Hospitales

El H.U. de Torrevieja incorpora a Radiodiagnóstico dos nuevos ecógrafos de alta gama

— Torrevieja 29 Oct, 2014 - 5:16 pm

El H.U. de Torrevieja ha renovado el equipamiento de su Servicio de Radiodiagnóstico con la adquisición de dos nuevos ecógrafos de alta gama, que según las estimaciones permitirá al centro realizar alrededor de 14.000 exploraciones al año; uno de estos ecógrafos cuenta con la tecnología nSIGHT Imagin, que permite gestionar una gran cantidad de información acústica para conseguir una nueva resolución en tiempo real.

29 Torrevieja imEsta nueva tecnología, unida a los elementos piezoeléctricos del cristal de onda pura, permite mejorar también los diagnósticos en pacientes obesos o con malas ventanas acústicas. El nuevo sistema de ecografía EPIQ marca una nueva etapa en la tecnología de ultrasonidos, ya que no sólo muestra los órganos con una extraordinaria resolución, sino que además los mide, lo que facilita un diagnóstico más preciso y seguro toda vez que reduce al mínimo la variabilidad y eleva al máximo la fiabilidad del dato, lo cual mejora los resultados para el paciente.

Elastografía hepática

Los nuevos ecógrafos disponen igualmente de un sistema de fusión integrado; con él se pueden visualizar las imágenes de ultrasonidos fusionadas con imágenes de PET, TAC, Resonancia Magnética (RM) y mamografía, para obtener una información más completa que contribuya en la toma de decisiones. Asimismo, el ecografista puede consultar, en el mismo ecógrafo y sin necesidad de una estación externa, estudios anteriores para compararlos con los actuales o con la propia imagen en directo.

El equipo está dotado también con un sistema de navegación especialmente diseñado para facilitar los casos de intervencionismo complicado, como pueden ser biopsias de pequeñas lesiones difíciles de visualizar o lesiones de difícil acceso percutáneo. En este sentido, cabe destacar también su capacidad para realizar elastografía hepática, una alternativa a la biopsia para enfermedades difusas hepáticas.

Así, es posible medir la rigidez del hígado de manera no invasiva con la elastografía (ElastPQ), hecho que genera ondas de corte en el interior del hígado mediante el uso de la fuerza acústica de un haz de ultrasonido enfocado. El sistema controla la propagación de las ondas y mide su velocidad, a continuación, lo muestra en un formato fácilmente interpretable.