Política y Sociedad Durante la última jornada conjunta de la SEFH y la ASHP

El Burnout profesional acerca a los farmacéuticos hospitalarios de España y Estados Unidos

El abordaje del Burnout profesional ha acercado a los farmacéuticos hospitalarios de España y Estados Unidos, durante el PostMidyear ASHP, jornada organizada por la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH) para difundir las principales novedades del Congreso de la Asociación Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud (ASHP), celebrado en el pasado mes de diciembre.

Experiencias compartidas

La presidenta de la SEFH, la doctora Olga Delgado, inauguró la jornada como décimo primera colaboración de las asociaciones profesionales de farmacéuticos hospitalarios de Estados Unidos y España.

Todo ello dentro de un marco de colaboración que llevó hasta Las Vegas a miembros de esta sociedad científica, que acudieron para conocer las últimas innovaciones recogidas por la ASHP en materia de innovación de procesos y desempeño clínico de los farmacéuticos de hospital.

Esta ocasión fue propicia para que Olga Delgado recalcase las principales líneas de trabajo programadas por la SEFH para los próximos cuatro años, tales como la necesidad de separar las funciones clínicas y de preparación de fármacos, o como la urgencia de incorporar las últimas tecnologías a los procedimientos organizativos.

Además, la presidenta de la SEFH agradeció a la compañía farmacéutica Amgen su patrocinio del evento celebrado en Madrid, por ser un magnífico puente con todo lo expuesto en el Congreso de Las Vegas.

Maite Valle

Valor de la internacionalización

La responsable de valor, acceso al mercado y política corporativa de Amgen, Maite Valle, describió la colaboración de esta compañía con la SEFH como un estímulo al trabajo de esta sociedad científica por su internacionalización y como vía para actualizar los conocimientos de los Servicios de Farmacia Hospitalaria en España.

Sobre el éxito de contenido y afluencia de la jornada post congresual, esta directiva asumió que fue el mejor momento para avanzar en la innovación y humanización de estos servicios hospitalarios, desde la certeza de que contribuirán aún en mayor medida a la calidad y la sostenibildad del sistema sanitario.

Maite Valle hizo referencia, también, al buen trabajo que realiza la revista de la SEFH para potenciar la investigación en la Farmacia Hospitalaria española.

Javier García Pellicer

Lo que pasa en Las Vegas

El coordinador de esta jornada, el doctor Javier García Pellicer, desmintió el dicho que reza «lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas» para expresar que siempre es voluntad de la SEFH transmitir a sus asociados las principales novedades que cada año se llevan a cabo en el Congreso ASHP.

Este farmacéutico del Hospital Universitari i Politècnic La Fe de Valencia tuvo palabras de elogio para los dos primeros ponentes del día. En su introducción, se refirió al doctor Miguel Ángel Calleja, que fue presidente de la SEFH, como a un “apasionado de la Farmacia Hospitalaria y del trabajo en equipo”, con el añadido de que es portador de la estrella que se le entregó en el Congreso de la SEFH, celebrado en Sevilla en 2019.

Mientras, sobre la doctora Ana Lozano, que es la vicepresidenta de esta sociedad científica, afirmó Javier García Pellicer que no da nombre a una estrella porque ella es una estrella en sí misma, al ser una persona de capacidad organizadora incansable y que no ceja hasta hacer sus ideas realidad.

García Pellicer explicó, también, la forma de responder a la encuesta virtual que realizaron algunos de los ponentes, a través de los teléfonos móviles y las tabletas electrónicas de los asistentes.

Ana Lozano

Alianzas estratégicas

Ana Lozano, que también es farmacéutica del Hospital Universitario Central de Asturias, comparó el informe presentado en ASHP, sobre la dirección de los servicios farmacéuticos hospitalarios, con el libro blanco que la SEFH presentó en 2015.

Estos son documentos que muestran más respuestas sobre auto percepción de los procesos de medicación en los 273 hospitales españoles, con un 68 por ciento, que en los cerca de 5.000 hospitales de Estados Unidos, mientras que, por el contrario, se observa una mayor implantación y cumplimiento de guías clínicas en los centros asistenciales del país estadounidense.

Todo ello además de detectar una mayor igualdad en materia de prescripción asistida electrónicamente, terreno en el que Lzano detalló que es facultad del farmacéutico en Estados Unidos hacer aportaciones escritas a las órdenes de tratamiento, en el 80 por ciento de los casos, además de modificar protocolos en el 94 por ciento de las situaciones e, incluso, solicitar analíticas.

Ello junto a la inclusión de datos sobre antibióticos y anticoagulación, principalmente, y menos en tratamiento del dolor y Cuidados Paliativo, mientras que en España también se permite al farmacéutico hospitalario instar al cese del tratamiento, a la vez que, en ambos países, la participación de este profesional es moderada en farmacogenómica.

Respecto a la tecnología preparatoria de medicación intravenosa, afirmó esta ponente que es casi total en los hospitales de 500 camas o más en el país estadounidense, es decir, muy por delante de los hospitales españoles.

Completó Lozano su ponencia con el recuerdo de que los farmacéuticos hospitalarios en ningún momento pretenden sustituir a los médicos en ninguna de sus competencias, aunque, para su mejor desempeño, pidió mayor ratio por cada 100 camas, hoy apenas de un 5,6 bastante alejado de los más de 12 de Estados Unidos, además de reclamar más personal técnico que libere a estos profesionales de tareas rutinarias.

