Sin categoría

El Hospital de Valdecilla dedica sus III Jornadas Radiológicas a las técnicas mínimamente invasivas

El Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla dedicará las III Jornadas Radiológicas, a las que asistirán alrededor de 150 especialistas, al tratamiento de tumores sin cirugía, mediante técnicas de ablación mínimamente invasivas guiadas por la imagen.

Gerardo López Rasines, jefe de Servicio de Radiodiagnóstico, y Javier Arnaiz García, presidente de la Sociedad Centro Norte de Radiología
Gerardo López Rasines, jefe de Servicio de
Radiodiagnóstico, y Javier Arnaiz García, presidente
de la Sociedad Centro Norte de Radiología

Valdecilla es uno de los pocos hospitales españoles de su nivel que actualmente aplican todas las técnicas disponibles de ablación tumoral guiada por la imagen. Desde que comenzó a utilizarse a finales de los años 90, la ablación (destrucción del tejido tumoral por medios químicos o térmicos) se ha convertido en una alternativa eficaz a la resección quirúrgica cuando ésta no puede aplicarse en el paciente con cáncer por edad avanzada o enfermedad concomitante.

 

Las ventajas de la ablación tumoral guiada por la imagen son muchas, ya que, por ser mínimamente invasiva, reduce tanto los riesgos de la cirugía convencional como el tiempo de convalecencia del paciente. «Estas técnicas se pueden aplicar de forma casi ambulatoria y la reincorporación del paciente a su vida normal es mucho más rápida», explica Gerardo López Rasines, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico de Valdecilla y presidente del comité organizador de las jornadas.

 

Los importantes avances registrados en las técnicas de imagen (tomografía computerizada -escáner-, ecografía, resonancia magnética…) permiten al radiólogo, primero, diagnosticar tumores y localizarlos con gran precisión y, después, planificar el tratamiento, que se realiza generalmente mediante agujas o sondas finas que se introducen por vía percutánea, sin necesidad de incisión quirúrgica. Siempre con el objetivo de localizar y destruir el tejido canceroso al tiempo que se limita el daño al tejido sano que rodea el tumor.

 

La ablación percutánea tiene menos complicaciones que la cirugía y su coste es también menor, al evitar el uso de anestesia general y de quirófanos convencionales y la hospitalización. Aunque sus indicaciones están condicionadas por el tamaño y la cantidad de tumor, la ubicación y el tipo de tejido. Empezó a aplicarse en tumores hepáticos y hoy se utiliza en tumores renales, óseos, pulmonares, tiroideos, mamarios, entre otros.

 

Las III Jornadas Radiológicas Valdecilla, que se celebrarán los días 18 y 19 de octubre en el Palacio de la Magdalena, coinciden con el VII Congreso de la Sociedad Centro Norte de Radiología (CENORA), en la que se integran los especialistas de Cantabria, Castilla y León y La Rioja.

Deja un comentario