Farmacia

El Congreso de la SEFH analiza el impacto de los proyectos que está desarrollando la AEMPS

En el marco de la celebración del 58º Congreso de la SEFH (Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria), en Málaga, se desarrolló un Desayuno con Expertos titulado “Implicaciones del nuevo modelo de posicionamiento farmacoterapéutico”, donde se analizaron los proyectos que está llevando a cabo la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS).

Miguel Ángel Calleja Hernández y César Hernández García
Miguel Ángel Calleja Hernández
y César Hernández García

Este encuentro, organizado por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria, con la colaboración de Novartis, tuvo como objetivo conocer el impacto que están teniendo las medidas innovadoras que desde el Ministerio y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios se están implantando en relación a la evaluación y autorización de medicamentos en España.

 

El Dr. César Hernández García, jefe del Departamento de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), destacó la “regulación nacional y europea de ensayos clínicos, la implementación de la nueva legislación de farmacovigilancia, y, entre otros, el desarrollo de los informes de posicionamiento terapéutico (IPT)”.

 

Una parte del encuentro giró en torno a los Informes de Posicionamiento Terapéutico (IPT) y se debatió sobre el presente y futuro, los elementos clave para su elaboración y las necesidades de los pacientes en España. Los IPT, mediante un sistema de evaluación en red en el que participan la AEMPS y las comunidades autónomas, establecen un marco general de uso de un medicamento y evalúan la seguridad y eficacia del mismo, así como los criterios de uso y seguimiento.

 

Tal y como apuntó el Dr. Miguel Ángel Calleja, Unidad de Gestión Clínica (UGC) intercentros interniveles de Farmacia de Granada, “con el nuevo posicionamiento farmacoterapéutico se espera conseguir una mayor equidad en el acceso a los medicamentos en todo el territorio nacional así como una evaluación y posicionamiento único para el uso de los mismos”. Añade que “se pretende lograr una comparación realista con el resto de alternativas de tratamientos para la misma patología”.

 

En palabras del Dr. Hernández: “el objetivo de estos informes es ofrecer, además de la autorización del medicamento, información relevante, realista y no sesgada de la posición que el nuevo medicamento ocupa en el mercado en comparación con otros medicamentos o medidas de salud ya existentes”.

 

El encuentro puso de manifiesto que la propuesta de un único IPT tiene el propósito de mantener el liderazgo de las administraciones públicas, la coherencia, integridad y continuidad de las diferentes evaluaciones de un mismo medicamento. Asimismo, tiene el objetivo de establecer un sistema eficiente para realizarlas que contribuya al uso racional de los medicamentos al mismo tiempo que se garantiza la equidad en el acceso y su implantación en el Sistema Nacional de Salud (SNS).

 

El Dr. Calleja señaló que “el impacto de los IPTs ha permitido homogeneizar el uso de medicamentos tan relevantes como los nuevos Inhibidores de la proteasa y los nuevos anticoagulantes orales”. Añade que “el estilo de estos informes fue riguroso y muy ajustado a las evidencias y que habrá que aplicar las medidas necesarias para conseguir cumplir los plazos desde la aprobación por parte del Comité de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) y mantener el nivel de rigurosidad en la indicación y condiciones de uso”.

 

Por su parte, el Dr. Hernández indicó que “si se observa con perspectiva, ensayos clínicos, IPT y legislación de farmacovigilancia forman parte de un continuo que se mueve con el medicamento en el centro del sistema. Nuestro objetivo es que todo el conocimiento existente sobre un medicamento se organice en torno a él y que las lagunas de conocimiento existentes puedan irse rellenando de manera que el conocimiento siempre crezca”.