrollado en el Hospital Universitario La Paz están implicados y coordinados los Servicios de Cardiología, Cirugía Cardíaca, y Anestesiología Cardio-Torácica.

La insuficiencia cardíaca es una patología que afecta a más de 15 millones de personas en Europa y es la primera causa de ingreso hospitalario no planificado. Se espera, además, que esta cifra siga aumentando, principalmente por el envejecimiento poblacional. El Hospital Universitario La Paz dispone de una consulta monográfica de insuficiencia cardíaca avanzada en la que se valoran anualmente a entre 150 y 200 pacientes.

Reducir la invasión quirúrgica

El dispositivo implantado es hasta ahora el modelo comercialmente disponible más pequeño del mundo y está diseñado para reducir la invasión quirúrgica y mejorar los tiempos de recuperación del paciente y sus resultados. Además de su uso como terapia de destino en pacientes con insuficiencia cardíaca avanzada y refractaria del ventrículo izquierdo, este tipo de dispositivos sirven también como puente para el trasplante cardíaco.

Con un peso de solo 160 gramos, la bomba de flujo continuo de este dispositivo es un 30 por ciento más delgada y tiene un 38 por ciento menos de volumen que otros dispositivos centrífugos disponibles. Ello elimina la necesidad del bolsillo abdominal para alojar el dispositivo. Además, cuenta con una única cánula de entrada integrada de 10 milímetros de diámetro que facilita su disposición en pacientes con anatomía compleja, ya que mantiene una posición de entrada en la aorta estable.

Deja un comentario