Derecho Sanitario

El abogado general del Tribunal de la UE se pronuncia sobre persona asegurada en otro Estado miembro

El abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea Nils Wahl ha presentado sus conclusiones sobre una petición de decisión prejudicial, que solicitó el Tribunal Supremo irlandés, relacionada con una larga estancia forzada de una persona asegurada en un Estado miembro distinto del Estado de residencia como consecuencia de una grave enfermedad.

Nils Wahl

Nils Wahl

En concreto, Wahl señala en sus conclusiones que “la estancia forzada de más de once años de una persona asegurada en un Estado miembro distinto del Estado de residencia como consecuencia de una grave enfermedad que se manifestó por primera vez cuando dicha persona estaba de vacaciones en ese Estado miembro, viéndose obligada efectivamente, a causa de su grave enfermedad y de la proximidad a cuidados médicos especializados, a permanecer físicamente en ese Estado miembro durante el mencionado período, no entraña por sí sola la consecuencia de que dicha persona no pueda ya ser considerada en situación de simple estancia en el Estado miembro de tratamiento”.

Asimismo, el abogado concluye que “Incumbe al órgano jurisdiccional remitente determinar el lugar de residencia de esa persona sobre la base de una apreciación global de todas las circunstancias pertinentes, incluida la cuestión de si esa persona sigue obligada por razones médicas a permanecer en el Estado miembro de tratamiento para recibir el tratamiento necesario”.

Como se señala en las conclusiones “Durante las vacaciones en otro Estado miembro, pueden surgir súbitamente problemas de salud. En tales casos, la coordinación de la seguridad social de la UE –establecida inicialmente por el Reglamento (CEE) nº 1408/71 y actualmente por el Reglamento (CE) nº 883/2004 – hace posible recibir tratamiento médico en el Estado miembro de estancia, cuyos costes serán reembolsados por el Estado miembro de residencia”.

Concretamente, el caso en cuestión se refiere a un hombre que, en un viaje de vacaciones con su pareja fuera de su hogar en Irlanda, enfermó en Alemania, donde recibe tratamiento, en una especie de “refugio médico”. No obstante, después de permanecer durante más de 11 años en Alemania, el Irish Health Service Executive (HSE) y el Gobierno irlandés sostienen que ya no es posible considerar que esta persona es residente en Irlanda. Por lo tanto, el HSE anunció que dejaría de cubrir los costes del tratamiento de esta persona, una decisión que dio lugar al procedimiento planteado ante el órgano jurisdiccional remitente del caso.

Si bien los pronunciamientos de los abogados generales no tienen carácter vinculante, sus opiniones son de vital importancia para las decisiones que adoptan los jueces, como sucedió recientemente, en el caso del céntimo sanitario, sobre lo cual este abogado se había pronunciado en el mismo sentido que decidió el Tribunal; en el presente caso sería respecto de la respuesta que dé el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al Tribunal Supremo irlandés.