Enfermería quiere un profesional sanitario para el Ministerio de Sanidad

— 25 Ene, 2021 - 4:46 pm

Ante el cambio previsto al frente del Ministerio de Sanidad, desde el Consejo General de Enfermería se considera que, dadas las circunstancias, es deseable que el nuevo ministro tenga un perfil sanitario y que el cargo deje de ser una prebenda política. Desde el órgano representativo de la profesión enfermera se señala que, aunque el ministro Illa ha sido un hombre dialogante con el que han tenido una buena relación, la coordinación de la pandemia ha estado regida por intereses políticos y no por criterios profesionales. Y su presidente, Florentino Pérez Raya, manifiesta que piden “al futuro ministro o ministra que cuente con los profesionales sanitarios a la hora de trazar las estrategias. Porque somos nosotros los que estamos dejándonos la piel en la lucha contra la actual pandemia por COVID-19”. Asimismo, y dirigiéndose al presidente del Gobierno, le pide que “valore lo importante que es que la persona que ocupe el cargo tenga experiencia, conocimiento y formación sanitaria. En estos momentos, el sistema de salud está muy debilitado y han aparecido muchas áreas vulnerables. Por tanto, toca redefinir bien el Sistema Sanitario español y plantear una buena planificación de cara a resaltar los puntos fuertes que tiene y minimizar las áreas deficitarias. Sin duda, es deseable que el nuevo ministro tenga un perfil sanitario, lo necesitamos más que nunca”.

Florentino Pérez Raya

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    Primum non nocere.
    Da la impresión que algunos “se han caído de un guindo”, o que desconocen profundamente nuestra realidad asistencial sanitaria. O tal vez se vean desbordados por sus exquisitos modales. Que se esté humillando y ninguneando continuamente al colectivo que, se supone, representan, es lo de menos.
    Pues bien, en nuestra sanidad solo faltaría, para aniquilarla, un ministro médico. Si ya el nivel de medicalización que se da en la gestión y administración de la misma la hacen inviable e insoportable económicamente, esto sería la puntilla.
    Doy por sentado que dado el nivel de enviciamiento y degradación que, bajo mi modesto punto de vista, se da en las diversas estructuras asistenciales, una enfermera al frente de tal ministerio, no duraría ni un telediario.
    Por lo tanto, no comparto la idea de poner a un médico al frente del ministerio. Ya es lo suficiente gravoso y nefasto que en la práctica totalidad de los 17 mini-ministerios hayan colocado a un galeno, lo que garantiza que el paciente sea quien menos pinte, en sus respectivas áreas geográficas.
    Y por supuesto que en unas circunstancias normales, no debería consentirse que al frente del ministerio de sanidad (lo de minúsculas, es adrede) no haya un profesional sanitario. Pero lo dicho, actualmente, un médico empeoraría aún más nuestra maltrecha sanidad.
    ¡Primum non nocere!