Política y Sociedad El sábado, 6 de febrero, se celebra la prueba para Médico Interno Residente

El examen MIR más nacional de los últimos años entra en su recta final

Este sábado, 6 de febrero, se va a celebrar una nueva edición de las pruebas de Formación Sanitaria Especializada (FSE), entre las que se engloba el examen para Médico Interno Residente (MIR), que será el más nacional de los últimos años y que se encuentra en su recta final tras meses de estudio para los aspirantes a plaza.

Víctor Expósito

Víctor Expósito

Un total de 6.098 son las vacantes que se ofertan para los 12.427 alumnos admitidos, ante lo que el presidente del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), Víctor Expósito, puso de relieve a Acta Sanitaria “la reivindicación de siempre”, ya que este año “volverá a ser una frustración para muchos estudiantes porque no hay suficientes plazas para todos los estudiantes que egresan de la facultad”.

El máximo exponente del órgano de representación de los alumnos de Medicina indicó que “en los últimos años hay una disminución de los extracomunitarios que se presentan al examen, que van descendiendo paulatinamente, aunque nunca por debajo del cupo establecido”. “Sin embargo, el número de españoles aumenta y crece, sobre todo, el de recién egresados”, indicó como explicación al hecho de que sea la prueba más nacional de las últimas celebradas.

“Las nuevas facultades están sacando sus promociones por primera vez ahora en este examen, vamos a ver como influye eso en la elección de plaza”, continuó Víctor Expósito, que añadió que también se está “a la expectativa” en relación “con las nuevas modificaciones que ha hecho el Ministerio” en cuanto a la prueba en sí. A su juicio, “se ha complicado un poco más al aumentar el número de casos clínicos”, por lo que “cuesta más realizar el examen en el tiempo que dan”.

El presidente del CEEM, que sostuvo que los alumnos se encuentran “con ganas ya de acabar, y ultimando los detalles, los preparativos y las relajaciones”, considera que éstos deben “mantener su rutina hasta el último día”. Además, les aconseja “ir a correr y que se tomen el examen como un simulacro más”, ya que necesitan “estar tranquilos” al llevar “muchos años preparándose para esto”.

El 50% de alumnos obtendrá plaza

“Ir con la mente despejada, descansados, comer chocolate antes de ir al examen, dormir bien y llevar agua” son las otras recomendaciones de Expósito, que señaló que la mitad de ellos obtendrá una plaza. En cuanto al proceso hasta este logro, indicó que “más del 80 por ciento” preparó la prueba con ayuda de una academia.

El día previo al examen también fue otro asunto que abordó el máximo representante del CEEM, que afirmó al respecto que “cada maestrillo tiene su librillo”. “Yo no estudiaría, creo que el día anterior es para descansar la mente, salir a pasear, quedar con amigos y tomar algo, y llegar descansado a la prueba”, manifestó al tiempo que declaró que “el MIR no son los 100 metros lisos, es una carrera de fondo”.

“Es importante ir aumentando el ritmo de manera paulatina y evitar los momentos que estás desmotivado, ya que en ese momento te va a adelantar mucha gente”, prosiguió Expósito, que recuerda que el esprint final es necesario, “pero es mucho más importante no llegar asfixiado a la meta”. “No puedes llegar al examen cansado, abatido o preocupado por cosas que no te acordabas el día anterior”, aseguró al tiempo que concluyó deseando suerte al alumnado y declarando que el día que haga el MIR, “probablemente”, lo celebrará con amigos y durmiendo durante “mucho tiempo seguido”.