Preocupación en AMYTS por el caso de la médico residente BawaGarba

— 6 Feb, 2018 - 5:51 pm

GervasEn su página web, el sindicato médico de Madrid, AMYTS, ofrece una consideración sobre el conocido como caso #BawaGarba,  la residente ‘register’ suspendida definitivamente del ejercicio médico como consecuencia de su actuación en un servicio de urgencia hospitalaria en donde murió una persona y cuyos aspectos han sido ampliamente glosados en diversos medios, con especial referencia al publicado esta semana en Acta Sanitaria por nuestro colaborador Juan Gérvas. AMYTS destaca dos elementos que están revolucionando a la profesión médica británica e internacional: el hecho de que se vuelque la completa responsabilidad del fallecimiento del paciente al equipo que lo atendió (junto a la Dra. Bawa Garba también ha sido procesada y condenada la enfermera que participó en los cuidados de dicho paciente), cuando los factores de la organización eran claramente responsable de al menos gran parte del desenlace, y que se haya utilizado la documentación que la Dra. Bawa Garba ha aportado en sus procesos de evaluación, que obligatoriamente deben incluir reflexiones sobre los posibles fallos detectados en la propia actuación, con finalidad docente, para agravar la sanción profesional. En cualquier caso, añade el sindicato AMYTS,  lo que queda evidente en este asunto es la necesidad de considerar la responsabilidad de los factores organizativos en cualquier posible resultado que pueda derivarse de la atención sanitaria, como ya está suficientemente demostrado, y que consentir en insuficiencias graves de la organización, para garantizar la atención a los ciudadanos, puede desembocar en graves perjuicios para los profesionales que así actúen, a pesar de hacerlo para no abandonar esa atención. Y concluye el sindicato médico: “Hace falta, desde luego, acabar con este tipo de situaciones crónicas de insuficiencia de recursos, y dejar de cargar toda la responsabilidad sobre profesionales saturados y cansados que hacen lo posible para compensar condiciones adversas como las que se recogen en el caso Bawa-Garba”.

Deja un comentario