Política y Sociedad alerta de un aumento de las denuncias a sanitarios y las sanciones

DS Legal señala que los médicos de Familia y del Trabajo son el blanco de las agresiones a sanitarios

— madrid 20 Jul, 2021 - 3:44 pm

Desde el despacho DS Legal Group, especializado en Derecho Sanitario, han alertado sobre la situación en la Atención Primaria, un nivel asistencial donde los médicos de Familia y del Trabajo son “el blanco de las agresiones a los profesionales de la salud”, entre otras razones porque “gestionar el seguimiento de la pandemia a nivel local ha convertido los centros de salud en puntos de alta tensión asistencial”.

Este bufete indica que la Atención Primaria, donde “falta personal y, sobre todo, recursos”, necesita “apoyo y revisión de la Administración”, y, dentro de este ámbito, “los profesionales son objeto de agresiones por parte de un ciudadano ‘quemado‘ tras casi año y medio de pandemia”.

En palabras de Fernando González, que es abogado de este despacho, “el médico de Familia y el de Urgencias son los primeros contactos especializados que tiene el paciente” y “este contacto se produce con carácter más o menos a la causa que le ha conducido al centro sanitario, lo que puede motivar que el paciente esté más o menos nervioso o asustado”, a lo cual se suma “la ausencia de recursos suficientes en este sector”.

Tal y como apuntan desde este bufete, no se trata solo de agresiones, “441 registradas en 2020”, sino de denuncias y reclamaciones contra los facultativos, “que se han incrementado en un 110 por cien desde 2010 hasta 2020”. “Han incrementado las denuncias contra los sanitarios y lo ha hecho también la cuantía de las sanciones disciplinarias a los médicos”, resaltan.

Responsabilidad civil por mala praxis

DS Legal explica que dichas sanciones van desde suspensión de empleo y sueldo hasta el despido y la inhabilitación. En este último punto, el funcionario puede perder, también, su condición de personal estatutario y, para llegar a tal extremo, “el profesional ha de verse inmerso en un proceso de responsabilidad civil por mala praxis, que responde a lesiones de larga duración, cuya cuantía, en función de las secuelas padecidas, puede ascender hasta varios millones de euros”, detalla.

Desde este despacho no descartan que la situación de presión en la Atención Primaria tenga relación con el escaso interés de los Médicos Internos Residentes (MIR) por las especialidades de Medicina de Familia y Medicina del Trabajo.