Hospitales Se trata de una intervención que no requiere ingreso

El Hospital de Valdecilla incorpora la inyección de vapor de agua en hiperplasia benigna de próstata

— Santander 14 May, 2019 - 4:21 pm

El Servicio de Urología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla de Santander, dirigido por el doctor José Luis Gutiérrez, ha incorporado la técnica de inyección de vapor de agua como tratamiento para aliviar los síntomas asociados a la hiperplasia benigna de próstata, empleando este sistema para solventar los problemas ocasionados por el crecimiento de esta glándula.

Dicha técnica, que convierte al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en el primer centro sanitario del norte de España en aplicar este tratamiento, consiste en inyectar vapor de agua a la próstata, lo que provoca la necrosis del tejido, que es posteriormente eliminado por el propio cuerpo.

El doctor Mario Domínguez, quien es médico adjunto del Servicio de Urología de este centro, explica que «la intervención se lleva a cabo a través de la uretra y no requiere ingreso». Además, precisa que, «aunque existen otras alternativas para tratar la hiperplasia benigna de próstata, en general, todas tienen en mayor o menor medida efectos secundarios indeseables».

Dispositivo portátil

En relación con dicha terapia, este especialista indica que «resulta una alternativa muy atractiva para un gran número de pacientes tanto por su eficacia, como por su seguridad, permitiendo su realización en régimen ambulatorio, con una muy baja tasa de efectos secundarios y/o complicaciones». De hecho, destaca que «en más del 90 por ciento de casos se mantiene la eyaculación, función frecuentemente alterada por los tratamientos médicos y/o quirúrgicos convencionales».

En cuanto a la técnica, Mario Domínguez apunta que se trata de un dispositivo portátil que aplica energía de radiofrecuencia a unas pocas gotas de agua para generar vapor. Dicho dispositivo se inyecta en el tejido prostático que obstruye el flujo de orina desde la vejiga, donde se convierte de inmediato nuevamente en agua y libera la energía almacenada en el vapor sobre las membranas celulares. En este momento, las células se dañan de manera irreversible provocando la muerte celular.

Deja un comentario