El conseller valenciano de Educación torpedea la contratación de enfermeras escolares

— 15 Sep, 2020 - 3:57 pm

El Consejo de Enfermería de la Comunidad Valenciana (CECOVA) ha vuelto a denunciar la actitud del conseller de Educación, Vicent Marzà, que, después de haberse manifestado en contra de la contratación de enfermeras escolares, está poniendo todas las trabas e impedimentos posibles para que enfermeras escolares contratadas por diferentes ayuntamientos para prestar sus servicios en centros de enseñanza puedan llevar a cabo su labor. Según CECOVA, está sucediendo en los municipios de Onda (Castellón) y Pedreguer (Alicante). En Onda la situación ha llegado a tal extremo que el propio Ayuntamiento ha difundido un comunicado en el que se denuncia que “las enfermeras escolares de Onda, que puso en marcha el Ayuntamiento de Onda durante el pasado curso, han sido expulsadas esta mañana de los centros educativos a los que prestan servicio por orden expresa de la Conselleria de Educación de la Generalitat Valenciana. Así, siguiendo las directrices del director territorial de Educación, Alfred Remolar, como se confirma en un mail, las directoras de los colegios e institutos han comunicado a las profesionales que no pueden acceder a los centros y que deben realizar su trabajo, llevando a cabo el programa de educación en salud y prevención, de puertas hacia afuera”. Desde el CECOVA se considera que esta actitud de Marzà, de no comer ni dejar comer en el sentido de no proporcionar enfermeras escolares y no permitir que estas desarrollen su labor, supone torpedear la importantísima función de estas profesionales en unos momentos tan delicados para la salud de la población como los actuales. Por otro lado, existe la intención de Educación de formar a docentes para actuar en la detección de contagios por covid-19.
Una situación que ha llevado al CECOVA y a los colegios de Enfermería de Alicante, Castellón y Valencia a estudiar la posibilidad de emprender acciones legales ante ello.

Vicent Marzá, conseller de Educación

1 Comentario

  1. Isidoro Jiménez Rodríguez says:

    El “maleducat” conseller de Educación.
    Como si de un caudillo o generalísimo se tratase, Vicent Marzá me recuerda formas y maneras de actuación que, un servidor, creía propias de otros tiempos pasados. Este tipo de personajes siempre se ha caracterizado por mostrarse muy débil con los fuertes, pero a la vez, muy fuerte con los débiles. Este es su merito, aparte de no mirar por el bien de la sociedad. Que en el presente caso podemos concretar en la comunidad escolar (alumnos y profesores).
    Negar la aportación de la enfermera escolar, no ya solo para atender problemas sanitarios agudos y crónicos en los centros, sino para mantener también el bienestar mental y social de la comunidad escolar y las familias de los escolares, resulta bastante insensato. Pero además, se trata de una figura que se encuentra ya bastante implantada y experimentada en otros países y en algunos centros educativos españoles. Por ello no merece la pena extenderse en otro tipo de argumentaciones, como la que recoge la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias en cuanto a funciones de la enfermera (“Dirección, evaluación y prestación de los cuidados de Enfermería orientados a la promoción, mantenimiento y recuperación de la salud, así como a la prevención de enfermedades y discapacidades”). Si además consideramos los actuales tiempos de emergencia sanitaria, la neciedad, permítanme utilizar esta palabra en desuso, de Marzá y colaboradores, es de matricula de honor, de un diez.
    Me pregunto por el número de chiquilicuatres que parasitan la esfera política, desoyendo las peticiones de los ciudadanos a los que deberían representar. ¿Acaso tiene conocimiento el señor Marzá de que la propia vicepresidenta del Cosell, Mónica Oltra, salió a la calle en 2011 para reclamar la presencia de la enfermera escolar en una escuela de la Comunidad Valenciana?.