Enfermería defiende las donaciones como la de Amancio Ortega

— 23 May, 2019 - 4:17 pm

Florentino Pérez Raya

Ante la polémica que ha suscitado la donación de 310 millones de euros de la Fundación Amancio Ortega para equipamiento tecnológico en la Sanidad Pública, el Consejo General de Enfermería considera que las donaciones privadas son beneficiosas y positivas siempre que no impliquen una reducción de los recursos públicos, sino que se sumen a estos para ofrecer mejor atención sanitaria a la población. La institución que representa a las 300.000 enfermeras y enfermeros españoles experimenta cierto asombro ante quienes critican la acción generosa del conocido empresario y de todos aquellos que, sin tener por qué hacerlo, contribuyen a la adquisición de equipamiento de diagnóstico y tratamiento de dolencias tan duras como el cáncer, así como la mejora de las instalaciones de centros sanitarios. Sin embargo, el que determinadas empresas o personas realicen una donación no debe suponer que se vea mermada la inversión pública en Sanidad ni mucho menos. De hecho, independientemente de que haya ingresos externos, las partidas para garantizar la calidad de nuestro sistema sanitario deben incrementarse sustancialmente ante los nuevos retos y necesidades de una población envejecida y aquejada de dolencias crónicas como la que tiene España. Pero la necesaria inversión en Sanidad no debe mezclarse de forma interesada con otros debates, como el de las donaciones, para lo que vendría bien una adecuada y moderna ley de mecenazgo. Lo que resulta absurdo es criticar de forma airada la donación realizada, en este caso, por Amancio Ortega. “Aunque en España el modelo de donaciones privadas no esté muy consolidado, estas acciones son positivas y resultan bienvenidas, ojalá hubiese más iniciativas por parte de las empresas y particulares con posibilidades económicas donando tecnología y recursos a la sanidad pública, esto beneficia claramente a toda la población”, asegura Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Deja un comentario