Tecnología e Investigación Según un estudio internacional publicado en The Lancet

El consumo de alcohol anual en el mundo creció un 70% entre 1990 y 2017

— Madrid 10 May, 2019 - 1:02 pm

Un estudio internacional realizado en 189 países y publicado en la revista The Lancet muestra que el consumo mundial de alcohol por persona aumentó de 5,9 litros de alcohol puro al año en 1990 a 6,5 en 2017, y en términos generales de 20.999 millones de litros en 1990 a 35.676 millones en 2017, por lo que el volumen total de alcohol consumido al año aumentó en un 70 por ciento y se prevé que siga aumentando hasta alcanzar los 7,6 litros por persona en 2030.

Estas estimaciones sugieren que, para el año 2030, la mitad de todos los adultos beberán alcohol, y casi una cuarta parte, el 23 por ciento, tomará esta sustancia en exceso al menos una vez al mes. Los investigadores achacan estas cifras al aumento del consumo en países de ingresos bajos y medios a medida que se hacen más ricos, así como al crecimiento de la población mundial.

«Antes de 1990, la mayor parte del alcohol se consumía en países de altos ingresos, y los niveles de consumo más altos se registraban en Europa. Sin embargo, este patrón ha cambiado sustancialmente, con grandes reducciones en toda Europa del Este y grandes aumentos en varios países de ingresos medios como China, India y Vietnam. Se prevé que esta tendencia continúe hasta 2030, cuando ya no se prevé que Europa tenga el nivel más alto de consumo de alcohol», explicó el autor principal del estudio, el investigador Jakob Manthey, de la Universidad Técnica de Dresde, en Alemania.

De acuerdo con sus datos, el objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de reducir el consumo nocivo de alcohol en un 10 por ciento para 2025 en el ámbito mundial «no se alcanzará», aseguró este doctor, quien matizó que «el consumo de alcohol seguirá siendo uno de los principales factores de riesgo en el futuro, y su impacto probablemente aumentará en relación con otros».

Introducir medidas políticas

En este contexto, los autores piden que se introduzcan en el mundo medidas políticas eficaces, como las propuestas por la OMS, que incluyen el aumento de los impuestos, la restricción de la disponibilidad y la prohibición de la comercialización y la publicidad del alcohol.

En 2017, los consumos más bajos de alcohol se registraron en los países del Norte de África y Oriente Medio, normalmente menos de un litro por adulto y año, mientras que los consumos más altos se registraron en los países de Europa Central y Oriental, en algunos casos más de 12. A nivel nacional, Moldavia tuvo la mayor ingesta de alcohol y Kuwait la menor.

El volumen total de alcohol consumido en los países de ingresos altos se ha mantenido estable. Sin embargo, entre 2010 y 2017, el consumo aumentó un 34 por ciento en el sudeste asiático, con aumentos en India, Vietnam y Myanmar. En Europa, el consumo se redujo en un 12 por ciento, debido principalmente a las disminuciones en antiguas repúblicas soviéticas como Azerbaiyán, Kirguistán, Ucrania, Bielorrusia y Rusia. Los niveles siguieron siendo similares en África, América y el Mediterráneo oriental.

Deja un comentario