Tecnología e Investigación Según investigadores del Centro Nacional de Microbiología

El análisis del transcriptoma permite nuevos hallazgos en la protección frente al VIH

— Madrid 3 Oct, 2019 - 1:48 pm

Un equipo de investigadores del Centro Nacional de Microbiología (CNM) del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha obtenidos nuevos avances en el estudio de los llamados controladores de élite o lentos progresores, un pequeño grupo de pacientes que muestra una especial protección frente al VIH, un trabajo publicado por la revista Scientific Reports, que está dirigido por el investigador José Alcamí y tiene como primer firmante al doctor Francisco Díez.

José Alcamí

La investigación complementa otros dos estudios publicados este año en las revistas PLoS One y Clinical Microbiology and Infection, también desarrollados por el grupo de José Alcamí, que describían marcadores genéticos asociados a los pacientes controladores de élite.

Los denominados controladores de élite o lentos progresores son un grupo de pacientes con un control especial del virus, que solo representan el 3 por ciento del total, y llevan años siendo una de las dianas de la comunidad investigadora, ya que pueden aportar datos importantes para el control de la enfermedad en ausencia de tratamiento.

En esta nueva investigación, se describen nuevos patrones de expresión genética gracias a un análisis transcriptómico. «Hemos medido la expresión de todos los genes codificados en el genoma humano y hemos comparado los perfiles de expresión de los pacientes que tienen esta protección contra el VIH con los perfiles obtenidos de pacientes VIH-positivos que muestran una evolución normal de la enfermedad», explica Francisco Díez, que tras investigar, ahora desarrolla su trabajo en en el Instituto de Investigación Biomédica August Pi i Sunyer del Hospital Clínic de Barcelona.

Alteración de mecanismos biológicos

La investigación del CNM concluye que en los individuos controladores de élite/lentos progresores se observa una alteración de diferentes mecanismos biológicos, como la homeostasis de calcio intracelular, y una expresión coordinada de varios factores celulares, cuya función es fundamental para que los genes del virus se expresen y puedan multiplicarse.

Entre estos factores celulares claves para el desarrollo de la enfermedad se encuentra la proteína p21, codificada por el gen CDKN1A y que aparece alterada en los pacientes lentos progresores. Este gen es un viejo conocido en la investigación en cáncer por su actividad como gen supresor de tumores y que, más recientemente, se está estudiando en el campo del VIH.

Deja un comentario