Tecnología e Investigación Estudio de la Clínica de Navarra y de la Universidad de Pittsburgh

El enfisema, un factor de riesgo en el 30% de los casos de cáncer de pulmón

— Pamplona 21 Feb, 2015 - 1:23 pm

Un estudio elaborado por especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, del Centro de Investigación del Medio Ambiente, CIMA, y de la Universidad de Pittsburgh, ha puesto de relieve la importancia del enfisema pulmonar como factor de riesgo en el desarrollo de, aproximadamente, un 30% de los casos de cáncer de pulmón; por tal motivo, la investigación aconseja contemplar el enfisema como criterio de inclusión en los programas generales de detección precoz.

Esta medida aumentaría en torno a un 40% los cánceres de pulmón diagnosticados a tiempo, según comprobaron los investigadores en la muestra de individuos estudiada. Además, mejoraría así de forma significativa la relación entre coste y efectividad de los planes de cribado para detectar de forma temprana este tumor.

Los resultados de dos estudios de la Clínica que avalan esta premisa fueron publicados recientemente en dos artículos científicos de la revista especializada “American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine”, revista oficial de la American Thoracic Society. De hecho, los especialistas del Departamento de Neumología de la CUN aplican estos criterios en las revisiones de salud preventivas que realizan a sus pacientes, a partir de los 45 años si son o han sido fumadores.

El cribado en EE.UU.

La administración norteamericana anunció recientemente la aplicación de un programa de detección precoz de este tumor. El plan consiste en la realización anual de un escáner (Tomografía Axial Computarizada, TAC) de baja radiación, a fumadores y ex fumadores de entre 55 y 77 años que hayan fumado el equivalente a un paquete al día durante 30 años. La iniciativa surgió a propósito de las conclusiones de un estudio realizado por el Estudio Nacional para el Cribado de Pulmón (NLST).

Este trabajo demostró en una muestra amplia de la población norteamericana (más de 50.000 individuos) que la realización de un TAC de tórax de baja dosis de radiación anual en individuos de riesgo consiguió disminuir la mortalidad por cáncer de pulmón al menos un 20%. El TAC en estas personas logró detectar los tumores de pulmón en sus fases más tempranas y por tanto en situación de curación.

La elevada mortalidad del cáncer de pulmón se debe en gran parte a que este tumor comienza a manifestar síntomas en estadios muy avanzados de la enfermedad, es decir, cuando no puede operarse y el tratamiento resulta efectivo en muy pocos casos. Estudios actuales intentan precisar más los criterios de la población que debería someterse a dichos programas de cribado de modo que la relación coste / efectividad de esta prueba sea más elevada. Existe cierta preocupación porque el plan aplicado en Estados Unidos no tenga la sensibilidad suficiente para diagnosticar el máximo número de tumores de pulmón incipientes.

Los investigadores de la Clínica y de la Universidad de Pittsburgh comprobaron que de adoptar únicamente los criterios de la NLST, en las muestras de individuos estudiadas, “perderíamos tanto como el 39% de los cánceres de pulmón que nosotros habíamos diagnosticado, incluyendo el enfisema como criterio complementario”, advierte el doctor Zulueta.