Miguel Ángel Calleja

Planificar a largo plazo

Miguel Ángel Calleja, que es miembro del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla, se alegró por el espíritu de continuidad demostrado por el equipo de Delgado al frente de la sociedad científica, como vaticinio de unos años de gran prosperidad para los Servicios de Farmacia Hospitalaria y sus profesionales en España, gratitud que hizo extensiva a Amgen por hacer posible uno de los programas más ambiciosos de la SEFH, como es su proyección internacional a través de la colaboración con ASHP.

Respecto a esta asociación estadounidense, Calleja ve muy meritorio su enfoque en siete dominios de análisis, entre los que destacó el «cisne negro» como capítulo destinado a asimilar y resolver cuestiones organizativas tan complejas como, por ejemplo, el alto coste de los nuevos medicamentos.

De la misma forma, alabó este ponente la capacidad de sus colegas del otro lado del Atlántico para realizar previsiones organizativas, que denominó Forecast, a la hora de prefigurar cómo serán las necesidades de los servicios hospitalarios a cinco años vista, algo que él mismo procuró durante su etapa al frente de la SEFH y que cuajó, principalmente, en conclusiones sobre los retos de la profesión y la propia elaboración del libro blanco citado anteriormente.

Para Calleja, además, será posible ver en el futuro tasas de farmacéuticos por población hospitalaria en España, equivalentes a las estadounidenses, en paralelo a una demanda creciente de perfiles técnicos y después de dejar claro que farmacéuticos y médicos deben colaborar siembre y nunca competir.

Elena Villamañán

Alertas y dosis

Durante su turno, la farmacéutica Elena Villamañán, que es miembro del Hospital Universitario La Paz de Madrid, detalló el trabajo defendido en ASHP por el holandés Pieter Helmons, según el cual el 70 por ciento de las alertas que se producen en el seguimiento asistido del circuito intrahospitalario del medicamento son por exceso de dosis.

Respecto al uso de la inteligencia artificial en los Servicios de Farmacia Hospitalaria, razonó Elena Villamañán que permite un acúmulo muy importante de información y su análisis a cargo de personal informático especializado para poder tomar decisiones clínicas bien orientadas, aunque ve como punto débil de esta tecnología que sus algoritmos aplicados a la salud corren el riesgo de fallar, si la captura de los datos fue sesgada, porque, aseguró que predecir nunca es lo mismo que prevenir.

En general, Villamañán advirtió de que el riesgo de error acecha para el farmacéutico hospitalario en las tareas rutinarias, al margen de que sea un profesional llamado a potenciar sus capacidades de empatía y trato directo con los pacientes.

Andrés Navarro

Círculo de mejora continua

En el siguiente bloque temático, el doctor Andrés Navarro, que es farmacéutico del alicantino Hospital General Universitario de Elche, detalló el círculo de mejora continua que se expuso en el Congreso estadounidense y que llegó a incluir el compromiso del seguimiento de la adherencia en Estados Unidos, como exigencia de las compañías aseguradoras a los centros asistenciales.

A lo anterior, Andrés Navarro sumó las aportaciones de la cita internacional sobre la reducción de riesgos en la administración de terapia intravenosa en Estados Unidos y las pérdidas de seguridad entre niveles que acontecen, por ejemplo, entre la ambulancia, las urgencias y la planta en los hospitales, o también entre la atención farmacéutica hospitalaria y la posterior ambulatoria.

Paul Abramowitz

Voluntad de servicio al paciente

Como presidente de la ASHP, el doctor Paul Abramowitz, expresó que es voluntad de esta entidad focalizar el desarrollo y ejercicio profesional del farmacéutico hospitalario en una mayor atención al paciente, una competencia técnica progresiva y la formación especializada continua.

En ese último capítulo, Paul Abramowitz refirió ejemplos de las estadounidenses universidades de Iowa y de Austin, sobre una nueva formación para la especialidad, en busca de otras fórmulas de alianza con las instituciones académicas, para conectar las aulas con las empresas, como sentenció.

Mientras, en el debe de su país, Abramowitz citó las carencias aún existentes en formulación magistral y la falta de una mejor gestión de los opioides.

Luis Margusino-Framiñán

Con prestigio editorial

En nombre de la Revista de Farmacia Hospitalaria, editada cada dos meses por la SEFH, Luis Margusino-Framiñán relató sus esfuerzos y los de la doctora Ana Bermejo, junto a todo el Comité Editorial, para lograr el mayor impacto científico de los artículos publicados por los farmacéuticos hospitalarios españoles.

Todo ello en seguimiento de los 24 criterios de WOS, Core Collection Web Of Science, y el Journal Citation Reports Web Of Science, mediante la revisión permanente de 850 revistas sanitarias monitorizadas con total transparencia.

Esta es una entidad internacional radicada en Estados Unidos que puso la tarea a la revista de la SEFH de tener más lectores desde fuera de España, además de superar su actual tasa de impacto, fijada en el 0,5, por ser aún mejorable.

Esa fue la razón, entre muchas otras, para acudir a la cita de la ASHP en Las Vega, durante un Congreso en que Luis Margusino-Framiñán y sus colaboradores repasaron 8.720 pósters, de los que comentaron en la jornada algunos sobre antibioterapia, seguridad medicamentosa y otros temas.

Deja un comentario