Hospitales Con la combinación de linfogammagrafía, detección intraoperatoria e inyección de colorante

El Hospital HM Modelo aplica una nueva técnica de detección de cáncer de cérvix uterino

— La Coruña 3 Oct, 2019 - 3:36 pm

El Servicio de Medicina Nuclear del Hospital HM Modelo de La Coruña ha aplicado una nueva técnica para la detección del ganglio centinela en cáncer de cérvix uterino, una intervención multidisciplinar en la que participan las doctoras Iria Núñez y Julia Rodríguez, que son especialistas en Medicina Nuclear y Ginecología en este centro sanitario, y la doctora Elena Pérez, que es especialista en Ginecología del coruñés Hospital HM Rosaleda de Santiago de Compostela.

La jefa del Servicio de Medicina Nuclear del Hospital HM Modelo, la doctora Iria Nuñez, destaca que «la identificación del ganglio centinela en mujeres con cáncer de cérvix temprano es factible y segura. La aplicación de la técnica combinada de linfogammagrafía, detección intraoperatoria e inyección de colorante constituyen la mejor opción para esta detección, como ha quedado mostrado en el caso que hemos realizado en HM Modelo».

La paciente tratada con esta nueva técnica en el Hospital HM Modelo es una mujer de 33 años, diagnosticada de carcinoma de cérvix de células escamosas de cérvix Ib1. «Para la detección del ganglio centinela se inyectó un radiofármaco en el cérvix cinco horas antes de la cirugía. Gracias a esta intervención, se obtuvieron imágenes planares y tomográficas en las que se observaba migración del trazador a ganglios pélvicos», apuntan las especialistas en Medicina Nuclear.

Además, estas facultativas señalan que «al inicio de la cirugía, se inyectó colorante azul en las mismas áreas del cuello uterino y se exploraron las regiones ganglionares pélvicas utilizando sonda detectora». Posteriormente, durante la cirugía, se localizaron los ganglios centinelas y se extirparon. En la paciente, la detección fue del 100 por cien con la gammagrafía y del 100 por cien con sonda detectora en el acto operatorio.

Factor pronóstico

El cáncer de cérvix es la tercera neoplasia ginecológica en frecuencia en el medio y la segunda en mujeres de 15 a 35 años y su aparición se relacionó directamente con la infección por el virus del papiloma humano. El factor pronóstico más importante es la infiltración ganglionar locorregional. Por ello, el tratamiento del cáncer de cérvix en estadios precoces es la histerectomía radical y linfadenectomía pelviana.

«La morbilidad de la exéresis de las cadenas linfáticas pelvianas es elevada, tanto en el postoperatorio inmediato como a medio-largo plazo. Además, en el 90 por ciento de los casos los ganglios extirpados no presentan afectación metastásica», explica Núñez.

Deja un comentario