Política y Sociedad Con una apuesta diagnóstica y prequirúrgica inédita hasta la fecha

El Hospital HM Sanchinarro une imagen clínica e impresión 3D en cirugía personalizada del cáncer

El primer desayuno de prensa del ciclo ‘Buenos Días Cirugía‘, del Hospital Universitario HM Sanchinarro de Madrid, ha mostrado una combinación de tecnologías diagnósticas que permiten unir la última imagen clínica y la impresión 3D para impulsar la cirugía personalizada del cáncer.

Íñigo Martínez

Tecnología que sorprende

El director Médico del Hospital HM Sanchinarro, el doctor Íñigo Martínez, que se presentó como médico intensivista de este centro desde 2007, compartió su incapacidad para dejar de sorprenderse gratamente por los grandes avances que experimentó la Medicina en los últimos 10 años, en beneficio de los pacientes de este centro y grupo asistencial.

En relación directa con la cirugía del cáncer, añadió Íñigo Martínez que esta trayectoria profesional, ligada al Hospital HM Sanchinarro, le permitió presenciar de manera privilegiada la progresiva personalización de la cirugía y el radiodiagnóstico, especialmente a través del trabajo realizado por los coodirectores de la Unidad de Cirugía General y del Aparato Digestivo del este centro, los doctores Emilio Vicente y Yolanda Quijano.

Los citados son especialistas capaces, hoy en día, no solo de poner nombre a cada caso de cáncer, sino también de asignarle todos los apellidos que permite la última tecnología, puso de manifiesto Martínez.

Dentro de esa actividad, se alegró este ponente especialmente de poder compartir el hito que supone sumar las tecnologías de imagen, la impresión 3D y la actividad quirúrgica que posibilitan conocer y atacar las tumoraciones, sin límites de complejidad.

Buenos días, cirugía

Emilio Vicente explicó que ‘Buenos Días Cirugía‘ nació como un ciclo anual de cuatro presentaciones, centradas en campos concretos de la innovación en cirugía, a partir del deseo de este centro asistencial de abrir los últimos hallazgos al público general, en paralelo a las comunicaciones que, de forma habitual, HM Hospitales hace a los profesionales sanitarios.

Precisamente sobre este hospital, dotado con 200 camas, destacó Vicente su gran actividad quirúrgica, demostrada por la realización de más de 1.000 resecciones hepáticas, por ejemplo.

Desde su propia experiencia previa como especialista en cirugía y trasplante en el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, este profesional sanitario destacó la gran actividad del Hospital HM Sanchinarro, al situarla muy por encima de la habitual en un centro de 200 camas.

Más en detalle, Vicente habló de una completa cartera de servicios quirúrgicos, junto a una actividad docente acreditada en Patología Quirúrgica por la Universidad CEU de Madrid y un volumen de profesionales alumnos que cifró en 410 rotantes, tanto nacionales como internacionales, a los que definió como auténticos embajadores del centro.

Ulpiano López de la Guardia

Impresión 3D en cáncer

Este ponente justificó la convocatoria, entre muchas cosas, por haber logrado en el Hospital HM Sanchinarro ser vanguardia ante la ausencia de series validadas en la tecnología presentada y sus aplicaciones al cáncer, algo que definió como momento clave de la Medicina que permite extender a la cirugía el principio de tratamiento  personalizado que, hasta ahora, solo había caracterizado a la quimioterapia.

Todo ello siempre desde la salvedad de que no es lo mismo la detección precoz de las pequeñas o las grandes lesiones tumorales, mediante una firme alianza con los especialistas de Medicina Nuclear capaces de exponer cada lesión en toda su extensión y naturaleza.

Porque, según las palabras de Vicente, pasó el tiempo en el que solo domina la mano en cirugía, a partir de una progresiva confianza en la tecnología robótica y el diagnóstico patológico y molecular, lo que implica ir por delante en referencias bibliográficas disponibles hasta el momento.

El radiólogo Ulpiano López de la Guardia aportó detalles del TAC Helicoidal que permite en el hospital hacer moldes 3D a baja radiación, complementariamente a la información visual que se completa con tecnología PET/TAC y PET/RMN, ambas  tecnologías de vanguardia en Medicina Nuclear, por delante incluso en su uso actual de las ofrecidas en el Hospital Universitario La Paz de la capital, aspecto que confirmó la doctora Lina García Cañamaque, a partir del análisis efectuado en más de 1.000 estudios.

Todo ello gracias, también, a la aportación a la cirugía hepática que supone la colaboración con la compañía Cella Medical Solutions, desde septiembre de 2019, para acumular la mayor experiencia en cirugía personalizada.

Como ejemplos, Vicente mostró una masa tumoral de cinco kilos en lado izquierdo de un hígado, mediante el despiece de las partes 3D en las que se apreciaron las infiltraciones vasculares y el cálculo de hígado sano resultante tras cirugía, entre otras magnitudes.

Mientras, en cirugía pancreática, este ponente expuso la encrucijada vascular que se simplifica en 3D para sumar estructuras y decidir si la operación es viable y de qué forma, gracias al uso de información previa. Antes, solo se procedía con el TAC y la cualificación quirúrgica, frente a los hallazgos actuales que permiten planificar mucho mejor cada operación y evitar intervenciones infructuosas o mal orientadas.

En respuesta a Acta Sanitaria, Vicente comentó que las reacción del  paciente ante este tipo de imágenes y recreaciones 3D es muy favorable, con la ventaja que supone entrar con su clave personal en una aplicación, además de destacar su gran utilidad en docencia de Medicina y cálculo de los costes de la cirugía.

