Industria farmacéutica

Edoxabán, nuevo anticoagulante oral para la fibrilación auricular no valvular

— Sevilla 21 Mar, 2014 - 6:26 pm

En el marco de la reunión nacional de la Sección de Cardiología Clínica de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), que acoge en Sevilla a más de 600 expertos, se darán a conocer los resultados del estudio ENGAGE AF-TIMI 48, sobre edoxabán, un nuevo anticoagulante oral para el tratamiento de la fibrilación auricular no valvular.

El estudio ENGAGE AF-TIMI 48, en prevención del accidente cerebrovascular y del embolismo sistémico, siguió durante casi tres años a más de 21.000 pacientes con fibrilación auricular no valvular, que se define como aquella en la que el paciente no presenta una enfermedad valvular reumática, fundamentalmente estenosis mitral, ni una valvulopatía reparada y no es portador de prótesis valvular mecánica.

El trabajo analizó la eficacia y seguridad de edoxabán en dos dosis distintas (30mg/día y 60mg/día) frente al tratamiento convencional con warfarina. Los resultados muestran que edoxabán es al menos tan eficaz como warfarina en la reducción del riesgo de ictus y embolismo sistémico, con una tendencia a la superioridad de la dosis de 60 mg/día, que como warfarina reduce entre un 60% y un 70% el riesgo de padecer un ictus.

“Este nuevo anticoagulante ha demostrado una seguridad superior para ambas dosis frente a warfarina”, explica el Dr. Domingo Marzal, miembro de la SEC y jefe del Servicio de Cardiología del Complejo Hospitalario de Mérida. “Así, edoxabán reduce respecto a warfarina el riesgo de ictus hemorrágico (en un 46% para la dosis de 60mg/día y en un 67% para la de 30mg/día); de sangrado mayor (en un 20% en la dosis de 60mg/día y en un 53% en la dosis de 30mg/día); de hemorragias que ponen en peligro la vida del paciente (en un 60% en la dosis de 60mg/día y en un 68% en la dosis de 30mg/día); de hemorragia intracraneal (en un 53% en la dosis de 60mg/día y en un 70% en la dosis de 30mg/día); y la mortalidad cardiovascular (en un 14% en la dosis de 60mg/día y en un 15% en la dosis de 30mg/día)”.

Si se analiza el beneficio clínico neto, que suma tanto la reducción del riesgo de ictus y embolia junto con la reducción de sangrado mayor y de mortalidad por todas las causas, éste es superior con edoxabán frente a warfarina, siendo un 11% superior en la dosis de 60mg/día y un 17% en la de 30mg/día, aseguran.

 

Deja un comentario