Tecnología e Investigación Permite dejar el tratamiento crónico con anticoagulantes orales

El Centro Médico Teknon efectúa una técnica combinada para prevenir arritmias y embolias

— Barcelona 5 Sep, 2019 - 11:58 am

El Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon de Barcelona ha puesto a disposición de los pacientes una intervención que permite, en el mismo procedimiento, eliminar una arritmia causante de embolias mediante técnicas de ablación y cerrar la orejuela izquierda con un dispositivo protésico, de forma que se hace innecesario el tratamiento anticoagulante que precisaba este tipo de pacientes, pues el riesgo de embolia queda prácticamente erradicado.

La fibrilación auricular es una arritmia muy frecuente entre la población, que acompaña al envejecimiento. Los especialistas en este campo indican que «su manejo no suele ser complejo, combinando fármacos antiarrítmicos y anticoagulantes para prevenir el riesgo de tener embolias», aunque «este esquema terapéutico universal no resulta válido para aquellos pacientes en los que, debido a un riesgo hemorrágico alto, la anticoagulación está contraindicada».

«Gracias a la intervención se consigue, por una parte, el control de los síntomas de la fibrilación auricular sin necesidad de fármacos antiarrítmicos a largo plazo. Por otra, se logra disminuir el riesgo de hemorragia, ya que a los pocos meses de la operación es posible que el paciente deje de necesitar los anticoagulantes de forma crónica», apunta el doctor Antonio Berruezo, quien es especialista en electrofisiología y arritmias cardíacas del Instituto del Corazón Quirónsalud Teknon.

Aunar intervenciones

«Para el paciente, además, supone un gran beneficio el aunar las dos intervenciones en el mismo procedimiento. Se favorece así la reducción de riesgos al aprovechar partes de la intervención que son comunes a ambos», añade el jefe de Cardiología de dicho centro sanitario, el doctor Juli Carballo, quien matiza también que, «de no haber complicaciones, los pacientes pueden recibir el alta en 24 horas».

La fibrilación auricular es la arritmia más frecuente y está muy relacionada con el envejecimiento. Se estima que la padece un 25 por ciento de la población con edad superior a los 80 años. Así, «esta nueva alternativa se presenta como una solución eficaz a largo plazo, pues permite mejorar la calidad de vida de los pacientes y ofrece una posibilidad real para todos aquellos en los que los anticoagulantes orales no pueden ser una opción», destaca Antonio Berruezo.

Deja un comentario