En mayo, robots

Para Vicente, esta nueva forma de hacer Medicina y afrontar los tumores permite saber antes de operar para decidir la mejor estrategia, como superación del “mejor abrir para mirar, que esperar para saber”, que a él le enseñaron cuando era residente.

Dentro de esta programación divulgativa recién iniciada por el ciclo dedicado a la innovación aplicada a la cirugía oncológica, este ponente emplazó a todos a acudir a la siguiente convocatoria, que se llevará a cabo en mayo de 2020, ocasión en la que los protagonistas de la unidad explicarán los 10 años de travesía del desierto a favor de la cirugía robótica que, hoy, da tan buenos frutos.

Según la opinión de este especialista, el uso de la cirugía robótica y la impresión 3D faculta a la Unidad de Cirugía General y Digestiva y a HM Hospitales en su conjunto para ofrecer de forma pionera un abordaje personalizado en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, además de realizar las intervenciones quirúrgicas con la máxima precisión exigible a la Medicina actual.

A ello, añadió Vicente que estas nuevas tecnologías, y sus fusiones y combinaciones, permiten saber también el verdadero coste de la cirugía robotizada, mediante estudios difundidos en publicaciones técnicas internacionales, siempre a favor de la eficiencia y con la mente puesta en aportar ventajas clínicas para el paciente.

De ahí, y para concluir, este ponente adelantó dos nuevas líneas de investigación en cirugía del cáncer que, sin duda, por su parte, darán mucho que hablar a medio plazo por su carácter disruptivo.

Yolanda Quijano

Tecnologías combinadas

Yolanda Quijano aportó datos sobre información metabólica tumoral (PET/TAC o PET/RMN) asociadas a TAC multicorte, para el uso en  nuevas indicaciones, como los tumores de esófago y tiroides, el melanoma y la carcinomatosis peritoneal.

De esta forma, Quijano analizó el potencial de estas tecnologías combinadas desde el principio de mínima invasión que hace factibles mejores recuperaciones para el paciente, en tiempo, resultados y funcionalidades, habida cuenta de que órganos como el hígado, que es opaco, demanda conocer de antemano su estructura vascular y vía biliar, tal como ilustró a los presentes.

Como detalló esta radióloga, gracias a los dispositivos más modernos es posible conocer la formas orgánicas de cada paciente y sus lesiones particulares, como ocurre con los tumores retroperitoneales que se visualizan muy bien cuando se imprimen en amarillo en 3D para ver su forma y el espacio que tenderán a ocupar durante su crecimiento, si no se operan, utilidad manifiesta en tumores de recto y la relación que guardan con órganos y estructuras anatómicas del sistema urinario.

Para todo ello, Quijano requirió la traslación de avances entre las distintas áreas de conocimiento, como ocurre, citó, en cáncer de esófago y su unión con el estómago, al permitir localizar con precisión cada lesión, sea primaria o metastásica, y describir la relación que mantiene con vecinos, como son el estómago y las vías aéreas.

Todo ello a partir de un mismo enfoque aplicado al cáncer de tiroides, cuyo carácter definió esta ponente como inédito. De esta forma, habló de verdaderos atlas personales para cada paciente, al igual que ocurre con los adenomas de las glándulas paratiroide, para lograr, en todos los casos, resecciones mucho más acotadas y predecibles antes de entrar en quirófano.

Darío García

Múltiple aplicabilidad

El consejero delegado de Cella Medical Solutions, Darío García, aseguró que la reconstrucción tridimensional ofrece al cirujano una visión hasta ahora impensable de muchos procesos tumorales que quedaban deficientemente diagnosticados y valorados.

Con estas palabras, justificó Darío García la alianza del referido hospital y la compañía a la que representa, por la calidad y volumen de información radiológica del centro para poder aplicar sus tecnologías 3D con utilidad también en realidad aumentada, impresión 4D (3D dinámica) y Cloud Computing, gracias al uso generalizado de la inteligencia artificial.

En cuanto a los plazos de empleo de la tecnología, Darío García calculó 12 horas en urgencia para contar con lo modelos 3D, al tiempo que se precisa una semana tras las pruebas diagnósticas, que suelen llevar de tres a cuatro días, para su posterior envío a la plataforma de la firma, con un total de 10 a 12 días, hasta tener el modelado tridimensional.

Según los ponentes, la Unidad de Cirugía General y del Aparato Digestivo de este centro es pionera en cirugía oncológica y lidera el uso y desarrollo de la impresión 3D en cirugía oncología a nivel mundial. Tal como refirieron, desde que se incorporó esta nueva técnica al hospital  en septiembre de 2019, se utilizó en 100 casos de diferentes patologías tumorales: 41 de páncreas, 34 de hígado, 10 de recto, ocho de retroperitoneo, cuatro de esófago, uno de carcinoma de tiroides, uno de metástasis en tránsito de melanoma y otro de carcinomatosis peritoneal.

A todo ello, Quijano añadió que el TAC, la Resonancia Magnética Nuclear y el PET-TAC o PET-RMN son técnicas diagnósticas totalmente incorporadas a la práctica diaria de la especialidad, lo que facilita conseguir imágenes tridimensionales a partir de la reconstrucción de los cortes axiales de las técnicas de exploración, como nueva y atractiva alternativa llamada a revolucionar el campo quirúrgico.

Porque, como resaltó esta facultativa, en cirugía general y digestiva se logran grandes resultados en intervenciones, mayoritariamente, de tumores hepáticos (60%), en cáncer de páncreas (25%), sarcomas y tumores de recto (5%).